CULOMOMENTO

‘Lágrimas del sol’, de Antoine Fuqua


El director de la tremenda ‘Día de entrenamiento’ dirigió pocos años después este espectáculo perfecto para Bruce Willis. Las críticas no fueron muy buenas, pero ‘Lágrimas del sol’ tiene momentos para enmarcar y seguro que con el paso del tiempo gana. No deja de ser una crítica a esa guerra continua que vive el continente africano y de la que se olvidan en el primer mundo, algo que años después volvió a ‘restregar’ Edward Zwick con su gran ‘Diamante de sangre’.
Para resaltar ese momento, en la mitad del filme, en una aldea y, sin duda, la huida final a la frontera con Camerún. Espectacular… y más con la música de Hans Zimmer, su amigo Steve Jablonsky y la voz de Lisa Gerrard.