Líderes en La Rioja Alta

120.692 visitas en Marzo. Certificado por OJD.

Estás leyendo: CULOCRÍTICAS
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

CULOCRÍTICAS

CULOCRÍTICAS 1

Un bollito pone la carretera al rojo vivo

Michael Bay, director de títulos tan adrenalíticos como ‘Transformers’ y ‘Armageddon’, ya produjo en 2002 el ‘remake’ de la cinta de culto ‘La matanza de Texas’ de Tobe Hooper . Ahora, de la mano de su productora Platinum Dunes llega a las pantallas una revisión de ‘Carretera al infierno’, protagonizada por Rutger Hauer en1986.

Tras su mítico Roy Batty de ‘Blade Runner’, el actor holandés se metió en la piel de un asesino autoestopista sin pasado llamado John Ryder. Sean Bean, al que pudimos ver en títulos como ‘Juego de patriotas’ y ‘La comunidad del anillo’ se encarga, más de veinte años después, de hacer olvidar a Hauer.

Eric Red, que ya escribió el guión del título original, participa en el nuevo y tampoco es que se devane mucho los sesos. La historia se repite casi secuencia tras secuencia. Una pareja que viaja en coche por Nuevo México se ve salpicada por los salvajes asesinatos que va cometiendo un tétrico autoestopista en su sangrienta travesía.

Eso sí, hay dos cambios fundamentales. “Había que retocar la historia original. Han transcurrido veinte años y nadie se para a recoger a un desconocido que hace autoestop. En nuestro libreto, Ryder debía convencerles”, explica el productor Brad Fuller.

La otra novedad con respecto al filme de 1986 es que el relato tenga a dos protagonistas en lugar de uno, “dos jóvenes enamorados con los que el espectador simpatiza emocionalmente”. De ellos destaca la actriz Sophia Bush que, haciendo honor a su apellido, le hará sudar tinta china.

Pero si algo de verdad funciona en la historia original y en ésta es el personaje de John Ryder. El no saber de dónde proviene y los motivos que le llevan a cometer semejantes tropelías, le confiere un suspense adicional a la cinta, comparable –salvando las distancias- a aquel que consiguió Spielberg con su mítico ‘Tiburón’ que apenas se dejaba ver. Aterrorizar sin mostrarlo todo.

Sean Bean, sin recurrir a una imitación de Rutger Hauer, crea su propia versión de John Ryder
De la dirección de este innecesario ‘remake’ se encarga el debutante Dave Meyers, antiguo director de ‘videoclips’ y de ‘spots’ de marcas como Apple iPod y Adidas. Muy acorde con el estilo de ‘tresmilplanosposegundo’ Bay: montaje trepidante, ritmo de sonajero y fotografía resultona.

También te puede interesar...

Comentarios

Comentarios