Javi Pérez dice adiós a media vida en el Haro Deportivo

El jarrero ha aceptado "una oferta irrechazable" para incorporarse a la estructura del Deportivo Alavés como entrenador de porteros. Se despide tras 14 años en el club
El portero Javi Pérez en Las Gaunas en un partido frente a la Sociedad Deportiva Logroñés.

Javi Pérez es historia viva de la última época del Haro Deportivo, y tras 14 años y 11 playoffs disputados, ha decidido decir adiós. Lo hace porque se le ha presentado “una oferta irrechazable” y sin saber tampoco si el Haro le iba a ofrecer la renovación. El pasado viernes ya se lo comunicó al club y hoy lo ha hecho oficial. A partir de la temporada que viene, Javi Pérez pasará a formar parte de la familia del Deportivo Alavés, ligado como entrenador de porteros a las categorías inferiores y al equipo de Tercera División. “Ha sido todo un poco por sorpresa, pero esto significa que me podré dedicar a lo que me gusta profesionalmente y no he podido decir que no”, reconoce.

El jarrero se despide con una espinita clavada: el no haber podido conseguir el ansiado ascenso a la Segunda División B. “Tantas temporadas sin alcanzar ese sueño también pesan. Lo he dado todo por este club y eso me da pena, pero también necesitaba salir un poco de aquí. Quizás estaba acomodado, estancado y salir de mi casa también me va a venir bien”, confiesa Pérez, que en este adiós tiene también un recuerdo especial para su padre. “Cuando estaba en Alavés juvenil él se sacrificaba por mí, dejaba de trabajar y me llevaba a entrenar. Allí descubrí que valía para esto”.

Noja, punto de inflexión en su carrera

Pérez recibió la alternativa en el Haro Deportivo en la temporada 2004-2005, aquella histórica campaña en Segunda B en la que la directiva presidida por Jaime Hueda confió en el joven portero jarrero. “Apostaron por mí y les estoy muy agradecido”, afirma Pérez, que también se acuerda de entrenadores como los hermanos Roberto y David Ochoa, los que verdaderamente le picaron “el gusanillo por querer entrenar”. “Con todos mis técnicos he aprendido mucho y con todos he estado bien, pero quizás Roberto y David consiguieron sacar lo mejor de mí”, reconoce Pérez.

Un emocionado Javi Pérez celebra el pase en Noja a la gran final por el ascenso | Antonio Corral

Rara sería la temporada en la que el ya exportero del Haro no fue cuestionado, pero siempre acabó jugando. “No soy extremadamente bueno en todo, tengo mis limitaciones como portero, pero creo que gracias a mi trabajo, al final los entrenadores terminaban confiando en mí”.

Como segundón fue clave por ejemplo en Noja. Paró tres penaltis y metió al Haro por primera vez en una final por el ascenso directo a la Segunda División B. En aquel partido jugado en Yecla salió desde el banquillo para suplir al lesionado Borja Pascual y volvió a encarar otra tanda de penaltis histórica. No pudo ser, pero Yecla sigue siendo uno de los momentos que Javi Pérez recuerda con más cariño. “Al final los mejores momentos y los peores van muy unidos en la historia del Haro con el que he jugado 10 fases de ascenso consecutivas”, reconoce el ya exportero del Haro Deportivo.

Once del Haro Deportivo en el partido de vuelta con el Pozuelo en el playoff de 2016.

11 fases de ascenso a sus espaldas

A partir de aquella temporada histórica que culminó con la finalísima de Yecla, llegaron los mejores momentos de Javi Pérez. Otras tantas fases de ascenso disputadas, la ‘machada’ de Castellón incluida, otro de los momentazos, y muchos, muchos recuerdos, casi todos unidos al playoff, al que volvió esta temporada el Haro. “Cualquiera de esos momentos es histórico y de buen recuerdo para mí. El pueblo siempre se ha volcado con nosotros, nos ha dado su cariño y le encanta siempre viajar con nosotros”, explica.

El ya exportero del Haro considera que en su caso ésta no ha sido una temporada como las anteriores. “Ha sido rara porque no he tenido continuidad al no poder entrenar todos los días”, reconoce Pérez, que entiende también que la temporada del equipo ha sido “bastante buena”. “La situación del club era especial: directiva nueva, nuevo entrenador y nuevos jugadores. En ese sentido creo que ha sido un éxito poder haber entrado otra vez en playoff, pero considero que quizás era muy difícil, sino imposible, estar al nivel de equipos como Calahorra o SD Logroñés”, afirma.