Líderes en La Rioja Alta

118.448 visitas en Noviembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: El Rayo apaga la ilusión del Haro en la Copa
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El Rayo apaga la ilusión del Haro en la Copa

El Rayo, más efectivo, se fue al descanso con un 0-2. Acortó el Haro en el segundo tiempo, pero un error defensivo sentenció la eliminatoria
Haro Deportivo vs Rayo Copa
Jugadores del Haro agradecen el apoyo de la afición al término del partido | Foto: Donézar Fotógrafos

El Haro Deportivo dice adiós a la ilusión de la Copa del Rey tras caer eliminado (1-3) a manos de un Rayo Vallecano que exhibió su mayor efectividad de cara a gol en el césped artificial de El Mazo. Porque a los puntos, seguramente, los jugadores de Aitor Calle fueron mejores, pero enfrente estuvo un equipo que no desaprovechó las pocas ocasiones que tuvo.

Los blanquinegros salieron más entonados al choque, y a los dos minutos Mikel Bueno ya puso a prueba a Morro con un cabezazo a bocajarro que repelió el portero visitante. Pero cuando mejor estaba el Haro sobre el césped, el Rayo aprovechó un balón filtrado para adelantarse en el marcador y al filo del descanso, Qasmi, autor del primero, anotó el 0-2.

Eliminación con honor

Tras el descanso, el Haro Deportivo puso en problemas a la zaga del Rayo, y en el arranque, los blanquinegros se acercaron con cierto peligro a la portería defendida por Morro. Iru, que salía desde el banquillo, acortó distancias con un golazo tras una jugada ensayada en el saque de una falta, pero el Rayo sentenció el choque aprovechando un error defensivo de los locales.

El Rayo apaga la ilusión del Haro en la Copa 1
Peciña conduce un balón ante un rival | Foto: Donézar Fotógrafos

En definitiva, el Haro Deportivo cae con honor ante el Rayo Vallecano en una clara demostración de que, aunque hayas sido bueno, los Reyes Magos pueden traerte injustamente carbón. Pero que no engañe a nadie el resultado. Pese a la eliminación copera, el equipo riojano escribió una página más en la historia de un club que Aitor Calle se ha empeñado en agrandar. Esta tarde con párrafos que hacen referencia a una exhibición de lucha, valentía y pundonor ante un histórico como el conjunto de la capital.

Ciertamente, el día de la Epifanía ya había dejado un regalo en Haro. Una ronda más en esa competición que te aleja del tedio y el deber rutinario que supone la liga, y crea un clima de ilusión y entusiasmo en las localidades donde los grandes quedan emparejados con lo imprevisible.
El Rayo Vallecano, pese a competir actualmente en Segunda división, no se merece otra calificación que no sea ésa, la de histórico. Y con el municipal de El Mazo engalanado para enmarcar este premio añadido llegaban los madrileños para poner a prueba la mejoría de los blanquinegros.

Buen arranque del Haro

Uno podía pensar que, dadas las dimensiones del rival, los locales saldrían atemorizados y expectantes, a la espera de lo que el partido pudiese deparar bajo la tutela de los rayistas, claros favoritos al triunfo. Pero ese no es el estilo de un Aitor Calle que, un día más, sorprendió a propios y extraños con un planteamiento atrevido con el que buscó tomar las riendas del partido.

Dicho y hecho. Los primeros minutos del encuentro dejaron claro a la escuadra visitante que eliminar a los riojanos no iba a ser tarea fácil. Y si Mikel Bueno está en estado de gracia, el Haro siempre tiene oportunidades, sea cual sea el rival con el que se tope.

Probó suerte por alto y hasta desde medio campo, pero Morro y unos escasos centímetros le negaron el gol que tanto buscó. No obstante, cuando te enfrentas a equipos de esta categoría, cualquier destello enciende un partido. Lo dejó patente Joni con un brillante pase filtrado entre los centrales que encontró el desmarque de Qasmi, decidido a definir con sutileza ante Fermín Sobrón, pasado el ecuador del primer tiempo.

Sobre la bocina de ese mismo espacio temporal, el marroquí repetiría movimiento tras un nuevo pase al hueco de Jonathan Montiel en esta ocasión. Y obtenía el mismo resultado. El marcador mostraba, al descanso, un 0-2 que no hacía justicia a lo visto en el primer acto.

Ventaja al descanso del Rayo

La segunda mitad asistió, probablemente, al mejor Haro de toda la temporada. Lejos de ser una losa, el marcador desinhibió a los riojalteños que mostraron sus mejores bazas y encerraron a un Rayo incapaz de contestar al dominio de los locales.

El monopolio blanquinegro era indudable y sus rivales se limitaban únicamente de achicar agua y resistir las continuas acometidas de los blanquinegros. Juego directo y balones en largo a la cabeza de Mikel Bueno otorgaban, por anticipación y claridad de ideas, segundas jugadas que ponían en peligro a la zaga franjirroja siempre que el esférico se adentraba en el área.

Pero donde no llega la constancia llega la brillantez, esta vez del lado riojano. Jon Iru se encargó de mandar a la escuadra, allá en el segundo palo, el balón tras el saque en corto de una falta lateral en el primer balón que tocaba, después de entrar al terreno de juego por Iván Garrido.

Distancias acortadas y un Haro en fase despegue por la inercia del gol lanzaban la moneda el aire. Podía caer en favor de cualquiera, pero la suerte se decantó por los madrileños. Advíncula aprovechó la defensa adelantada de unos locales lanzados a por el empate, ganó la espalda a Javi Duro y aprovechó una salida en falso de Sobrón para dejar en bandeja el gol a Andrés Martín a veinte del final.

El Rayo apaga la ilusión del Haro en la Copa 2
Iru celebró el gol saliendo del banquillo | Foto: Donézar Fotógrafos

Todo el esfuerzo y el gran segundo tiempo de los riojalteños quedaron lapidados con este tanto. El encuentro comenzó a morir lentamente, sin margen para la recuperación, Bueno se retiró a vestuarios y sin el ariete alavés el Haro, en despliegue ofensivo, es un poco menos Haro.

Hasta ahí el regalo de los Reyes Magos. Los jarreros caían eliminados en la Copa del Rey. Pero, lejos de dejar un mal sabor de boca entre la parroquia de El Mazo, su afición aplaudió con orgullo a un equipo que en muchas fases del partido había superado a los de Andoni Iraola que, en líneas generales, fue mejor porque tuvo mayor acierto.

Sus majestades dejaban, en fin, carbón en la capital riojalteña pero mientras duró, el premio de medirse al Rayo en competición oficial supo a gloria.

Dinámica positiva, a pesar del resultado

A fin de cuentas, más allá de la derrota y la consecuente eliminación, el Haro vino a confirmarse en dinámica positiva y a consolidar la gran progresión advertida en el equipo tras un turbulento inicio de temporada en el que los resultados no premiaron el buen hacer de los jarreros en numerosos encuentros.

El cambio de formación y la solidez defensiva entierran aquellos errores puntuales que en tantas ocasiones han condenado a los jarreros, mostrando a un conjunto al alza que, tras la euforia copera, retomará el próximo domingo el campeonato liguero con un nuevo derbi riojano frente a la Sociedad Deportiva Logroñés. Ahí es donde el Haro Deportivo deberá mostrar su mejoría y tratar de escalar posiciones que le permitan huir de la promoción de descenso, quién sabe si en busca de miras más altas.

Galería de imágenes | Donézar Fotógrafos

Ficha técnica

  • Haro Deportivo: Sobrón, Morgado (Barcina 82′), Echaide (82′ Martín Gómez), Duro, Peciña, Josua, Borja García, Gaizka, Garrido (Iru 64′), Bueno (Manjón 74′) y Joseba (Butzke 65′).
  • Rayo Vallecano: Morro, Iván Martos, Mario Suárez, Santi, Bebé (Velázquez 59′), Andrés (Echarri 82′), Qasmi (Antoñín 73′), Advíncula, Joni Montiel (Trejo 82′), Saveljich (Isi 59′) y Martín.
  • Goles: 0-1. Qasmi 26′. 0-2 Qasmi 45′. 1-2. Iru 65′. 1-3. Andrés Martín
  • El colegiado Dámaso Arcediano Monestillo (Comité Castellano-manchego) no mostró tarjetas. Unos 700 espectadores en El Mazo.

También te puede interesar...

Comentarios

Comentarios