El Haro recibe a un renovado Barakaldo

Los blanquinegros reciben este domingo en El Mazo (17:00 horas) a un conjunto fabril que quiere salir de los puestos de peligro
Jugadores del Haro celebran un gol en El Mazo | Foto: Donézar Fotógrafos

El interés de los duelos que afronta el Haro Deportivo parece aumentar, a medida que se va consumiendo el calendario de liga, porque cada vez queda menos margen para alcanzar el reto que persigue la entidad jarrera y, en las últimas semanas, porque se mide a equipos que sabe directos rivales en la consecución de ese objetivo. Uno de ellos es el Barakaldo CF que se ha reforzado en el mercado de invierno y que lucha por no meterse en problemas en el final de temporada.

Si importantes eran los cruces con Unionistas, Guijuelo, Izarra y Leioa, más lo es ante el Barakaldo de este domingo en El Mazo (17:00 horas) con el que trata de abrir una brecha que consolide su posición y le aleje de un equipo que, como el resto de los encuadrados en la zona más baja de la clasificación, parecen decididos a otorgar a la temporada más interés e incertidumbre, haciendo más caro de lo que ya parece la permanencia en el grupo de Segunda División B.

El Haro recibirá a un Barakaldo muy reforzado

Así lo advierte Aitor Calle dejando claro que el Barakaldo es “un Barakaldo nuevo”, reconstruido con las siete incorporaciones que renovaron la plantilla del equipo vizcaíno en el mercado de invierno y enterraron la sensación de crisis que se respiró en el club a lo largo de la primera vuelta.

Se trata por ello, en su opinión, de “toda una declaración de intenciones porque, quienes no conocen a un club histórico como éste, tal vez pensaban que con el problema de la deuda que arrastraban y los malos resultados que estaban consiguiendo, podían dejarse llevar por las circunstancias. Pero el mercado de invierno ha demostrado todo lo contrario”. Muy al contrario, queda claro que se trata de “un club con una gran trayectoria que está muy vivo que ha sido capaz de realizar un desembolso muy grande en Navidades”.

Alejado de la dinámica de otros ejercicios, en los que ha luchado por “retos más nobles” y obligado a plantearse la permanencia como objetivo prioritario, el entrenador del Haro está convencido de que la entidad vizcaína está decidido a lograrlo y no repara en gastos.

“Han realizado una gran inversión en la adquisición de jugadores que le han dado mucha más pegada”. En resumen, el rival con el que se topará este domingo el equipo blanquinegro en el municipal jarrero es mucho más peligroso aún que el de la primer vuelta porque “se ha reforzado mucho y muy bien”.

El Haro recibe a un renovado Barakaldo 1
Foto: Donézar Fotógrafos

Partido muy distinto al de la primera vuelta

Lo demuestra a las claras el resumen de las últimas jornadas. Habían sufrido seis derrotas consecutivas, que les metieron en el fondo de la tabla, y desde el inicio del nuevo año ha invertido la tendencia sumando siete de los nueve puntos que se pusieron en juego en las tres últimas citas del calendario. “Sin perder y ante equipos del nivel de tres filiales, el Valladolid B, el Sanse en Zubieta Sanse y el Alavés B, ante el cual estuvieron a punto de ganar incluso el domingo pasado”.

“Es mucho más potente que en la primera vuelta pero nuestro objetivo sigue siendo lograr la victoria, a pesar de todo ello”. De la ida queda el recuerdo de un encuentro igualado que se decidió en dos jugadas a balón parado, mal gestionadas por el equipo riojalteño, pero sin más porque el de esta tarde será un duelo “totalmente diferente porque cada vez queda menos y todos tenemos necesidad de lograr el máximo número de puntos posible cuanto antes”.

Más en el caso de un Haro que aspira a mantener la imagen de los encuentros que viene jugando en el municipal de El Mazo, conscientes de que, “de las doce finales que quedan para el final de la temporada, siete las vamos a disputar en casa y lo que queremos es ser fuertes en nuestro campo y dejar escapar de aquí muy pocos puntos”. Lo dice Calle entendiendo que si su equipo logra ese propósito estará “mucho más cerca de la permanencia”.

Imponer el factor campo y el apoyo de la grada (el club ha otorgado a sus socios la posibilidad de llevar a dos personas más por 5 euros cada una para animar el aforo) es el camino más directo.

El técnico del Haro sigue recuperando, por lo demás, efectivos, después de varias semanas en las que las ‘paperas’ y las lesiones le situaron bajo mínimos. Ante el Barakaldo son bajas seguras Esteve y Mario Urrecho, que sigue recuperándose de sus molestias en la rodilla, sin encontrarse aún al cien por cien, y Joseba García es duda por una gastroenteritis que ha mermado sus condiciones físicas, sin que sea segura su ausencia.

Comentarios