Un festín de cocina “sin hostias” en La Vieja Bodega

Andoni Luis Aduriz recibió en Casalarreina el galardón de 'Amigo de La Rioja Gastronómica' en un acto que sirvió para que una docena de figuras del mundo de la cocina elaborararán la suculenta experiencia 'Sabores de Rioja'

La experienca gastronómica ‘Sabores de Rioja’ puso ayer el broche ideal al reconocimiento de Andoni Luis Aduriz como ‘Amigo de La Rioja Gastronómica’ en el restaurante La Vieja Bodega de Casalarreina.

El chef del Mugaritz, acompañado por la ‘amiga’ de 2018, Elena Arzak, el ’embajador’ Francis Paniego, el consejero Íñigo Nagore y por el maestro de ceremonias, José Ribagorda, dio las gracias y aprovechó sus “dos minutos de gloria” para hacer una oda a la amistad y asegurar que iba a querer a La Rioja “tal como es” y pidió lo mismo para él: “Que me quiera tal y como soy”, o lo que es al final la verdadera amistad.

Un menú realizado por 12 figuras del mundo de la cocina

Tras esto, un centenar de invitados, entre distintas personalidades, críticos gastronómicos y periodistas, pudieron disfrutar de la experiencia ‘Sabores de Rioja’, un menú basado en los principales rasgos que identifican la cultura culinaria riojana. Cocina tradicional con toques modernos, o como también lo definió el chef Ignacio Echapresto, recordando el gran papel de las madres en la gastronomía que él valora: “Cocina sin hostias”.

Después de catar un vermú de Bodegas Martínez Lacuesta, los invitados dieron cuenta de un auténtico festín que tuvo hasta Queso Camerano, Chorizo Riojano y chuletillas al sarmiento con la firma del maestro asador Domiciano Arias.

En concreto el menú consistió en ‘Romanesco con Aceite de La Rioja’, elaborado por Andoni Luis Aduriz (Mugaritz); ‘Croqueta de Queso Camerano’, de Francis Paniego (Echaurren); ‘Menestra riojana’, de Lorenzo Cañas (La Merced); ‘Champi al estilo Laurel’, de Carolina Sánchez e Iñaki Murua (Íkaro); ‘Cremoso de Coliflor de Calahorra y alcachofa frita’, de Ventura Martínez y Sergio Royo (Chef Nino); ‘Crema de patatas a la riojana con crujiente y ravioli de Chorizo Riojano’, de Diego Martínez (Tierra de Finca los Arandinos); ‘Caparrón de Anguiano’, de Juan Carlos Esteban (La Venta de Goyo); ‘Bacalao a la riojana’, de Ramón Piñeiro (La Cocina de Ramón); ‘Alegría riojana rellena’, de Pedro Masip (Casa Masip); ‘Morros de Ternoja sobre sofrito tradicional riojano’, de Ignacio Echapresto (La Venta de Moncalvillo), y ‘Pera de Rincón de Soto en almíbar de zurracapote de Rioja’, de Juan Ángel Rodrigálvarez.

Todo ello acompañado también de pan sobado de La Rioja con Denominación de Origen Rioja suministrado por la panadería pastelería El Horno de Fede de Castañares de Rioja.

El acto, que contó con la presencia de una gran pantalla que sirvió a los invitados para observar el trabajo de los cocineros en plan ‘reality’, finalizó con las palabras de agradecimiento del jefe de La Vieja Bodega, Ángel Pérez Aguilar. El restaurante recibirá el próximo 28 de marzo uno de los Premios Capital al “esfuerzo, la excelencia y la innovación de los actores del sector agroalimentario y la gastronomía”.

Los premios también servirán de homenaje a la cocinera Marisa Sánchez ya que se le concederá un premio honorífico por toda una vida dedicada a la cocina y por ser un ejemplo de trabajo y de constancia para las nuevas generaciones de profesionales. Sin duda, otra figura representativa de esa cocina “sin hostias” a la que Echapresto quiso ayer poner en valor.

Galería de imágenes | Andoni Luis Aduriz, ‘Amigo de La Rioja Gastronómica’