Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Los daños de los animales ponen “al límite” a los agricultores de la comarca de Haro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los daños de los animales ponen “al límite” a los agricultores de la comarca de Haro

El Estado de Alarma, con las personas confinadas en sus hogares, ha provocado que la fauna silvestre invada aún más las explotaciones agrarias de La Rioja Alta

En aquella época fue el crecimiento de las colonias de corzos y jabalíes lo que alertó a los agricultores de la comarca de Haro, y del conjunto de La Rioja, al comprobar los daños que provocaban en sus cultivos, sobre todo cuando los frutos brotan. Sin haber llegado a establecer un modelo que garantice el equilibrio en el ecosistema de la zona, ahora es la retirada de los vecinos a sus domicilios lo que está animando a los animales a acercarse, incluso, a las poblaciones al no advertir la presencia del hombre. Sintiéndose de esta manera más cómodos, los animales se mueven a sus anchas por las explotaciones agrarias.

Roberto Salinas es miembro de la mesa permanente de UAGR y viticultor con base en la localidad de Briñas explica la enorme preocupación que se respira entre los profesionales del campo en el entorno de la ciudad de Haro, epicentro de una comarca que encuentra en la agricultura una de sus principales fuentes de riqueza.

Acciones descontroladas de la fauna silvestre

“Venimos sufriendo desde hace tiempo, muchos años ya, las acciones descontroladas de la fauna silvestre. Sobre todo de corzos y conejos, señala y centra su valoración en los daños que están sufriendo los viñedos de la zona. Eso sí, no olvida que en otro tipo de cultivos también se sufre la acción del jabalí, que rehúye las cepas.

Salinas considera así que son “verdaderas plagas” que los agricultures están dispuestos a aceptar en su “justa medida” y con matices, al aceptar la convivencia del ser humano con los animales salvajes que pueblan el entorno natural donde se encuentran sus plantaciones. Por ello entiende que “tendría que haber un equilibrio, estableciéndose un número máximo de ejemplares con hectáreas. Pero llevamos varios años en los que no lo hay”. Y la incidencia de los animales comienza a situar a los agricultores “al límite”, y más ahora en esta situación excepcional por el Estado de Alarma.

Convivencia del ser humano con los animales

“Yo no soy cazador. Pero reconozco que se hace necesario salir a hacer batidas para aclararlos un poco”, defiende Salinas mientras recorre su viña y comprueba con gesto contrariado y resignado al mismo tiempo, que los corzos se han dado un buen festín a costa de los brotes que empiezan a asomar en los brazos de sus cepas. “Espero que impere la lógica en este asunto. Los corzos ya están haciendo daño a la viña”. Pero peor es lo que pueden llegar a hacer, incluso, los conejos. “Se comen hasta las cortezas de los árboles y los secan”, señala. Otras localidades como San San Asensio o Briones conocen también bien la dañina intervención de estos animales. “Allí tienen verdaderos problemas con los conejos”, destaca.

En Briñas, y en los términos municipales situados en la margen izquierda del Ebro, los conejos actúan en esa zona por que el río “hace de barrera natural y los frena”.

Desde UAGR refrendan que con la llegada de la primavera y el momento de brotación, llega “la constatación por toda La Rioja de que los daños por fauna están siendo devastadores, sin que prácticamente ningún cultivo se libre”. Se suman a los ya habituales y denunciados campaña tras campaña en cereales, oleaginosas, viñedos y hortalizas, otros igualmente preocupantes que están comenzando a sufrir árboles con varios años de edad como olivos, frutales y almendros. “La voracidad de los animales que los atacan sin control está provocando que se sequen”, señalan

Los sindicatos consideran “insuficientes” las medidas del Gobierno

Los sindicatos agrarios ARAG-ASAJA, UPA y UAGR consideran “insuficientes y anecdóticas” las medidas excepcionales aprobadas por el Gobierno para controlar los daños que viene provocando la fauna silvestre en las plantaciones riojanas, y advierten que serán “ineficaces frente al problema del conejo”.

En su opinión, la Consejería de Sostenibilidad “atiende algunas de las peticiones que el sector estaba realizando ante los numerosos daños que los agricultores venían denunciado y que se habían intensificado en los cultivos de forma considerable estas tres semanas de prohibición de toda práctica cinegética”. Y califican por ello de “positivo” ese primer paso al aceptar que “supone pasar de cero a la acción por parte de la Administración”. Pero también entienden que las medidas “no atienden las últimas propuestas de las organizaciones para poder cazar durante el estado de alarma, ya que limita su actividad sólo a los agentes de la autoridad y agentes auxiliares de caza”, sobre todo en lo relativo a la caza mayor.

“Esta decisión supone que ni agricultores ni cazadores puedan realizar acciones de control de conejo, corzo, jabalí y lobo en los municipios riojanos”, una medida aprobada ya “en al menos otras seis comunidades, dando participación al sector en la fase previa a la redacción de la norma”.

“Agentes de la autoridad, guardas rurales y vigilantes de los cotos no van a poder solventar el enorme problema de fauna silvestre que existe”, entienden. De ahí que pidan “que sean los socios de los cotos quienes puedan desarrollar el urgente control poblacional, guardando siempre las medidas de salud en los desplazamientos y la actividad de caza”.

También te puede interesar...

Comentarios

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario estar registrado en Haro Digital. Esto es así porque damos valor a los debates sanos, transparentes, y sin censura y queremos evitar ataques personales o comentarios de mal gusto que se escudan en el anonimato.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios