Laura Rivado, alcaldesa de Haro.

Ésta es la entrevista que recientemente hizo la jarrera Marina Arnáez Enciso a la alcaldesa de Haro, Laura Rivado. Se trata de un trabajo para la asignatura Géneros Informativos de la carrera de Periodismo que cursa en la Universidad del País Vasco (UPV). Hay que recordar que Rivado fue la única representante municipal que aprobó en el ‘Harómetro’, la encuesta que HARO DIGITAL puso en marcha el pasado mes de enero.


Laura Rivado (Barakaldo, 1981) es doctora en Ciencias Químicas y alcaldesa por parte del PSOE en Haro, una ciudad que cuenta con 13.000 habitantes y de la que se siente orgullosa de pertenecer. Está empadronada en esta localidad desde hace cuatro años, cuando llegó procedente de Santo Domingo de la Calzada. Rivado ya ha hecho historia en la ciudad jarrera, ya que por primera vez en toda su historia política comparte alcaldía con el Partido Riojano y con Ganemos Haro, con ella al mando de este tripartito. Pero también con una filosofía clara: “otra forma de gobernar es posible”. Rivado defiende que “ya es hora de un cambio en este Ayuntamiento y de proporcionar nuevas ideas”.

La alcaldesa estudió en La Universidad de la Rioja, donde ha ejercido como investigadora, integrante del Grupo de Fotoquímica en el que consiguió sintetizar los primeros interruptores moleculares activados por luz solar, y fue responsable de calidad medio ambiental de la empresa OSGA con plaza en la capital riojana, según información de EL CORREO.

Estudió Ciencias Químicas en la Universidad de la Rioja ¿Cómo se pasa de estudiar esa carrera a convertirse en la alcaldesa de Haro?

Estudié Ciencias en la Universidad, me doctoré y siempre he tenido trabajos relacionados con la gestión de la calidad y un poco con la gestión de la empresa. Me metí en política movida por la inquietud de querer mejorar cosas dentro de mi ciudad, dentro de Haro. Tenía un compañero en el último trabajo en el que estuve que también se presentaba en una candidatura del partido socialista, en el Ayuntamiento de Logroño y entonces él me animó, me empujó a esa inquietud y manifestarla en una candidatura. Y acepté; no tenía nada que perder.

Tras iniciarse en la alcaldía prometió una serie de cosas. ¿Cree que las ha cumplido?

Estamos todavía en mitad de la candidatura y a mí sí que me gustaría cumplir al 100% el programa electoral, pero la verdad es que cuando entras en el Ayuntamiento te das cuenta de que las cosas son muy difíciles y es muy complicado contentar a todo el mundo. Ése es el matiz más complejo que tiene el ser alcaldesa. Creo muy firmemente en nuestro programa electoral; además estamos gobernando en Haro con un Gobierno en coalición, somos tres grupos políticos, pero lo que siempre nos ha motivado es que pensamos que nuestro programa electoral tenía muchas cosas en común. Así que todas esas cosas sí que intentaremos llevarlas a cabo al 100%.

Ha pasado ya casi la mitad de la candidatura. ¿Piensa que los jarreros han notado esos cambios que dicen que han hecho?

Creo que sí, creo que la gente está viendo que ahora a la hora de gobernar o la hora de hacer las cosas hay un mayor consenso y un mayor diálogo, no solamente con los ciudadanos sino también en el propio Ayuntamiento, es decir, las mayorías absolutas han terminado, tanto en el Gobierno de España, como en el Gobierno Autonómico o como en los ayuntamientos. Hay poquísimos ayuntamientos donde se gobierna con mayoría absoluta y ahora es el momento de que haya un diálogo. Tanto con tus compañeros de gobierno, como con la oposición así como con los jarreros . Entonces creo que eso es algo que los vecinos están notando.

Javier Redondo, Laura Rivado y Leopoldo García.

“Hay que pactarlo todo”

Es la primera vez que en Haro se da un gobierno compuesto por el PSOE, Ganemos Haro y PR ¿Considera que es difícil tomar decisiones siendo un tripartito?

Es difícil, pero es lo que se necesita. Cuando en 2015 fueron las elecciones municipales, ningún equipo hubiera podido gobernar en solitario debido a que o tenían que haber llegado a un pacto de investidura, como por ejemplo, sucede en Santo Domingo donde gobierna el Partido Socialista, pero para todo deben de negociar con Izquierda Unida (aunque no forme parte del equipo de Gobierno), o bien un pacto de gobierno como tenemos nosotros.  Nosotros apostamos por el pacto de Gobierno porque creo que simplemente un pacto de investidura no ayuda a gobernar y no hace una legislatura fácil ya que aquí sí estamos gobernando tres partidos, pero cada uno tiene sus responsabilidades y cada uno tiene sus deberes.

¿Es difícil?

Sí, pero es más gratificante. Es decir, cuando hacemos una cosa, no la hacemos porque a uno de repente se le ocurre si no que hay que pactarlo todo. Esto provoca que, por el lado malo, tengamos que ir más despacio, pero por el lado bueno, vamos más seguros.

“Lo mismo que nosotros somos nuevos gobernando, ellos son nuevos haciendo oposición”

¿Cree que la oposición os está criticando mucho?

La oposición está jugando un papel que es el de opositar, el de criticar, que es lo que tiene que hacer, pero creo que aparte de controlar al equipo de Gobierno, también me gustaría que la oposición hiciera una crítica más constructiva: “Vosotros no haríais esto, pero no os quedéis ahí, ¿qué haríais?” Así es cómo me gustaría que fuera.  Sé que el Partido Popular ha gobernado aquí durante muchísimos años. Lo mismo que nosotros somos nuevos gobernando, ellos son nuevos haciendo oposición. Sí que es verdad que en algunos temas, nos han hecho críticas que hemos podido asumir y las hemos podido incluir dentro de nuestro programa, y hay otras veces que lamentablemente se han quedado en el no y no han dado una opción b.

Son pocas mujeres en el mundo de la política, aunque cada vez va aumentando el número. ¿Le fue difícil introducirte en un mundo que antes estaba considerado ‘de hombres’?

No porque sí que es verdad que hay muchísima diferencia en la empresa privada entre hombres y mujeres, sobretodo cuando ya pasas a ocupar puestos que conllevan una cierta responsabilidad. A mí por lo menos, sí que me ha tocado el ver como a compañeros que estaban a la misma par, en la misma categoría que yo e igual ocupando diferentes departamentos, yo igual por ser mujer tenía que demostrarlo de distinta manera.  Pero en el ámbito público, eso está muy mal visto, entonces afortunadamente yo creo que estamos bastante a la par, tanto un hombre como una mujer y aquí yo creo que las críticas que yo pueda recibir, no tienen nada que ver con que sea mujer, sino con algo que es inevitable que es que soy nueva en política. Muchas veces meteré la pata, pero también entiendo que la habrán metido otros en sus primeros años de legislatura.

Usted es joven, mujer y madre ¿En algún momento ha sentido que se le ha cerrado alguna puerta en la sociedad?

Sí, como antes he comentado, cuando en el ámbito privado he ocupado puestos que como he dicho siempre han sido relacionados con la gestión de la calidad o la gestión de la empresa, eran puestos que conllevan cierta responsabilidad, y a mi lo dicho, me ha tocado ver como en una misma empresa ocupando, pues el mismo puesto que es el de jefe de un determinado departamento, yo era jefa de ese departamento, otro compañero era jefe de otro departamento y los salarios eran diferentes, las responsabilidades eran diferentes, lo que tenías que demostrar día a día, era diferente y eso estaba muy relacionado con el hecho de ser mujer, es decir, a mi ir a hacer una entrevista de trabajo y que me preguntarán la edad, y si tenía pareja, creo que no es algo que se deba de preguntar en una entrevista.

Uno de los principales problemas contra los que se intenta luchar en la sociedad es la violencia de género. ¿Desde el Ayuntamiento, cómo se les podría ayudar a estas mujeres maltratadas?

El Ayuntamiento tiene el departamento de Servicios Sociales, pero también tenemos los juzgados. La violencia de género es un tema que compete al Gobierno de la Rioja, pero los ayuntamientos no podemos hacer oídos sordos. Recientemente tuvimos una entrevista con el Consejero de Servicios Sociales, porque nos gustaría que de alguna manera Haro firmará el convenio contra la violencia de género. Para que pudiéramos estar más preparados a la hora de atender esas denuncias. Sí que es verdad, que en Haro hay un número de denuncias que no es alarmante, pero yo creo que a una que haya, ya nos tenemos que movilizar.

¿Qué consejo le daría esta Laura Rivado de ahora a la Laura Rivado que comenzó hace dos años en la política?

Todo pasa. Me he llevado muchos malos ratos, muchos disgustos y sí que es verdad que trabajas mucho y te comes mucho la cabeza porque intentas que las cosas salgan de la mejor forma posible y agradando al mayor número de gente ya que al final es para lo que estamos aquí. Aunque hay que saber relativizar, es decir, hay que darle la importancia a lo que realmente tiene importancia, hay que trabajar y no perderse en las pequeñas cosas del camino. Todo tiene su lugar, pero todo pasa y lo que realmente queda son las grandes cosas. Tienes que marcarte unos objetivos muy claros porque si no lo haces, ni a nivel personal ni familiar ni laboral, no los consigues y, sobre todo, luchar por alcanzarlos.

Texto de Marina Arnáez Enciso, estudiante de Periodismo en la Universidad del País Vasco (UPV).

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 2 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)