Nuevo silo en Ojacastro para “reforzar el operativo de vialidad invernal”

Fomento completa la red de puntos del servicio de vialidad invernal con un silo en la localidad de la comarca de Ezcaray que permitirá atender "con mayor celeridad" las incidencias en la zona
Foto: Gobierno de La Rioja

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha visitado en Ojacastro el nuevo silo que se ha construido para el almacenamiento de fundentes (sales) que dé servicio a la zona de la sierra de la Demanda con el fin de “reforzar el operativo de vialidad invernal y las labores que se llevan a cabo durante esta época del año para garantizar la seguridad vial y la circulación en la red autonómica de carreteras”.

En la visita ha tomado parte, además, el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora; y el alcalde de Ojacastro, Elías Vitores.

Completar el mapa de puntos de servicio

Carlos Cuevas ha destacado que “con la puesta en marcha de estas nuevas instalaciones completamos el mapa de puntos de servicio del operativo de vialidad invernal, lo que nos va a aportar mayor celeridad y seguridad a la hora de atender las incidencias que se produzcan en la zona”. “Una zona –tal y como ha recordado el consejero- donde se registran frecuentes nevadas y heladas por su situación geográfica, por lo que estamos seguros de que la estratégica ubicación de este nuevo silo contribuirá notablemente a la resolución de las incidencias que puedan plantearse”.

Esta circunstancia va a suponer una “importante mejora en el servicio y el mantenimiento en buen estado de las carreteras de la zona”, que incluye también el acceso a la estación de esquí de Valdezcaray, uno de los principales recursos turísticos de La Rioja en la temporada de invierno.

De esta forma, el nuevo silo de Ojacastro se suma a las instalaciones ya existentes en Anguiano, Calahorra, Enciso, Logroño, Manzanares de Rioja, Torrecilla en Cameros y Villarroya. De hecho, hasta la fecha los equipos que atendían las incidencias por nieve y hielo en los viales de la zona de la sierra de La Demanda debían desplazarse al silo de Manzanares de Rioja para cargar material.

Reducción de 22 kilómetros

Gracias a las nuevas instalaciones se ha logrado reducir de 38 a 16 kilómetros la distancia entre el silo y el puerto de La Pradilla, el punto más alejado y de mayor altura en esta zona (1.237 m), así como el tiempo de reacción y actuación.

El nuevo silo se ha acondicionado en el km 12+120 de la LR-111, que discurre junto al curso del río Oja, debido a las condiciones favorables de visibilidad para la construcción de un acceso con las características adecuadas de seguridad vial para la incorporación y la maniobrabilidad de los vehículos quitanieves.

El proyecto ha incluido, entre otras actuaciones, la explanación tanto de la zona en la que se ubica el silo como del acceso y de las playas de maniobrabilidad; la cimentación; la instalación del depósito; y la construcción de un acceso desde la carretera. La capacidad del nuevo silo es de 60 toneladas de fundentes. Cabe reseñar que cada campaña de vialidad invernal se esparce una media de 1.200 toneladas de sal en las carreteras autonómicas.

Los trabajos han contado con un presupuesto de 51.826 euros y un plazo de ejecución de dos meses y han sido ejecutados por la empresa Riojana de Asfaltos.