Líderes en La Rioja Alta

132.813 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La Rioja destina 34,4 millones de euros al Plan de Reactivación Económica frente al coronavirus
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Rioja destina 34,4 millones de euros al Plan de Reactivación Económica frente al coronavirus

El plan se dirige a todas las empresas y autónomos de La Rioja e incluye líneas de liquidez, reincorporación segura a los centros de trabajo y reactivación de negocios, con medidas específicas para comercio y turismo
José Ignacio Castresana, consejero del Gobierno riojano | Foto: Gobierno de La Rioja

El consejero de Desarrollo Autonómico, José Ignacio Castresana, y el gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), Fernando San José, han presentado este miércoles el Plan de Reactivación Económica del Gobierno de La Rioja, cuyo objetivo es aportar la mayor inyección de liquidez posible en la economía riojana en el momento oportuno y, en consecuencia, ayudar a las empresas y a los autónomos a retomar la actividad de la forma más efectiva posible tras la situación provocada por el COVID-19.

Para ello el Gobierno regional ha movilizado una convocatoria con un presupuesto de 34,4 millones de euros, que se ejecutarán al completo durante 2020. “Necesitamos inyectar una dosis de adrenalina en el corazón de la economía riojana para que todos los sectores puedan incorporarse a la actividad económica lo más rápidamente posible, de forma acompasada a las fases de la desescalada”, ha apuntado José Ignacio Castresana.

El consejero ha destacado que el Plan de Reactivación se dirige a todas las empresas y trabajadores autónomos de La Rioja y tiene carácter retroactivo en todas sus líneas, por lo que se podrán subvencionar inversiones realizadas desde el 2 de abril. Además, ha incidido en que no sustituye, sino que complementa el Plan Estratégico de Subvenciones ordinario de la agencia, dotado este año con 31 millones de euros y que se presentará próximamente.

“Hablamos, por lo tanto, de que durante el año 2020 la dotación total del Plan Estratégico de Subvenciones va a ser de 65,1 millones de euros, lo que supone el mayor presupuesto que haya habido nunca en la ADER”, ha apuntado.

Tres ejes de actuación

El Plan se estructura en tres ejes fundamentales: liquidez, reincorporación segura a los centros de trabajo y reactivación de negocios. “En el primer eje, el objetivo es que las empresas logren pasar esta fase de bajos ingresos y puedan hacer frente a sus costes fijos, para que ninguna empresa competitiva y viable se vea obligada a cerrar por problemas de liquidez”, ha explicado Castresana. Dotado con 5,1 millones de euros, este eje incluye dos líneas, la primera de las cuales ya está disponible desde el 27 de marzo, y ofrece asistencia técnica para acceder a ayudas tanto regionales como nacionales.

Más de 1.000 empresas y autónomos han solicitado ya estas ayudas, que conllevan una subvención estimada de 1 millón de euros. Además, este programa se va a completar con una línea de financiación de último recurso para aquellas empresas que no puedan acceder a los fondos ICO nacionales. “Hemos previsto un fondo con 2 millones de euros para empresas y un millón de euros específicamente dirigido a trabajadores autónomos, gestionado a través de Iberaval”, ha indicado Castresana.

El eje de reincorporación segura a los centros de trabajo, dotado con 6 millones de euros, tiene como objetivo promover entornos de trabajo seguros, con condiciones y medidas de prevención de riesgos adecuadas, para garantizar la seguridad de todos los trabajadores y para que, una vez que se retome la actividad económica, no se vuelva a interrumpir.
“Vamos a ayudar a que todas las empresas, centros de trabajo y autónomos revisen su plan de prevención e incorporen el COVID-19 como un riesgo adicional, mediante servicios de asesoría externa o mediante trabajo interno”, ha resumido el consejero.

La Rioja destina 34,4 millones de euros al Plan de Reactivación Económica frente al coronavirus 1
Foto: Gobierno de La Rioja

En este eje también se subvencionarán las inversiones concretas, es decir, los activos de desinfección e higiene que ese protocolo de prevención establezca, ya sean mamparas, equipos de limpieza o de control de accesos.

El tercer eje, el de la reactivación de negocios, dotado con 23,3 millones de euros, se centra en el replanteamiento estratégico que deberán hacer muchas empresas y autónomos de su modelo de negocio, y el reacondicionamiento que esto implicará para adecuar los centros de trabajo a la nueva situación. “Queremos actuar de manera transversal en todos los sectores”, ha señalado Castresana. “Algunos de ellos, como el comercio, se han visto profundamente afectados, y otros van a tardar más en incorporarse a la normalidad económica, como el turismo, por eso ambos tienen una consideración especial en el Plan”.

Dentro de este eje se subvencionará la inversión en la elaboración de planes de reorganización estratégica y adaptación de productos, procesos y organización (1,3 millones de euros), tanto mediante asesoría externa como a través de trabajo interno, las acciones de reposicionamiento internacional y la búsqueda de nuevos clientes (1 millón de euros), y también la adquisición de activos para la reactivación y la conectividad necesarios para adaptarse a la nueva realidad tras el COVID-19 (13 millones de euros).

“En este punto, queremos hacer especial énfasis en que todas las empresas consigan conectividad de banda ancha, para lo que presentamos hace apenas dos meses un Plan de Digitalización para conseguir cobertura en el cien por cien del territorio”, ha apuntado el consejero. “Creemos que es oportuno acelerar este plan y vamos a impulsarlo mediante estas subvenciones”.

Comercio y turismo

En cuanto a las medidas destinadas específicamente al sector comercio (dotadas con 3 millones de euros), se mantiene el esquema de planificación y actuación. Se ofrecerá asistencia técnica para reposicionamiento, que será prestada directamente por la ADER, y la modernización de los negocios, a través de activos fijos, innovación en la gestión empresarial e implantación tecnológica.

La línea para el sector turístico, cuya reactivación dependerá de la recuperación de la movilidad, está dotada con 5 millones de euros. “Creemos que es especialmente necesario realizar una reflexión profunda sobre cómo va a ser el negocio o qué tipo de actividades se van a realizar para que la actividad turística sea competitiva, en un escenario donde todas las regiones españolas van a buscar al mismo tipo de clientes a la vez”, ha indicado el consejero. “Vamos a apoyar para que los negocios turísticos encuentren ventajas comparativas que les permitan atraer clientes, tanto en la fase de desescalada como en la de normalidad”.

Se subvencionará, por tanto, la elaboración de un plan de relanzamiento, y también el rediseño de los servicios, productos y experiencias turísticas, ya sea con la adaptación de espacios e infraestructuras o mediante el prototipado de nuevos métodos y procesos de prestación del servicio. “Este plan de actuación para el reimpulso del turismo no sustituye al plan de promoción que se acometerá desde la Dirección General de Turismo, que incluirá estudios propios, formación, campañas específicas de reposicionamiento y convenios”, ha concluido Castresana.

Comentarios