Líderes en La Rioja Alta

145.881 visitas en Agosto. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Viña Pomal Garnacha Blanca 2019 es el nuevo vino singular de Bilbaínas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Viña Pomal Garnacha Blanca 2019 es el nuevo vino singular de Bilbaínas

Se une a su colección de monovarietales Vinos Singulares, todos fruto de microvinificaciones de parcelas únicas

Bodegas Bilbaínas (DOCa Rioja) lanza Viña Pomal Garnacha Blanca, un blanco 100% garnacha blanca que se une a la colección Vinos Singulares de Viña Pomal. Como todos los vinos de la colección, se trata de un monovarietal y nace de una parcela única y singular.

En este caso, de una microzona de la finca de Viña Pomal situada en las proximidades del Barrio de la Estación de Haro, un proyecto sostenible en el que se trabajan los conceptos de vegetación espontánea (reduce la erosión, oxigena el suelo, aporta nutrientes, etcétera), viñedo en secano y mantenimiento de colonias de aves rapaces. Tras una delicada elaboración, el resultado es un vino blanco amable y refrescante con aromas florales y cítricos propios de la garnacha blanca, una variedad de uva autóctona de Rioja.

Los Vinos Singulares de Viña Pomal son vinos de edición limitada (1200 botellas) fruto de años de esfuerzo del equipo de la centenaria bodega riojana por plasmar la singularidad de cada uva y cada terruño. Son el resultado de microvinificaciones de parcelas únicas y de probar nuevas variedades y nuevas microzonas, y reflejan la inquietud de Bodegas Bilbaínas por explorar diferentes formas de elaborar sus vinos. La colección nació en 2012 con dos tintos (un garnacha y un graciano) y se amplió en 2016 con dos blancos, un tempranillo reserva y uno de una variedad casi extinguida en la zona, la maturana blanca.

Publicidad
Banner Zamalloa

Viña Pomal Garnacha Blanca

Es fruto de una añada excelente, con una cosecha más moderada, con racimos menos compactos y uvas de menor tamaño, elementos clave para garantizar la máxima calidad. Las extraordinarias condiciones meteorologías durante la vendimia, y a lo largo del mes de octubre, convirtieron esta añada en algo excepcional, que permitió obtener vinos equilibrados con gran intensidad aromática y muy buena extracción de color.

Se trata de un vino amarillo pajizo pálido brillante, con reflejos verdes, de rápida expresión aromática a flores blancas, manzana y albaricoque. Largo en boca y con recuerdos de frutos secos como almendras y avellanas. Vibrante, fresca, mineral. Viña Pomal Garnacha Blanca marida a la perfección con pasta, pescado blanco, marisco, arroces y quesos tiernos.

Publicidad

Viña Pomal

Viña Pomal encarna la mejor tradición vitivinícola de la Rioja Alta. Cien años de historia elaborando vinos de gran calidad y consolidado prestigio, se suman a la inmejorable situación de un viñedo único en propiedad en el municipio de Haro. Desde su primera aparición, en 1908, los vinos de Viña Pomal han sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder de vista sus características originales, convirtiéndoles en dignos merecedores de su reconocimiento y prestigio internacional. Así, Viña Pomal es uno de los vinos más excepcionales y con más tradición del país, que se ha mantenido fiel al estilo clásico del auténtico Rioja desde sus orígenes.

Bodegas Bilbaínas

Bodegas Bilbaínas, una de las diez bodegas más antiguas de La Rioja, fue fundada en 1901 en el mítico Barrio de la Estación de Haro (Rioja Alta). Pionera desde principios del siglo XX, es la mayor propietaria de viñedos del municipio de Haro. Un total de 250 hectáreas que se encuentran ni más ni menos que rodeando la bodega, emulando así los prestigiosos chateaux franceses.

Y es que sus orígenes se remontan al año 1859, cuando productores franceses se instalan en este municipio riojano, para elaborar y exportar vino tinto a Francia. Cuatro décadas después, el empresario bilbaíno Santiago Ugarte se hace con la misma. La primera cosecha de Viña Pomal, marca insignia de la bodega, data de 1904, siendo el punto de partida del nacimiento de un clásico.

Precisamente Viña Pomal debe su nombre al viñedo en el que se origina. Un viñedo que es un fiel reflejo del terruño de Haro. Bodegas Bilbaínas fue pionera 100 años atrás en entender la enología y la viticultura como se entiende a día de hoy, dando protagonismo a los viñedos, al terroir y a la uva. Zaco, Vicuana, Paceta, Cuervo y Cores, nombres propios de parcelas que hoy, más que nunca, son auténticas protagonistas.

Bodegas Bilbaínas se define como una bodega de estilo clásico, de reservas y gran reservas, a la vez que sorprende con vinos de finca como Viña Pomal Alto de la Caseta, la mejor expresión del tempranillo, o innovaciones como su colección de monovarietales riojanos que recibe el nombre de Viña Pomal Vinos Singulares (Maturana Blanca, Tempranillo blanco, Graciano y Garnacha).

Bilbaínas cuenta también con excepcionales vinos como La Vicalanda, una de sus referencias más importantes que nació a principios de los años 90, y con un estrecho vínculo con el vino espumoso a raíz de sus orígenes con marcas como Royal Carlton y Lumen. Y es que con motivo de la Primera Guerra Mundial esta bodega elaboró espumosos para grandes casas de Champagne, dotándola de gran conocimiento y de la máxima experiencia.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario estar registrado en Haro Digital. Esto es así porque damos valor a los debates sanos, transparentes, y sin censura y queremos evitar ataques personales o comentarios de mal gusto que se escudan en el anonimato.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios