AVIRA considera que la concesión de nuevas plantaciones es “desproporcionada”

Desde la asociación consideran que teniendo en cuenta que los costes de cultivo "se han mantenido estables o han subido, esto significa que la renta neta percibida por los viticultores es inferior a la mitad de la del ejercicio anterior"

La Asociación para la Vitivinicultura de la Rioja Alta (AVIRA), a través de un comunicado, quiere mostrar su posicionamiento ante la concesión de nuevas plantaciones y el ‘stock’ cualitativo.

Ante la posibilidad de que se concedan nuevas plantaciones de viñedo para el ejercicio 2020 y además en “una cantidad totalmente desproporcionada” para esta Denominación, AVIRA, quiere expresar lo siguiente:

Merma de ingresos brutos de los agricultures

Para la asociación “no es razonable” ante una situación de bajada de ventas que ha repercutido “claramente en la renta de los agricultores, ya que aunque la cosecha ha sido “muy corta” el precio ha bajado por término medio un 20 %, “que se proponga plantar más”.

“Hay que tener en cuenta que la caída del 20 % del precio, sumado a un 25 % menos de rendimiento del ejercicio anterior, ha llevado a una merma de los ingresos brutos de los agricultores del 45 %”, indican desde AVIRA.

Desde la asociación consideran que teniendo en cuenta que los costes de cultivo “se han mantenido estables o han subido, esto significa que la renta neta percibida por los viticultores es inferior a la mitad de la del ejercicio anterior“. “¿Qué es lo que se pretende, llevar a la agricultura riojana a niveles de miseria?”, se preguntan desde AVIRA. “La grandeza de esta Denominación, ha sido que todo el mundo ha salido beneficiado, esto no puede cambiar”, destacan.

“En relación al mal llamado stock cualitativo, queremos expresar que una vez más el tiempo nos ha dado la razón. Si se hubiese utilizado esta herramienta correctamente, la merma de ingresos de los agricultores hubiera sido menor. El uso de este ‘stock’ debe de ser para corregir problemas coyunturales de la cosecha, no una excusa para elaborar y vender vino de mesa, que tarde ó temprano acaba haciendo competencia al vino de Rioja”, explica AVIRA a través del mismo comunicado.

Por ello consideran que “el stock se debe de mantener, dado que ya se ha demostrado su utilidad, pero cuando no se use para lo que está pensado, el vino debe de ir a destilación”.

Desde AVIRA indican, además, se debiera estudiar que “si la norma europea establece que las nuevas plantaciones de viñedo deben de ser reguladas por el sector productor, ¿cómo es posible que esta norma tan clara cuando se traspone al Derecho Español, pasan a ser las Interprofesionales las que regulan las nuevas plantaciones y en el caso de la Interprofesional del vino de Rioja, la decisión final acaba en manos del sector comercializador?”, se preguntan.

Comentarios