Líderes en La Rioja Alta
135.334 visitas en Junio. Certificado por OJD
Estás leyendo: Nuevo sistema de telemonitorización para mejorar el seguimiento de los pacientes con problemas respiratorios crónicos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Nuevo sistema de telemonitorización para mejorar el seguimiento de los pacientes con problemas respiratorios crónicos

Una centena de pacientes del Hospital San Pedro se benefician de este sistema indicado especialmente para enfermos con dificultad de movilidad
Foto: Gobierno de La Rioja

La consejera de Salud, María Martín, y el director del Área de Salud, José Miguel Acítores, han mantenido esta mañana una reunión con el jefe de Neumología del Hospital San Pedro, Carlos Ruiz, y con profesionales de su servicio, para conocer los resultados del sistema de telemonitorización, iniciado a finales de 2018, para pacientes respiratorios crónicos susceptibles de ventilación mecánica domiciliaria y de terapia de presión positiva continua en la vía aérea (conocido por CPAP por su siglas en inglés), y del que ya se han beneficiado una centena de pacientes.

Según ha explicado Martín, “este sistema por control remoto, indicado especialmente para enfermos con dificultad de movilidad, permite mejorar la adherencia del paciente a su tratamiento, reducir los riesgos y los fracasos derivados de la ventilación, a la vez que posibilita un ajuste adecuado y a distancia del tratamiento sin el desplazamiento del paciente. Por tanto, con su implantación se está mejorando de manera sustancial la calidad de vida de estos pacientes”.

Se evitan ingresos hospitalarios, infecciones y complicaciones

“Gracias a la telemonitorización del enfermo respiratorio crónico se evitan, por un lado, ingresos hospitalarios y con ello posibles infecciones y, por otro, complicaciones y agudizaciones, lo que facilita intervenciones precoces”, ha añadido la titular de Salud.

Por su parte, el jefe de Neumología ha indicado que “los pacientes que más se beneficiarían de este tipo de terapia son los enfermos crónicos con varias patologías y problemas de movilidad y/o riesgo de exacerbación, como puede ser un paciente con EPOC avanzado o un enfermo neuromuscular”.

Información del paciente en tiempo real

Ruiz ha resaltado que los nuevos equipos disponen “de un modem que, mediante una tarjeta 3G o wifi, permite enviar la información asistencial del paciente en tiempo real y de forma remota. De este modo, el médico puede controlar al paciente desde cualquier ordenador y obtener todos los datos necesarios para el control y seguimiento del tratamiento”.

“De esta manera pueden valorarse los parámetros de la ventilación como las curvas de flujos; las presiones; las fugas; si el paciente ha presentado asincronías o descoordinación paciente-ventilador; las horas de uso; la adherencia o si se han corregido los eventos con los parámetros establecidos en la ventilación, entre otras mediciones”, ha explicado el jefe de servicio.

Ruiz también ha destacado también que “si se observa algún problema o se necesita hacer algún ajuste en los parámetros establecidos de ventilación, se puede realizar también desde el hospital bajo control remoto, sin necesidad de que el paciente tenga que acudir a una consulta médica”.

“De este modo es más fácil adaptar la ventilación a la progresión de la enfermedad respiratoria, y conocer que ha ocurrido todos los días de terapia, a diferencia del modo tradicional en el que se visitaba al paciente cada 2 o 3 meses, sin poder conocer lo que pasa en esos meses de entre consulta”, ha finalizado el jefe de Neumología.

Ventilación mecánica y CPAC

La ventilación mecánica no invasiva en domicilio es un tratamiento que se prescribe para pacientes que padecen enfermedades respiratorias crónicas como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), problemas de la caja torácica (escoliosis, toraplastias…), síndrome de hipoventilación-obesidad y patologías neuromusculares.

Por su parte, el Síndrome de Apnea-Hipoapnea del Sueño (SAHS) es otra de las patologías que ya se telemonitorizan en su mayoría, para valorar el cumplimiento del tratamiento con CPAP en el domicilio, de tal manera que se puede conocer exactamente las horas de cumplimiento del paciente con uso efectivo, y conocer quién está cumpliendo el tratamiento. Además se puede ajustar la presión óptima del CPAP, al comprobar que se corrigen los eventos obstructivos progresivamente según los datos que nos ofrece la telemonitorización.