Líderes en La Rioja Alta
138.658 visitas en Mayo. Certificado por OJD
Estás leyendo: La implantación del ‘Código Sepsis’ consigue reducir la mortalidad asociada a esta patología
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La implantación del ‘Código Sepsis’ consigue reducir la mortalidad asociada a esta patología

Este protocolo da una respuesta temprana y eficaz a una afección cuya incidencia en España es de entre 100 y 150 casos por 100.000 habitantes/año

La consejera de Salud, María Martín, ha mantenido un encuentro de trabajo con los profesionales del servicio de Urgencias del Hospital San Pedro que han elaborado un protocolo para la atención de pacientes con sepsis, siguiendo recomendaciones internacionales, y cuya implantación ha permitido mejorar el pronóstico de estos pacientes en el centro hospitalario.

La sepsis es una disfunción grave del organismo, con riesgo elevado de muerte para el paciente, que se produce por una respuesta anómala de nuestro cuerpo frente a una infección. “Es por esto” ha indicado Martín, “que debemos ofrecer a nuestros pacientes una respuesta temprana, eficaz y multidisciplinar a esta afección”.

Implantado en 2017

En concreto, el denominado ‘Código Sepsis’, que se implantó en las Urgencias del Hospital San Pedro en 2017, establece una secuencia coordinada de actuaciones que los profesionales ponen en marcha ante una sospecha de sepsis, y que se puede iniciar en la misma consulta de triaje o en cualquier momento de la atención.

Su incidencia en España se estima en torno a 100-150 casos por 100.000 habitantes y año. El grado más grave de sepsis (shock séptico), cuya mortalidad supera el 40%, aparece en 31 casos por 100.000 habitantes y año.

Para el diagnóstico de la sepsis, se recurre a parámetros clínicos analíticos que sugieren una inflamación o disfunción orgánica, ya que no es posible medir directamente el estado de respuesta alterada del paciente frente a una infección. En concreto, el Código Sepsis desarrollado en el Hospital San Pedro se activa según una escala (Quick SOFA) que mide tres parámetros clínicos: frecuencia respiratoria, tensión arterial y alteración aguda del estado mental.

A partir de aquí, a todos los pacientes con sospecha de infección (fiebre, escalofríos, toma de antibióticos, alta hospitalaria hace menos de 15 días, personas con inmunosupresión) que llegan a Urgencias y tienen dos o tres puntos de esta escala, se les atiende precozmente ante el riesgo de padecer sepsis.

Las medidas a realizar siguen una secuencia de actuaciones lógicas basada en prioridades clínicas.

  • Antes de 1 hora: se realiza la entrevista clínica, toma de constantes, revisión de sus antecedentes y examen médico; obtención de muestras de sangre y orina para cultivos, niveles de lactato y procalcitonina y otros parámetros para determinar el funcionamiento de sus órganos vitales; administración de suero salino rápido, administración inmediata de antibióticos intravenosos según el foco séptico más probable.
  • Antes de 3 horas: se realiza la obtención de análisis de control para ver su evolución; inicio de la administración de vasopresores.
  • Antes de 6 horas: se deben controlar los focos infecciosos (mediante antibiótico, inserción de catéteres, drenajes o intervención quirúrgica si procede, etc).

Estudio en 75 pacientes del Hospital San Pedro

Los profesionales de Urgencias llevaron a cabo un estudio de implantación del Código Sepsis, entre abril de 2016 y junio de 2017, para lo que analizaron a 75 personas atendidas por sepsis en tres periodos diferenciados. Las infecciones causantes de la sepsis fueron, con mayor frecuencia, las urinarias (35%) y las neumonías (35%). Por sexos las sepsis se distribuyeron en un 64% de varones y en un 36% en mujeres.

En los pacientes de la cohorte en la que se aplicó el Código sepsis la mortalidad global fue del 21%, que alcanzó el 38,5% en los pacientes con shock séptico. Entre los pacientes más graves, con shock, la mortalidad fue del 33% cuando el tratamiento antibiótico se administró durante la primera hora pero llegó al 77,8% cuando se administró después de una hora.

La estancia media de los pacientes del Código sepsis fue de 11 días (frente a 18,2 días de los atendidos el año anterior). Además, cuando el antibiótico se administró durante la primera hora, la estancia hospitalaria fue de 6,5 días, frente a la media- y a la del año anterior- de 18,2 días.

Los datos preliminares obtenidos avalan plenamente este método para el abordaje de una enfermedad en la que el diagnóstico precoz es vital para la supervivencia del paciente.