Más de 2.000 personas reciben actualmente la Renta de Ciudadanía en La Rioja

Según una encuesta realizada el pasado año, el 69% de los encuestados afirma que su situación económica ha mejorado respecto hace un año
Foto: Gobierno de La Rioja

El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, ha presidido hoy la reunión de la Comisión de Seguimiento de la Renta de Ciudadanía, integrada por la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz; la directora general de Empleo, Cristina Salinas; personal técnico del Gobierno de La Rioja, representantes de UGT, CCOO, Federación Riojana de Municipios, FER, Colegio Oficial de Trabajo Social y del Consejo Sectorial de Exclusión Social.

Escobar ha informado de que “actualmente hay 2.325 perceptores de Renta de Ciudadanía, con cuantías que oscilan entre los 430,27 euros y los 672,30 euros mensuales”, ya que las cantidades varían en función del número de miembros de la unidad de convivencia. Asimismo ha detallado que se han denegado un total de 564 peticiones.

Más de 2.000 proyectos individualizados de inserción

El titular de Políticas Sociales ha recordado que con el objetivo de “ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos se puso en marcha un punto de información específico donde se ha atendido personalmente a 7.862 personas en relación con este tema”.

Además, el consejero ha remarcado que se han impulsado, para los beneficiarios de esta renta, 2.142 proyectos individualizados de inserción. De ellos 1.426 son de tipo laboral y 716 de ámbito social. En este sentido, ha recordado que la Renta de Ciudadanía incluía el derecho y la obligación del beneficiario de participar en un proyecto individualizado de inserción, con el objetivo de convertirse en “una ventana al empleo para estas personas vulnerables, algo que han conseguido 180 personas”.

Asimismo Escobar ha remarcado que “en este trabajo individualizado estamos haciendo hincapié en la formación porque en muchos de los casos, los usuarios necesitan volver a recuperar hábitos o habilidades sociales”.

Un trabajo que es posible, ha remarcado Escobar, “por la colaboración entre los técnicos de las áreas de servicios sociales y de empleo y que quiero agradecer”.

Encuesta 2018

En esta reunión de la Comisión de Seguimiento de la Renta de Ciudadanía, Conrado Escobar ha informado de los resultados de una encuesta realizada el pasado año desde el Servicio de Prestaciones Sociales a los perceptores de esta ayuda.

Concretamente se ha entrevistado a un total de 148 perceptores de la Renta de Ciudadanía y entre los datos más relevantes destaca que el 62,70% de los encuestados cree que su situación económica es mejor que tres meses antes de recibir la Renta de Ciudadanía y este porcentaje crece hasta el 69,11% si nos remontamos hace un año.

Estos beneficiarios han valorado con una media de 9,2 puntos la atención recibida (9,5 puntos la atención recibida en la Consejería y 8,95 puntos la atención recibida en el municipio). Además, la satisfacción con el importe de la prestación ha recibido una puntuación de 8,3 puntos. En cuanto al proyecto de inserción social, los encuestados han valorado con una media de 8,4 la utilidad y la participación en el mismo.

“Queríamos saber el impacto y la repercusión de la puesta en marcha de esta prestación en su primer año y nada mejor que contar con la opinión de los propios usuarios”, ha destacado Escobar antes de remarcar que “los datos nos avalan pero también este cuestionario nos ha servido para tomar decisiones de futuro”.

En este sentido, el consejero de Políticas Sociales ha informado a la Comisión que entre estas mejoras está el replantear las ayudas destinadas a las familias con menores de manera que el impacto de las situaciones de precariedad se pueda paliar atendiendo no solo al número sino a la composición del núcleo familiar. Asimismo, se están valorando mejoras para situaciones de exclusión y/o vulnerabilidad en el mundo rural, y también el establecimiento de sistemas de control respecto al destino de la prestación para asegurar que se cubren en primer término las necesidades básicas.