Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La Diócesis suspende las celebraciones comunitarias y públicas de la Santa Misa
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Diócesis suspende las celebraciones comunitarias y públicas de la Santa Misa

Las nuevas disposiciones de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño para frenar la propagación COVID-19
La Diócesis anima a seguir la eucaristía por los medios de comunicación.

La Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño ha emitido un nuevo comunicado en el que anuncia la suspensión de las celebraciones comunitarias y públicas de la Santa Misa. Ayer, el estamento ya recomendó a los fieles seguir las eucaristías a través de los medios de comunicación y hoy atendiendo a las recomendaciones de las administraciones va un paso más allá.

“Los lugares de culto permanecerán abiertos en el horario que sus responsables consideren oportuno, a menos que las autoridades sanitarias digan lo contrario, para que, como signo de esperanza, estén a disposición de los fieles y puedan ir a rezar particularmente y vivir desde la fe estos momentos difíciles”, indican en el comunicado.

Además, desde la Diócesis, agradecen al Gobierno regional, a los profesionales sanitarios y a los voluntarios “su entrega y servicio generoso en la lucha contra esta pandemia que nos afecta a todos”.

Comunicado de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

“La infección por coronavirus se está extendiendo exponencialmente en nuestro país y de forma especial en nuestra Comunidad de La Rioja, hasta el punto de tener que poner en “cuarentena” temporalmente nuestra vida común en los colegios, en las plazas y los parques, en los centros sociales y culturales, así como en nuestras parroquias y nuestros espacios eclesiales.

El aislamiento es duro para todos, es un sacrificio sin precedentes al que tenemos que responder con altura humana y sensibilidad cristiana. Este virus solo se puede frenar si permanecemos en el entorno seguro del propio hogar, dando un sentido positivo al nuevo tiempo que nos toca vivir a lo largo de estos días de estado de alarma nacional.

Siguiendo fielmente las recomendaciones del Gobierno Nacional y Regional y de las autoridades sanitarias, nuestra Iglesia Diocesana de nuevo llama a la calma e invita a todos a contribuir con nuestro mejor ánimo, secundando rigurosamente todas las medidas de autoprotección, como la forma más solidaria de proteger a nuestros ancianos, personas frágiles y enfermos crónicos de nuestra comunidad, a los que ofrecemos nuestro sacrificio y apoyo solidario.

Ante esta situación y ante la necesidad de evitar el contacto físico para frenar la expansión contagiosa del coronavirus, la Diócesis amplia las indicaciones hasta ahora emitidas y traslada a toda la sociedad riojana las siguientes disposiciones:

  • Se suspenden las celebraciones comunitarias y públicas de la Santa Misa en toda la Diócesis durante el tiempo que dure el estado de alarma, y recordamos una vez más que se dispensa del precepto dominical a todos los fieles. Animamos a seguir la celebración de la Eucaristía a través de los medios de comunicación.
  • Los lugares de culto permanecerán abiertos en el horario que sus responsables consideren oportuno, a menos que las autoridades sanitarias digan lo contrario, para que, como signo de esperanza, estén a disposición de los fieles y puedan ir a rezar particularmente y vivir desde la fe estos momentos difíciles.
  • Los funerales se celebrarán según la modalidad de “Celebración de las Exequias sin misa”. Las misas exequiales, de acuerdo con la familia, se celebrarán después de que pase esta fase crítica.
  • En todo este tiempo los sacerdotes estarán disponibles y cercanos para ayudar a los fieles que lo necesiten, tanto para la atención espiritual -confesión individual- como para facilitar la mediación de ayuda a través de los puntos de atención extraordinaria que se han habilitado desde Cáritas diocesana.
  • Animamos a que estos días se viva con creatividad pastoral una nueva Cuaresma en todas las familias cristianas, verdaderas “Iglesias domésticas”, dedicando cada día un tiempo a la oración, celebrando el domingo con la lectura y reflexión en familia del Evangelio, y orando para que pronto pase este tiempo de pandemia.

La Diócesis agradece al Gobierno Regional, a los profesionales sanitarios y a los voluntarios, su entrega y servicio generoso en la lucha contra esta pandemia que nos afecta a todos.

Estas medidas, y otras que eventualmente se pudieran tomar, a la espera de las indicaciones de las autoridades, estarán en vigor hasta que se dé por finalizado el estado de alarma”.

Comentarios