Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: IU solicita al Gobierno riojano que “negocie” para impedir el cierre de oficinas bancarias en las zonas rurales
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

IU solicita al Gobierno riojano que “negocie” para impedir el cierre de oficinas bancarias en las zonas rurales

El partido defenderá una proposición no de ley en la que pide al Gobierno riojano que hable con Ibercaja para que se pueda mantener la red de oficinas en las zonas rurales de La Rioja
Imagen antigua de la oficia de Caja Rioja en Castañares. Hace tiempo Bankia cerró su oficina en la localidad y retiró el cajero automático.

Henar Moreno, en representación del Grupo de IU en el Grupo Mixto y como portavoz del Grupo Mixto ha presentado una proposición no de ley al Gobierno de La Rioja para su debate en pleno por la que solicita al Ejecutivo regional que “negocie” para impedir que se cierren oficinas bancarias en la zonas rurales.

Moreno ha comparecido en rueda de prensa junto a Arturo Villar, alcalde de Camprovín y responsable de Mundo Rrual de IU de La Rioja. Para el partido aún están a tiempo de impedir que se cierren casi 30 oficinas de Ibercaja. Según IU ya hay casi 90 pueblos riojanos que no cuentan con oficina bancaria.

Un problema más para los pueblos pequeños

Villar ha destacado que esto sería un problema más para la vida en el mundo rural. “Sólo el 70 % de la gente mayor de 70 años utilizan internet y los vecinos de estos pequeños pueblos son sobre todo gente mayor”.

De esta maenra, IU defenderá una proposición no de ley en la que pide al Gobierno riojano que hable con Ibercaja para que se pueda mantener la red de oficinas en las zonas rurales de La Rioja.

La proposición no de ley de IU La Rioja

“De forma oficial, se ha reconocido que España desde el 2008 ha otorgado más de 350.000 millones de euros en ayuda a la Banca para mantenerla con vida, prácticamente un tercio del PIB de nuestro país. De todo ese montante, 60.000 millones de euros se dan por perdidos. Sin embargo, desde el 2012, la banca española ha acumulado unos beneficios superiores a los 62.000 millones de euros. Podemos decir que el rescate fue un “éxito” gracias a un enorme sacrificio de las clases trabajadoras y los servicios públicos fundamentales.

Mientras la banca sigue engrosando sus beneficios, hace unos días nos hemos encontramos con el anuncio de Ibercaja informando del cierre de 27 oficinas en localidades de La Rioja para empezar a ofrecer el mismo servicio con un autobús. Esta medida va a suponer una complicación mayor en la vida de los ciudadanos y ciudadanas de los pequeños municipios de nuestra región.

Menos oficinas bancarias implica menor accesibilidad creando el problema de la exclusión financiera para muchas personas en el ámbito de los pequeños municipios. Si bien es cierto que existen otros canales para acceder a los servicios bancarios, como la tarjeta o la banca a distancia, también es cierto que en el entorno donde se cierran estas oficinas existen colectivos que sufren la brecha tecnológica por falta de formación o de acceso a las tecnologías de la comunicación. Además, son personas con un cultura tradicional de uso del dinero en efectivo, ya que la mayoría de la población de nuestros pequeños municipios son personas mayores. De esta forma se van a ver obligadas a acudir a otros municipios cercanos o la cabecera de comarca o tener que esperar a la oficina-autobús, con las consiguientes molestias, y además verse obligados a sacar toda su pensión de golpe o acumular mayor cantidad de efectivo en casa donde viven ellos solos.

Un Sistema de Banca Pública a partir de los bancos intervenidos creando una red de oficinas amplias con vocación de servicio público se centraría mas en dar un servicio cercano, eficaz y amable en vez de las ganancias y los sueldos de los altos cargos. La Banca pública garantiza el acceso, de las personas a préstamos e hipotecas y a las pequeñas o medianas empresas el acceso a financiación para sus negocios, en mejores condiciones.

La Banca Pública ya la hemos pagado entre todos, Bankia o el Frob o el Banco malo son los mejores ejemplo. Ya se rescató a entidades privadas de crédito y a cajas de ahorro con el dinero de los contribuyentes. No hay que poner ni un euro más. Más de 46.000 millones de euros, más el importe de avales y subvenciones. Ha sido un verdadero rescate que ha comprometido recortes y políticas antisociales.

Hace falta una Banca Pública al servicio de las personas y acorde con el desarrollo sostenible, y por ello se presenta la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY

El parlamento de La Rioja insta al Gobierno de La Rioja a:
1.- Que inste al Gobierno de la Nación a que con las entidades rescatadas cree una Banca Pública solvente, fuerte y al servicio del interés general, blindándola ante cualquier tentativa de privatización.
2.- A mantener conversaciones con Ibercaja para que a través de su Obra Social mantenga la actual red de oficinas en los pequeños municipios de nuestra región.”

Comentarios