La gran atención mediática puesta en Pamplona el día en el que se leyó la sentencia del caso de La Manada recordaba al 6 de julio, el día en el que la capital navarra se convierte en el punto de mira con motivo del inicio de los Sanfermines.

Todo, o casi todo el mundo, se sorprendió con la tibia condena que estableció la Audiencia de Navarra, limitando el caso a un abuso sexual en lugar de una violación. La indignación subió varios niveles cuando se leyó que uno de los jueces del caso era partidario de la absolución de los cinco, ahora sí, condenados.

Oleada de manifestaciones y críticas

El final de la lectura del fallo supuso el inicio de toda una oleada de manifestaciones y críticas de rechazo a esta decisión. Parece que mandan el mensaje de: te violan y si no te resistes, pues no lo considerarán violación y, si te resistes, puede que te maten (recordemos el caso de Diana Quer). Las concentraciones parece que no van a tener fin, sobre todo después de la huelga feminista del pasado 8 de marzo, una huelga que ahora cuenta con muchos más motivos para volver a repetirse.

Estas críticas han sido vistas como una amenaza por parte de algunos jueces. De hecho, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, dijo que podían “comprometer a la Justicia”, indicando, de manera indirecta, que la Justicia debe estar a salvo de cualquier crítica y de cualquier comentario, algo así como la Casa Real en la época en la que, incluso la propia prensa, escondía los numerosos escándalos de los Borbones.

En democracia, desde el respeto, todo puede estar sujeto a la crítica

En democracia todo puede estar sujeto a la crítica, desde el respeto y con una crítica constructiva, pero sometido a la crítica. Olvidémonos de aquellas instituciones intocables de las que no se podía decir nada. El señor Lesmes se confunde a la hora de opinar sobre esta oleada de protestas. Cierto es que no todo el mundo es jurista ni experto en leyes pero no por ello se tiene que prohibir o criticar que se opine.

Ahora, lo que queda es que el gobierno cambie la calificación de este tipo de delitos, tal y como adelantaron en su última reunión del Consejo de Ministros, mientras tanto, esperemos que no se repitan sentencias como la de La Manada.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.