Leo en un tuit reciente: ‘Sexista, racista, homófobo, machista, y aún así la gente le vota. No lo entiendo’. Esa incredulidad parece ser la tónica general.

Pero no es tan difícil de entender. ¿Y si justo le han votado por eso? Un servidor escribía ayer en la red social Twitter que ‘el impopulismo de Trump podía ganar porque muchos ‘americanos medios’ veían por fin a un candidato que piensa como ellos y lo dice’. Y con su voto a Trump, los yanquis han dicho: ‘Es verdad, aquí estamos, somos así y estamos orgullosos’. La Norteamérica blanca ha salido del armario y ha votado al candidato a su imagen y semejanza.

‘Los Simpson’ ya predijeron que Donald Trump sería presidente algún día. ¿Acaso no es ese programa una representación fiel de la imagen que tenemos aquí del americano medio? Pues bien, éste estereotipo ha elegido. ‘Un hombre, un voto’. Muchos hombres blancos, muchos votos. Y Clinton no ha conseguido movilizar a mujeres, negros y latinos.

Es más, muchos latinos habrán optado por Trump porque ellos ya están dentro y poco les importan los que quieran entrar. Y es que en política exterior, Trump quiere levantar un muro con México, acercarse a Rusia y defenderse de China. Sí, China, ese gigante que ha aprovechado la globalización como nadie. Trump se ha presentado como un adalid de la antiglobalización. ‘América para los americanos’.

donald-trump-john-1272775_1920

‘Make America great again’, ‘Hacer otra vez grande a América’. ¿Alguien sabe cuál era el lema de Hillary? ¿Quién podía sentirse realmente identificado con Clinton, con ella, no con su discurso, al menos allí? ‘No votéis a Trump, que se va a ir todo a tomar por culo’, advertía el sistema, y eso era justo lo que el pueblo quería: ‘Venga, ¡a tomar por culo todo!’

En Twitter, ahora mismo, mientras escribo estas líneas, triunfa el TT #VamosaMorirTodos. Le han precedido ‘La Purga’, ‘Juegos del Hambre’, ‘Apocalipsis’ y ‘III Guerra Mundial’. Hay cierto cachondeo más que verdadero pánico, o tal vez sea humor negro para sobrellevar nuestro natural miedo.

Se acusa a Trump de populista, aunque su discurso sonaba impopular. Atrévete aquí en Facebook a faltarle el respeto a las mujeres, a los gays o a las minorías étnicas. Pero allí, Trump tiraba de incorrección política, y su jugada se ha revelado del todo acertada.

El mundo está cambiando. El propio sistema, que no la crisis, se ha cargado a la clase media que lo sostenía, y ésta se venga votando en su contra. Por poner algunos ejemplos cercanos y recientes, en Austria hace nada llegaron a segunda vuelta ultraderecha y ecologistas, y ganaron los segundos por un puñado de votos. Y qué decir de Francia, donde Le Pen con su Frente Nacional triunfó en las regionales, y sólo la alianza de los dos grandes partidos tradicionales, a saber, los conservadores y los socialdemócratas, consiguió evitar que accediera al poder en ese ámbito el extremismo.

Tengo un lado perverso. Lo admito. Una parte de mí disfruta con la estupefacción ante esta película de terror, que desgraciadamente, no tiene nada de ficción. Es real, está pasando. Sólo nos cabe esperar que… No, el sistema no va a poder absorber ni contener como hace siempre la megalomanía de este hombre. O ha representado un personaje todo el tiempo o, como sea así de verdad, la llevamos clara. #VamosAMorirTodos

Total 3 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.