Líderes en La Rioja Alta

132.813 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: SPLA lanza un SOS ante la “masacre” de gatos en Haro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SPLA lanza un SOS ante la “masacre” de gatos en Haro

La asociación contabiliza ya 25 gatos muertos por envenenamiento en lo que va de año. Hay denuncias formalizadas en la Guardia Civil y en la Policía Local
Foto: SPLA Haro

La Asociación SPLA de Haro pide ayuda ante la “masacre” de gatos que está teniendo lugar en la ciudad jarrera. Según informan desde la asociación ayer tuvieron lugar dos nuevos envenamientos por lo que en marzo ya se han producido cuatro que se unen a los 15 en feberro y otros seis el pasado mes de enero.

El pasado viernes las voluntarias de SPLA Haro lanzaron la voz de alarma al encontrar dos gatos muertos con lo que se culminó una semana en la que todos los días, menos el lunes, se econtraron con esta “horrible estampa”.

Hasta 25 gatos muertos en lo que va de año

De esta manera, en la última semana de febrero se hallaron siete ejemplares de gatos callejeros muertos: uno el martes, tres el miércoles, otro el jueves y dos el viernes. “Una semana fatídica que no hacía si no engordar las cifras de gatos envenenados, y es que la semana anterior ya se habían encontrado diez gatos muertos”, aseguran desde la asociación. “Pero llega marzo y la cosa no mejora”, advierten. Ayer lunes comenzó la semana con otros dos gatos muertos en el entorno del Colegio Virgen de la Vega.

Se trata, según SPLA, de “una auténtica masacre de cuatro gatos ya en marzo, 15 en febrero y otros seis en enero”. Con todas estas cifras sobre la mesa ya hay contabilizados hasta 25 gatos envenenados en lo que va de año, aunque SPLA teme que “se escape alguno” ya que al tratarse de ejemplares callejeros “pueden acabar en la basura”.

El pasado 22 de febrero se formalizó una denuncia ante la Guardia Civil y a la Policía Local ya le consta la denuncia de cada gato encontrado muerto. Por todo ello, SPLA Haro pide ayuda para detener a los autores porque ya se ha convertido en “un problema de salud pública, al estar cualquiera expuesto”.

Como detallan desde la asociación, se trata de colonias de gatos controlados por estas voluntarias. Perla fue la primera gata en morir envenenada. Tenía cuatro meses y su madre, Totxita, había muerto atropellada por un coche el pasado 29 de diciembre mientras huía de dos perros que su dueño dejó sueltos. También han muerto Rojito, Bolita… y así hasta 25 en lo que llevamos de año, según precisan desde SPLA Haro.

Comentarios