Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Las diferencias de género, ¿son cosas del pasado?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las diferencias de género, ¿son cosas del pasado?

La brecha entre hombres y mujeres se ha ido reduciendo, aunque es cierto que queda un camino por recorrer para que sea inexistente
Foto: Pixabay

La sociedad avanza en muchos aspectos. Es cierto que hay en algunos campos que aun queda mucho trabajo por hacer para llegar al objetivo deseado, pero es bueno ir dando pasos hacia el progreso y eliminar viejas rencillas sin sentido instauradas en buena parte de la población. La desigualdad de género es uno de los ejemplos de algunas de las lacras que poco a poco se van poniendo coto en países como en España, pero aun existen diferencias sustanciales entre hombres y mujeres que se deben dirimir cuanto antes.

El ámbito laboral es en el que se está poniendo especial énfasis. Décadas atrás las mujeres parecían predestinadas a ser amas de casa, pero por suerte esta tradición tan arcaica ya es cosa del pasado. Las mujeres irrumpieron con fuerza en la práctica totalidad de los trabajo, aunque bien es cierto que en un primer momento con condiciones menos ventajosas que las del género contrario y en puestos de menos responsabilidad. Poco a poco el paso del tiempo ha ido poniendo las cosas en su sitio, y tanto los salarios como las clausulas de los contratos son igual de ventajosas que para los hombres.

Igualdad desde el prisma del ocio

Dentro del entretenimiento también había ciertas opciones que tradicionalmente se presuponían como masculinas por naturaleza. El juego en todas sus vertientes era una de ellas. En las últimas décadas, los videojuegos se han convertido en la opción predilecta del ocio, pero parecía que era un campo destinado solo al público masculino mayoritariamente. Esto ha cambiado ostensiblemente en los últimos tiempos, al igual que ha sucedido con las apuestas y los juegos de azar. Las plataformas de casino en línea han acercado estas opciones al público femenino, instaurando sobre esta masa social una costumbre de poder disfrutar de sus ratos de asueto con productos como la ruleta o las tragamonedas, incluso accediendo al póquer, un juego que tradicionalmente correspondía en exclusiva a los hombres. En definitiva, las diferencias de género son prácticamente inapreciables en esta parcela de los juegos de azar, como señala PartyCasino en un reciente estudio sobre la materia.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

La sociedad ha evolucionado, y aunque es cierto que hay sectores en los que la diferencias de género son notables. Otros han tomado la determinación de que la igualdad sea una de sus señas de identidad. Es lógico pensar que en el futuro cercano se seguirá remando en la dirección correcta por norma general.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios