El Seprona salva la vida de una cría de corzo herida de bala

Fue localizada en el Carrascal de Villarroya, área perteneciente a la Red de Espacios Naturales Protegidos de La Rioja. La herida de bala mermó considerablemente las cualidades físicas del animal

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en La Rioja han recuperado en el Carrascal de Villarroya una cría de corzo herida de bala.

La joven cría de corzo ‘Capreolus-capreolus’ posiblemente nacida durante la pasada primavera, fue localizada en un sembrado con sus cualidades físicas notablemente mermadas. Una vez que los agentes consiguieron tranquilizar al animal constataron que presentaba un impacto de bala en su pata delantera izquierda.

Aviso al centro de La Fombera

Tras prestarle los primeros auxilios y cuidados se dio aviso al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de ‘La Fombera’, que se hizo cargo del ejemplar para ser examinado por los veterinarios del centro, al objeto de intentar su recuperación y futura reintroducción en el medio natural.

Los agentes del SEPRONA han iniciado actuaciones para el esclarecimiento de la acción de caza furtiva de la que fue objeto la cría de corzo.

Comentarios