El pasado mes de octubre comenzó los entrenamientos el Club Gimnasia Rítmica Haro, una apuesta personal de Patricia Jarauta que por fin se ha hecho realidad. “Haro era la única ciudad que no tenía representación en competiciones regionales y nacionales de gimnasia rítmica”, afirma Jarauta, que fue entrenadora de la Selección Riojana durante 15 años.

Por motivos personales y familiares, Jarauta dejó de ser entrenadora de la Federación Riojana de Gimnasia durante un tiempo, pero no tardó mucho en volver. Le picó el gusanillo,  y desde hace unos años lleva también los clubes de gimnasia rítmica de Santo Domingo de la Calzada y Ezcaray, con más de 80 deportistas entre las dos localidades.

El ‘boom’ de Santo Domingo de La Calzada

De hecho, a raíz del ‘boom’ que supuso la llegada de esta modalidad deportiva a la ciudad calceatense y a los éxitos deportivos (una veintena de medallas en apenas dos años), Jarauta comenzó a recibir llamadas de padres de Haro interesándose por la gimnasia rítmica.

“Aquí en Haro había un gimnasio que ofrecía esta modalidad, pero las niñas competían con un club de Miranda de Ebro”, explica Jarauta. Tras el cierre del gimnasio, Jarauta se puso en contacto con el Ayuntamiento de Haro para proponerle el proyecto de traer a la ciudad jarrera la gimnasia rítmica, y la propuesta no cayó en saco roto.

Según Jarauta, el objetivo es “ir poco a poco y crear una base”. El Club Gimnasia Rítmica Haro, que cuenta ahora mismo con una treintena de niñas, valora la idea de competir en los próximos Juegos Deportivos de La Rioja, aunque actualmente sólo lo podrían hacer en la modalidad de ejercicios de suelo.

Un deporte que fomenta valores como el compañerismo y la confianza

Por ahora, y con la ayuda de otras dos monitoras, Amaia Sáez y María Lacarra, el club entrena en las instalaciones de El Mazo los martes y jueves de 16:30 a 17:30 horas, aunque el Ayuntamiento también les ha cedido durante esos mismos días una sala en el Teatro Bretón de los Herreros. “Las niñas también van a entrenar con aparatos de gimnasia, pero se necesita más tiempo y más espacio para perfeccionar todas esas técnicas”, indica Jarauta, que agradece el apoyo del Consistorio en la puesta en marcha de la modalidad deportiva en Haro.

Las niñas que entrenan en El Mazo tienen entre 3 y 13 años. Están iniciándose en la gimnasia rítmica, un deporte que aporta valores como el sacrificio, el compañerismo o la confianza. “Cuando haces un ejercicio con tu compañera, tienes que confiar mucho en ella para estar segura de que no te vas a caer”, explica Jarauta. Pero no sólo eso. La gimnasia también aporta a los niños sentido del ritmo, psicomotricidad y técnica corporal.

Como indica la monitora, “las niñas al hacer estos ejercicios van a conocer mejor su cuerpo y van a aprender a ser buenas compañeras porque cuando compitan lo van a hacer tanto a nivel individual como en conjunto”.

Eso sí, Jarauta sabe a ciencia cierta que la gimnasia rítmica es un deporte “bastante duro y muy sacrificado”. “Hay que tomárselo en serio y la disciplina también es importante. Hay que inculcársela a las niñas y que si se comprometen a entrenar, tienen que hacerlo con regularidad”, explica.

La gimnasia rítmica ha llegado a Haro, y Patricia Jarauta espera que sea para quedarse definitivamente. “Ojalá podamos hablar en un tiempo de éxitos como ha pasado en Santo Domingo, pero el camino es largo”. Por lo pronto, aún hay plazas disponibles. Para más información está disponible el teléfono 637 099 187 y el correo electrónico cgrharo@hotmail.com.

Más imágenes

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.