Líderes en La Rioja Alta

145.881 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La emotiva carta de una excanterana del Haro dirigida a su deporte favorito: el voley
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La emotiva carta de una excanterana del Haro dirigida a su deporte favorito: el voley

A través de esta misiva, publicada en su blog personal, la excanterana Anne Rodríguez cuenta sus vivencias como jugadora de las categorías inferiores del Haro y lo que significa para ella este deporte.
Anne Rodríguez (segunda fila, la segunda por la izquierda), con sus compañeras y su entrenador, Eduardo García.

El voleibol como “forma de vida”. Así lo ve Anne Rodríguez desde hace mucho tiempo. Aunque de origen guipuzcoano, Anne se siente jarrera de pies a cabeza porque “desde muy pequeña he vivido aquí”. Siendo alevín, recaló en las filas del entonces denominado Club Voleibol Haro. Entonces no terminó de picarle el gusanillo. “Ahora me arrepiento de no haber seguido en aquella época”. Pero con 14 años no le quedó otra. Sus padres le obligaron a apuntarse al voleibol. “Querían que hiciese algo de deporte y el primer año fue difícil por eso mismo: el tener que ir a entrenar obligada”, reconoce Anne. Pese a ello, pronto iba a cambiar su visión. El voleibol, poco a poco, se iba a convertir en una parte fundamental de su vida. Por muchas razones: los ratos divertidos con sus amigas en El Ferial, los momentos de convivencia en torneos fuera de La Rioja e incluso algún que otro partido memorable, de esos en los que acabas llorando como si no hubiese un mañana aunque hayas perdido. Precisamente con el recuerdo de ese partidazo Anne comienza su carta dedicada el voleibol. Fue en Sestao con el equipo de Segunda División en un encuentro de la fase de ascenso. Contra el mejor equipo de la categoría, las ‘azulitas’ cayeron 2-3, “pero hicimos el partido de nuestras vidas”. “Todas acabamos llorando y es algo que me marcó mucho”, explica.

Anne Rodríguez abandonó la disciplina del Haro Rioja Voley con 19 años, después de pasar por todas las categorías posibles hasta juvenil, la frontera que ciertamente marca el llegar o no a jugar con las senior. “Cuando eres juvenil te coincide el primer año de carrera, y para muchas de nosotras es complicado porque la mayoría tenemos que irnos fuera a estudiar. Por este problema no se pueden ver jugadoras de Haro que sean senior de verdad”, indica Anne.

La emotiva carta de una excanterana del Haro dirigida a su deporte favorito: el voley 1
Anne Rodríguez y sus compañeras de cantera se hacen un ‘selfie’ durante un torneo en Laredo.

Sin embargo, Anne tampoco echa demasiado de menos “ese voleibol más competitivo”. “Hay momentos en los que pienso qué podría haber pasado si hubiese llegado a jugar en la Superliga y otros en los que no. Quizás por algo será”, confiesa.  Ahora, por motivos académicos (estudia fisioterapia en Barcelona), la excanterana del Haro juega en la Segunda División catalana con el Club Volei 6 Manresa, pero reconoce que “no es lo mismo”. Quizás por eso decidió escribir la carta y publicarla en su blog personal. Al fin y al cabo, cada frase hace mención a un recuerdo en particular de su etapa en Haro disfrutando del voleibol. Por ejemplo, de todo lo que aprendió junto a jugadoras como Meritxell Alsedà y Luciana Branco y con entrenadores como Eduardo García y David Amatriaín. “Entrenas con ellos siendo muy pequeña, pero entonces no lo valoras ni tampoco los campeonatos a los que vas. Luego de repente, coincides con ellos y se acuerdan de ti. Medio en broma, medio en serio te dicen que sigues cometiendo los mismos errores que hacía de niña y eso me gusta, que aún te recuerden”, explica Anne.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

Pero lo que más extraña es “El Ferial en todo su conjunto”. “El ambiente es muy distinto al de otros clubes. En Haro todo es muy familiar y en otros sitios no es igual”.

La carta que Anne Rodríguez dedica a su deporte favorito, el voleibol:

“Me encantaría echarte de más

Publicidad

Supongo que la cercanía de un 15 seguido de un 16 en las páginas del calendario hacen que se me ponga la piel de gallina, y mucho más cuando está a punto de empezar la primavera.
 
Y es que, a veces, pasa. Hay días en los que, sin saber por qué, sin tener un motivo aparente, necesito tenerte cerca. No es necesario dar marcha atrás en el tiempo. Simplemente, necesito que estés por aquí, tal y como has estado estos últimos años. Contarte mil y una cosas, hablarte sin palabras de todo lo que ha pasado, de mi rutina. Decirte que soy feliz, que cumplí aquel sueño por el que tú insististe en que luchara y que las ganas de gritarlo a los cuatro vientos no desaparecen ni un instante.

Que eres importante, que te quiero en mi día a día. Tanto como fuiste y tanto como serás siempre, a pesar de que la distancia haya hecho mella en nosotros dos.
 
Que espero que no exista un solo instante en el que no aparezca una sonrisa por pensarte, y que aún mantengo la esperanza de poderte estar eternamente agradecida.

Gracias voleibol, eres el mejor.”

Texto vía

http://annerodri3.blogspot.com.es

¡Hazte con los productos oficiales del Haro Rioja Voley!

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios