Líderes en La Rioja Alta

95.949 visitas en Febrero. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Cipriano Prada, un jarrero en la primera Selección Española de Fútbol
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Cipriano Prada, un jarrero en la primera Selección Española de Fútbol

Junto a otro riojano, Manuel Elósegui, el futbolista de origen jarrero disputó en Fuenterrabía, ante Francia, el que es considerado el primer partido de la Selección Española de Fútbol
Fotos partido Selección Española
Fuente: Cuadernos de Fútbol

“Fue un poco difícil encontrar un lugar de nacimiento, siempre se le citaba como pontevedrés pero yo tenía dudas. Finalmente localicé su fecha y lugar de nacimiento en censos de Pontevedra y de Haro”. Lo cuenta así Fernando Arrechea, doctor en Ciencias del Deporte y director de la revista ‘Cuadernos de Fútbol’, que desvela en un artículo para el Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE) la historia del primer partido de la Selección Española, en el que participaron dos riojanos, el jarrero Cipriano Prada Arnedo y el logroñés Manuel Elósegui Alday.

“España llegó muy tarde al fútbol de selecciones. El primer partido internacional fue el Escocia-Inglaterra jugado el 30 de noviembre de 1872 y casi todas las naciones europeas disputaron sus primeros partidos a finales del siglo XIX o inicios del XX”, arranca Arrechea su artículo. “Tras los JJOO de Estocolmo 1912, España (junto a Portugal y a varios países de los Balcanes) era casi una vergonzosa excepción, al no haber sido capaz de crear una selección nacional de fútbol”, lamenta. Aunque sí que hubo intentos como el de los Juegos Olímpicos de 1906 en Atenas cuando desde Grecia se apoyó para que España acudiera, pero finalmente ningún deportista español viajó a esos Juegos Olímpicos y el marqués de Cabriñana, “tras enviar una carta de disculpa a los griegos, se vio obligado a devolver la subvención que había recibido desde Atenas”. Al año siguiente se llegó a anunciar un España-Gibraltar en Madrid, pero tampoco se disputó.

Partido con afición logroñesa en las gradas

“Las posteriores escisiones y crisis tras la creación de la Federación Española de Clubs de Football (1909), supondrían nuevos problemas para lograr que el fútbol español contara con reconocimiento internacional y se creara una selección nacional”, explica Arrechea en su su artículo para CIHEFE.

Cipriano Prada, un jarrero en la primera Selección Española de Fútbol 1
De pie: Prada, Arrate, Bello, Eizaguirre, Echeverría, Angoso, Figueroa, Arzuaga, Berraondo (seleccionador). Sentados: Pombo, Minondo, Elósegui. Silueta en primer plano: Eizaguirre | Fuente: Cuadernos de Fútbol

Finalmente, el 25 de mayo de 1913 se disputó en el campo de Amute, en Fuenterrabía (Guipúzcoa) el primer partido de la Selección Española de Fútbol, un encuentro entre una selección española (organizada por una de las federaciones españolas de fútbol, la Real Unión Española de Clubs de Football) y una selección francesa (organizada por la Ligue Football Association, federación francesa de clubes de fútbol presidida por Jules Rimet). En aquel encuentro participaron los dos riojanos: el jarrero Prada, que provenía del Auténtico de Pontevedra, y el logroñés Elósegui, que jugaba en la Real Sociedad. Hasta la investigación de Arrechea, a Cipriano Prada se le consideraba gallego de origen, ya que pasó gran parte de su vida en Pontevedra donde se hizo futbolista de éxito, pero había dudas al respecto.

En su artículo, Arrechea se hace eco de lo que cuenta el historiador Félix Martialay sobre ese partido, al que pensaban asistir “numerosos aficionados logroñeses”, como relataba ‘La Rioja’ del miércoles 21 de mayor de 1913. Curiosidades como que el seleccionador, José Ángel Berraondo (San Sebastián, 1878), fue el propio árbitro del encuentro y que “como todos los seleccionadores, recibió no pocas críticas por el equipo formado”. El partido acabó con empate a uno, con el equipo español atacando “desesperadamente la puerta visitante (…) El equipo español jugó bien y a ratos muy bien (…) El resultado se consideró como un éxito. Pero tuvo unas consecuencias inesperadas para los unionistas”.

Tras relatar la historia del partido y destacar también, a través de la investigación de Víctor Martínez Patón, que la UECF fue la primera federación en organizar un partido internacional y “en ser nombrada Real”, Arrechea pasa a desgranar los detalles de sus protagonistas. Entre ellos los mencionados Prada y Elósegui, los primeros riojanos en participar en un partido de la Selección Española.

Cipriano Prada Arnedo nació en Haro el 26 de septiembre de 1887. Así lo refleja el censo al que tuvo acceso Fernando Arrechea, facilitado por el Ayuntamiento jarrero. “Sus padres eran ‘fondistas’. En Haro vivieron en la plaza de la Paz. Tenían fondas para viajeros. Primero en Haro y luego en Bilbao. Hasta que se hicieron con el lujoso hotel Méndez Núñez de Pontevedra y ya se quedaron allí para siempre”, nos cuenta Arrechea. Sus padres eran, respectivamente, de San Vicente de la Sonsierra y de Samaniego. Cipriano residió de niño en Haro y después en Bilbao. Todo ello antes de instalarse definitivamente en Pontevedra, ciudad en la que la familia regentaría el hotel ubicado en la plaza de San José. “Gran estrella del fútbol de Pontevedra a inicios del siglo XX, su prestigio ocmo futbolista le llevó (junto a su compañero Edmundo Novoa) a reforzar al Madrid FC en la Copa de 1908”, relata Arrechea.

Cipriano Prada, un jarrero en la primera Selección Española de Fútbol 2
Vista del hotel que regentó la familia de Cipriano Prada en Pontevedera | Foto: Viuda e Hijos de J. Prada

‘La Rioja’ del 28 de mayo de 1913 publica una crónica amplia del partido en la que destaca una acción en ataque de Prada: “Puesto el balon en el centro del campo, los españoles tratan de buscar el desquite; Prada tira a gol por bajo y el portero para; pero Prada la ataca con valentía defendiéndose aquel maravaillosamente”.

Cipriano Prada, un jarrero en la primera Selección Española de Fútbol 3
Equipo de la Selección Francesa | Fuente: Cuadernos de Fútbol

Elósegui, compañero de Prada en la Selección Española

El encuentro ante Francia no fue el único que disputó el jarrero Prada con la camiseta de España. En 1909 jugó otro encuentro en Toulouse. Tras retirarse como futbolista, fue un destacado árbitro.

El otro riojano en ese primer equipo nacional español fue Manuel Elósegui Alday, nacido en Logroño el 2 de enero de 1895, de padres guipuzcoanos. Falleció precisamente en San Sebastián el 2 de julio de 1969. Entró finalmente en el primer equipo de la Selección Española de Fútbol “tras varias especulaciones sobre la presencia de Rezola (Club Deportivo Bilbao)”.

Cuenta Arrechea que fue miembro de “una destacada familia donostiarra”, primo hermano (por partida doble, ya que tanto sus respectivos padres como sus padres eran hermanos) del gran atleta José Luis Elósegui Alday, que fue campeón de España de salto de pértiga, salto de longitud, triple salto y salto de altura en numerosas ocasiones, entre 1917 y 1923. Eso sí, “sin parentesco cercano con el otro Elósegui que jugaba en la Real Sociedad en la época (Saturnino Elósegui Cortadi)”, como quiere dejar claro Arrechea.

“La historia oficial ha borrado este partido de la selección española de 1913, como si nunca hubiera existido, o como si se tratara de una suerte de pachanga, sin trascendencia ni seriedad. No siempre fue así, en los años 20 y 30 hubo intentos de reivindicarlo, por parte de figuras destacadas del fútbol nacional”, destaca Arrechea en su artículo.

Precisamente fue en Galicia, hogar del jarrero Cipriano Prada, “donde se concentró la defensa de la oficialidad del partido de 1913 durante años“. Como prueba, Arrecha, señala que el 16 de agosto de 1931, ‘El Ideal Gallego’, publicaba una lista de los futbolistas internacionales gallegos que incluía al citado Prada y a José Pérez Pombo, “por haber disputado el España-Francia de 1913”.

“Incluso, inmediatamente después de este España-Francia de Amute, ya se estaba hablando de un España-Inglaterra a jugar en Bilbao”, escribe Arrechea, haciéndose eco de un artículo de ‘La Rioja’ de mayo de 1913.

“El encuetro de Amute y su repercusión aceleró las cosas, forzó una intervención de la FIFA y de la Casa Real y propició el nacimiento de una única federación (la RFEF). Nueva federación, por cierto, que tardaría siete años en formar otra vez una selección nacional”, señala Arrechea.

Oficialmente, Cipriano Prada y Manuel Elósegui no son considerados como internacionales por España, pero sentimentalmente fueron la vanguardia de lo que mucho tiempo después iban a conseguir los Solana, Ezquerro, De Pedro, José Ignacio, Aranzubia o Llorente. “Dos riojanos en la primera selección española de fútbol. No es mal promedio”, destaca Arrechea.

También te puede interesar...

Comentarios

Publicidad
Banner Reincidentes

Comentarios