Líderes en La Rioja Alta
135.334 visitas en Junio. Certificado por OJD
Estás leyendo: Los Danzadores de Anguiano son “un ejemplo de la transmisión de valores y sentimientos entre generaciones”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los Danzadores de Anguiano son “un ejemplo de la transmisión de valores y sentimientos entre generaciones”

Ceniceros asiste a la bajada de la cuesta de los Danzadores de Anguiano, tras su declaración como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, se ha desplazado a Anguiano para asistir a los actos organizados con motivo de la celebración de las Fiestas de la Magdalena.

José Ignacio Ceniceros, junto al consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar; la alcaldesa de Anguiano Gemma López, y miembros de la Corporación, ha asistido a la procesión y misa en honor a Santa María Magdalena y, posteriormente, a la bajada de la cuesta por los Danzadores de Anguiano, tras la reciente declaración de esta manifestación de la cultura riojana como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial.

Declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial

En la visita, José Ignacio Ceniceros ha señalado que los Danzadores de Anguiano son “la manifestación de la cultura popular más conocida en La Rioja en todo el mundo debido a su vistosidad y espectacularidad”.

Asimismo, ha destacado que la Danza de Anguiano es una de las manifestaciones más antiguas de nuestra cultura popular, de la que constan referencias escritas al menos desde hace 400 años (1603).

Su declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial se debe a que el Gobierno regional ha reconocido esta danza por su “singularidad y por haber mantenido esta tradición a lo largo de los siglos”, ha manifestado José Ignacio Ceniceros.

https://harodigital.com/noticias/turismo/los-danzadores-de-anguiano-declarados-bien-de-interes-cultural-de-caracter-inmaterial/

Finalmente, el presidente del Ejecutivo regional ha señalado que los jóvenes danzadores, que se calzan los zancos como sus abuelos, son “un ejemplo de la transmisión de valores y sentimientos entre generaciones” y que esta danza “sirve para unir a todo un pueblo pero también significa uno de los elementos simbólicos de nuestra tierra que todos los riojanos hacemos nuestro”.