La Ronda Clásica llena de música las calles de Haro

Diferentes puntos de la ciudad jarrera, con la parroquia de Santo Tomás como colofón, acogieron la undécima edición de este recorrido musical que contó con la participación de cuatro formaciones

La música vuelve a hacerse hueco en el callejero de la ciudad jarrera de la mano de Ronda Clásica y de las cuatro formaciones que participaron en el ciclo, y actuaron a pie de calle en los cuatro escenarios elegidos por la organización en la presente edición.

Qantara Dúo lo hizo en el jardín del Palacio de las Bezaras, fijo en el recorrido del circuito urbano junto al Monumento a la Batalla, donde lo hizo el cuarteto de cuerda Malvasía, y el Museo del Torreón que asistió a la interpretación de Trovadores Riojanos, completando la agenda en la que aparecía además la Coral Polifónica de Haro asociada, un año más, a la Plaza José Ruiz Extremiana ‘El Feo’.

La Coral Polifónica de Haro repite como la formación de casa

Entre unos y otros ofrecieron al público, que acompañó la sesión, en cada uno de esos escenarios, un relato asociado a diferentes propuestas y diferentes periodos del universo musical. Arrancando con el barroco al que se asoció la primera de las formaciones, para dar salida con flauta travesera y violín a las partituras que Bodin de Boismortier, Telemann, Friedeman Bach, Johan Sebastian Bach y Devienne aportaron al repertorio entre los siglos XVII y XVIII.

La Ronda Clásica llena de música las calles de Haro 1

Continuando después con las versiones que la segunda ofreció de clásicos del ‘pop’ como el inmortal ‘Bohemiam rhapsody’ de The Queen con la firma de Freddie Mercury, el ‘heavy’ que Metallica melodió en ‘Nothing else matters’ o el tango que Matos tituló ‘La comparsita’, antes de que asumiesen cierto grado de protagonismo tonadas populares rusas como ‘Noches de Moscú’ y ‘La luna brilla’, o sones mejicanos y regionales como ‘El mariachi loco’ o ‘A La Rioja voy’.

Porque la propuesta vocal de la Polifónica jarrera iba de otra cosa, y se sumergía en melodías de Penella, Donay y Caballero de Gracia, como ‘Don Gil de Alcalá’, ‘Blancas como palomas’ y ‘La Gran Vía’.

La Ronda Clásica llena de música las calles de Haro 2

De tal guisa se fue definiendo el recorrido antes de que los cuatro grupos se adentrasen en la Parroquia de Santo Tomás Apóstol para enredar en el baúl de los recuerdos que, además de las composiciones de Telemann y Boismortier, guardaba algunas de Gardel con citas del Mar de la Plata, Tchaykovsky, Piovani, Uruñuela y Verdi.

Galería de imágenes

Comentarios