Reurbanizada la calle Churlita en San Millán de la Cogolla

El objetivo de la actuación es mejorar las instalaciones de agua y los servicios que reciben los vecinos. Cuevas valora el papel de los ayuntamientos de pequeños municipios como “impulsores” de actuaciones que mejoran el bienestar de los vecinos

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y la alcaldesa de San Millán de la Cogolla, Raquel Fernández, han visitado hoy la reurbanización de la calle Churlita con el fin de mejorar las instalaciones de agua y los servicios que reciben los vecinos. En la visita también ha tomado parte la directora general de Política Local, Raquel Sáenz.

El consejero ha valorado especialmente el papel que desempeñan los ayuntamientos de pequeñas localidades como “impulsores” de actuaciones que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los vecinos. “Sus propuestas, preocupaciones y aportaciones son fundamentales para que se puedan acometer obras que redunden precisamente en mejorar el día a día de sus vecinos. Ellos son quienes mejor conocen las necesidades de sus pueblos y siempre van a encontrar la mano tendida del Gobierno de La Rioja”, ha asegurado el consejero.

Detalles de la obra

Las obras han consistido en la renovación de las redes de abastecimiento de agua potable y saneamiento y la posterior pavimentación de esta calle de la localidad perteneciente a la comarca de Nájera. La inversión ha ascendido a 41.700 euros y ha contado con una financiación al 90% del Gobierno de La Rioja.

Estas obras forman parte del Fondo de Cooperación Local de La Rioja en apoyo a las inversiones municipales en el ámbito de las competencias propias con objeto de contribuir al aumento de la calidad de vida y el bienestar en el medio rural, además de impulsar la economía y el empleo. Este programa cuenta con un presupuesto de 16,6 millones de euros en 2018.

La renovación de las redes de abastecimiento de agua potable y saneamiento ha incluido también la instalación de las conexiones con los domicilios situados en esta zona del municipio, arquetas de registro, boca de riego, válvulas de compuerta, pozos de registro y sumideros. La pavimentación con solera de hormigón y paños de adoquín prefabricado ha afectado a una superficie de 325 metros cuadrados.