“Los niños deben aprender a saber gestionar las emociones”

Verónica Muñoz, educadora infantil, experta en inteligencia emocional y 'coaching', puso en marcha hace un año la Escuela de Educación Emocional de Divertitur, un espacio que ayuda a adquirir herramientas para gestionar las situaciones emocionales del día a día
Verónica Muñoz dirige la Escuela de Educación Emocional de Divertitur.

La vida está llena de emociones. Ira, alegría, tristeza, asco, miedo… Y en determinados períodos de la vida estos estados de ánimo son más difíciles de catalizar. Verónica Muñoz es educadora infantil y técnica deportiva. Desde hace un año dirige la Escuela de Educación Emocional de Divertitur en la que coordina y facilita talleres de inteligencia emocional y ‘coaching’ para grupos, escuelas deportivas, empresas, ayuntamientos y otras entidades con las que colabora habitualmente.

Especialista en actividades de ocio educativo, a través de su experiencia, Verónica descubrió que existía una necesidad real de tratar temas emocionales. “Todo tiene una base emocional, y resulta curioso que mente y emociones sean una parte tan importante de nuestro desarrollo personal y les dediquemos tan poca atención”, explica.

Despertar la emoción trabajando con el corazón

“Mi intención es ofrecer a todas las personas un espacio en el que adquirir herramientas con las que cononocer(se) y reconocer(se), gestionar y dar respuesta a las distintas situaciones emocionales que se vienen en el día a día, a través de la inteligencia emocional y el ‘coaching‘”, señala.

Como explica el psicólogo, periodista y escritor estadounidense Daniel Goleman, “la inteligencia emocional es reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivar(nos) y de manejar adecuadamente las relaciones”.

Cuando esta educadora infantil comenzó a trabajar con niños y niñas muchos padres y madres le pedían consejo sobre determinados problemas que atisbaban en los más pequeños. “Los niños deben aprender a saber gestionar las emociones. De pequeños no se nos enseña a sentir. Parece que pesa más la razón que lo emocional”, indica Verónica, que a través de ese ‘feedback’ con progenitores encontró que existía una necesidad real.

No se trata directamente de solucionar determinados conflictos sino de dar herramientas a los padres y educadores para aprender a comunicarse con sus hijos y gestionar así estos problemas. “Lo más fácil es utilizar los gritos o los castigos. En la escuela les damos otras herramientas para gestionar estos conflictos”, explica Verónica, que destaca que la clave está en “controlar esas emociones”. “Ayudamos a los padres para que no pierdan los papeles porque los niños son todo emoción”.

"Los niños deben aprender a saber gestionar las emociones" 1
Verónica Muñoz en una charla a monitores y entrenadores del Haro Sport Club.

Como técnica deportiva y especialista en actividades de ocio educativo, Verónica trabaja desde hace años con diferentes clubes deportivos como el el Haro Sport Club o Casco Viejo de Miranda de Ebro. Sin duda, el deporte es otro ámbito de la vida donde las emociones pueden jugar una mala pasada a los más pequeños.

“Hay que encontrar el equilibrio entre la parte deportiva y aquella en la que entran en juego la mente y las emociones. Buscamos gestionar las emociones del deportista y la forma de llegar a objetivos realistas”, explica Verónica.

"Los niños deben aprender a saber gestionar las emociones" 2
Verónica Muñoz colabora con el Haro Sport Club aportando su experiencia y concimientos.

Otro de los ámbitos donde las emociones tienen otro papel primordial es el trabajo. Por ello, la Escuela de Educación Emocional de Divertitur también colabora con empresas. “El objetivo es crear la mejor convivencia posible en el entorno laboral y hacer equipo”.

Durante este año de vida, la escuela también ha colaborado con el Ayuntamiento de San Vicente de la Sonsierra y la Asociación de Mujeres Las Luciérnagas organizando escuelas para padres y familias y talleres sobre violencia de género y bullying. En Haro, además de colaborar con el Haro Sport Club, la Escuela de Educación Emocional de Divertitur también ha puesto enmarcha con el AMPA del Colegio San Felices de Bilibio una ’emocioteca’. Y es que esta escuela es la única que trata el tema de las emociones en la zona de la Rioja Alta.

"Los niños deben aprender a saber gestionar las emociones" 3

Más información

También te puede interesar...

Comentarios

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario estar registrado en Haro Digital. Esto es así porque damos valor a los debates sanos, transparentes, y sin censura y queremos evitar ataques personales o comentarios de mal gusto que se escudan en el anonimato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios