El espíritu medieval perdura en Briones

Con la edición de este año aparcada por el coronavirus, la Asociación Briones Medieval ya piensa en la edición de 2021

Las Jornadas Medievales de Briones se sacuden el golpetazo que supone dejar aparcado todo el trabajo realizado hasta el mes de marzo para llevar a escena una edición que incluía novedades como una ballesta y una torre de asedio que se quedó a medias, al decretarse el estado de alarma.

La asociación Briones Medieval acepta, según explica el máximo responsable de la organización, Jaime Ruiz, la imposibilidad de llevar a cabo el proyecto porque, más allá de la tropa de casa, “había grupos que llegaban de Madrid, Zaragoza o Granada para completar el calendario de actos previsto”. Nada comparado, sostiene en todo caso Ruiz, como el hecho de tener garantizada la salud de todos quienes visitan este espectáculo que convierte a la localidad riojalteña en el mejor escenario de una apuesta por la revitalización turística de la comarca a través de la historia y la cultura.

El objetivo de fiesta de interés turístico internacional, “ralentizado”

“Se ha cortado de alguna manera el esfuerzo que se venía realizando desde hace años para lograr la declaración de fiestas de interés turístico internacional”, lamenta. El año pasado, por el cambio de Gobierno que obliga a mostrar el conglomerado y la repercusión de una actividad que deberían conocer todos, y en esta ocasión por el dichoso coronavirus. Pero sobre todo porque “sin la posibilidad de contar con medios extranjeros” y aceptando que sin movilidad entre comunidades no tenía sentido llevar a cabo niguna actuación, se asume que “se va a ralentizar” ese objetivo. “Nos ha pillado todo de sopetón. Queríamos hacer muchas cosas”, avanza Ruiz, “pero se ha quedado todo en agua de borrajas”.

Todo ello después de haber realizado una campaña de promoción en el exterior que, después de lo sucedido, “no queda claro si va a valer” a la hora de sustentar la candidatura a fiesta de interés turístico internacional, después de haber llevado a cabo actuaciones publicitarias en Francia, Tailandia e Inglaterra, además de Méjico.

Queda supeditado todo a poder concretar detalles con el departamento regional, y ésa es una opción que condiciona el desarrollo de todo aquello que pueda llevarse a cabo en las próximas ediciones “porque las circunstancias y las exigencias sanitarias mandan”.

La agenda de trabajo de Briones Medieval pasa, en fin, por restablecer contactos con el nuevo Ejecutivo regional, garantizar la vigencia del convenio que tienen firmado con la asociación y centrar el foco en la próxima convocatoria.

Es lo que mantiene viva la ilusión de sus miembros que pensaban “hacer algo más grande este año” pero no podrán dar más pasos en esa dirección porque “todo lo que se pensaba invertir en esta edición se ha dejado para la siguiente y en realidad sólo contamos con lo que se recibe de subvención y del mesón”, que gestiona para obtener recursos adicionales. “Los gastos fijos van a ser en 2021 los de dos años y los ingresos los de uno”, señala.

Con la mirada puesta en la edición de 2021

Todo se basa, en fin, en un ejercicio de creatividad, un año más. Como tantos otros. Hasta el punto que la organización del ciclo se plantea celebrar el año que viene la vigesimocuarta edición, “aunque sea la vigesimoquinta”, para poder celebrar las bodas de plata de este espectacular acontecimiento cultural y turístico en 2022 y por todo lo alto.

De ser posible, y cuando sus miembros puedan reunirse para valorar esa opción, confía en que para entonces la solicitud de la declaración de fiesta de interés turístico internacional esté, al menos, tramitada y en camino.

Para este fin de semana, fecha en la que se debería celebrar la nueva edición, el presidente de Briones Medieval sabe que serán unos días tristes, ya que la celebración de las jornadas se vive en el pueblo como si fueran “unas fiestas más”. “La gente está adornando balcones y ventanas con los estandartes típicos y hay vecinos que se van vestir de la época y almorzar como suelen hacer, pero nosotros como asociación no vamos a hacer nada, hay que ser responsables con la situación que se está viviendo”, señala Ruiz.

Comentarios