Consumada la moción de censura en Tricio

Para el Partido Riojano se trata de "una alianza para tapar 36 años de irregularidades con dinero público". Manuel Martínez pasa a ser el nuevo alcalde del municipio
Foto: Partido Riojano

Mucha tensión y reproches en un pleno que ha terminado con la alcaldía (apenas mes y medio en el cargo) de Óscar Martínez. Para el Partido Riojano se trata de “una alianza para tapar 36 años de irregularidades con dinero público”.

Mucha expectación en la sala, con más público que el de costumbre, para vivir una sesión en la que la moción del PP y de los concejales desechados por el PSOE ha terminado por triunfar. De esta manera, Manuel Martínez pasa a ser el nuevo alcalde del municipio caracolero.

A pesar de que en las últimas horas, el Partido Riojano, a través de su presidente Rubén Antoñanzas, había pedido a los dirigentes del PP que pararan la moción de censura, nada ha cambiado. Desde el PP, el argumentario para la moción no cambiaba ni un ápice: han acusado a Martínez de “chulería” y de poca transparencia a la hora de dar información.

Manuel Martínez Ábalos, concejal independiente que se presentó a las pasadas elecciones por el PSOE, explicó las discrepancias con el alcalde, “falta de diálogo y colaboración”. “Sólo nos vino con decretos. Por Tricio y para Tricio”, dijo para concluir, lo que provocó aplausos e insultos entre los presentes.

Arropado por varios miembros del Partido Riojano, el ya excaldalde de Tricio ha relatado las presuntas irregularidades detectadas en facturas. “Vigilaremos que la auditoría no se frene y se sepa la verdad de esta moción”, asegura Rubén Antoñanzas, presidente del Partido Riojano.

Para Antoñanzas, “ha quedado demostrado que no hay ninguna razón objetiva para la moción, únicamente el compromiso adquirido en la campaña electoral y ratificado nada más tomar posesión de Oscar Martínez de hacer una auditoría de las cuentas”.