El pleno del Ayuntamiento de Haro celebrado ayer aprobó el proyecto de presupuestos de la ciudad jarrera para 2019. Lo hizo con los votos a favor de los concejales del equipo de gobierno y en contra del Grupo Municipal Popular.

Durante la sesión plenaria, José Ignacio Asenjo quiso dejar claro que no le gusta el borrador de las cuentas de Haro para el próximo año. “Son un corta y pega de las del año pasado”, aseguró. “Creo que deberían haber empleado un poco más de tiempo en confeccionarlo”.

Más de un millón de euros en “partidas que se repiten”

El concejal del PP criticó, entre otras muchas cosas, que se aumente el gasto corriente en un millón de euros, que las inversiones se hayan reducido y que haya más de un millón de euros en “partidas que se repiten”. “Se olvidan de la reparación del tejado del Ayuntamiento, de las unidades de ejecución de Mercadona y Martínez Lacuesta, del parque empresarial, del plan urbano, del pabellón multiusos, de la compra de edificios, de la puesta en marcha del barquito o de tirar el edificio del estanco”, comentó entre otras cuestiones.

Para Asenjo se trata de un “despropósito”, y las cuentas presentadas para 2019 sólo muestran el “fracaso evidente” del tripartito. “Espero que el año que viene llegue un gobierno con más ambición y más preparación y que sepa como solucionar las necesidades verdaderas que tiene la ciudad”, afirmó el concejal del PP.

“No vamos a hipotecar el futuro de la corporación que venga”

Por su parte, la alcaldesa Laura Rivado defendió unos presupuestos que considera que son “buenos” para la ciudad porque, entre otras cosas, “no van a hipotecar el futuro de la corporación que venga”. “Durante cuatro años se han dedicado a criticar. Si invertimos porque invertimos, si no invertimos porque no invertimos, si construimos porque no les gusta lo que construimos… Entiendo que no les guste porque no es su proyecto, pero es que parece que presentamos una auténtica hecatombe”, indicó la alcaldesa.

Rivado también le dijo a Asenjo que si a su equipo de concejales no les gusta el presupuesto presentado, “les animo a que presenten enmiendas concretas al proyecto como hacía la oposición cuando ustedes gobernaban”.

A Asenjo también quisieron responderle los concejales Javier Redondo (Ganemos Haro) y Leopoldo García (PR+), miembros del gobierno tripartito, que defendieron los presupuestos porque son “un seguimiento del año anterior”.

Eso sí, Redondo, por ejemplo, reconoció que no se ha presupuestado la obra de mejora del tejado, “pero es una obra que antes tampoco se hizo”. “Creo que las condiciones no son tan precarias”. Defendió también la no inclusión de partidas para el plan general o para las unidades de ejecución de Mercadona y Martínez Lacuesta por “el problema importante de personal” que existe en el Ayuntamiento.

Asimismo, aseguró que la situación actual no está para comprar inmuebles y que el antiguo edificio del estanco en Sánchez del Río se acabará tirando. “Cuando ustedes lo compraron, en el expediente no pone en ningún momento que se fuera a tirar. Luego resulta que, al parecer, su idea era dejar ese espacio libre ¿para qué? Para tener ahí un recoge-cacas que es en lo que se va a convertir”, aseguró Redondo.

“Prefiero estar endeudado y tener cosas hechas”

Por su parte, Leopoldo García quiso también defender unos presupuestos que considera que sirven para que los jarreros “no reciban menos servicios y sí mejores y de más calidad”. “En todo este tiempo no he conseguido que le guste nada de lo que hacemos, señor Asenjo. Si la deuda la vamos a dejar en 550.000 euros en 2018, creo no lo habremos hecho tan mal cuando ustedes dejaron casi tres millones de euros”, le espetó García.

En este punto, Asenjo volvió a reafirmarse en que el equipo de gobierno no se había leído las cuentas porque según sus datos, esa deuda se acercará más a los 100.000 euros. A pesar de todo, el concejal popular defendió que le gustaría “tener deudas y tener cosas hechas”. “Prefiero estar endeudado y tener construido el pabellón multiusos o el parque empresarial porque representan patrimonio y así habrá retorno para este Ayuntamiento, y así ni lo hay ni lo va a haber”.

El concejal del Grupo Municipal Popular también acusó al ejecutivo local de no saber negociar. “Son incapaces de firmar un convenio y si hacen tantas modificaciones de créditos es porque presupuestan mal”, aseguró Asenjo, que defendió además que si se compró el edificio del estanco fue para derribarlo. “En ningún momento se pensó en dejarlo ahí”.

Rivado, por otro lado, no entendió las críticas al aumento del gasto corriente y considera que implica mantenimiento. “Invertimos en mantenimiento cuando ustedes no lo hacían, y las modificaciones de crédito son una herramienta común y necesaria. Pongo el ejemplo de Arnedo que ya va casi por la modificación número 40”, explicó la alcaldesa, a lo que Asenjo contestó: “Será porque en Arnedo son incluso peores que aquí. Es mucho decir, pero lo harán peor que ustedes”.

“Nosotros bajamos, pedimos y conseguimos”

La alcaldesa también quiso contestar a Asenjo sobre su afirmación de que el tripartito no sabe negociar subvenciones. “No se lo voy a permitir porque gracias a las negociaciones hemos ampliado el convenio de cabeceras y dentro de unos días firmaremos otro para apoyar las obras de rehabilitación del mercado municipal”.

En este sentido, Leopoldo García, a pesar de que valoró positivamente la labor del antiguo equipo de gobierno con el convenio del María Díaz, también aseguró que quedaron flecos que ellos tuvieron que solucionar como la reversión del edificio que solicitó la familia Briones o el permiso de los vecinos. “Nosotros bajamos, pedimos y conseguimos”, afirmó García.

Aprobación de una declaración institucional por el 40 anversario de la Constitución Española

El pleno también aprobó de manera unánime una declaración institucional presentada por la alcaldía-presidencia con motivo del 40 aniversario de la Constitución Española.

En ella el Ayuntamiento jarrero se muestra “favorable a modificar el texto en todo aquello que suponga mejorar, reforzar y garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos, pero siempre respetando la igualdad de los españoles, independientemente del territorio en el que vivan, y sobre todo con el mayor acuerdo posible de los representantes de los ciudadanos, en base a los mecanismos estrictamente recogidos en nuestra carta magna”.

A pesar de su voto positivo, Javier Redondo sí que criticó que hay que tener en cuenta que “en muchos aspectos la Constitución no se está cumpliendo” y que por ello “se debe cambiar”. “Empieza diciendo que todos somos iguales ante la ley o que todos tenemos derecho a un sueldo digno, y no es así”, afirmó Redondo.

Desde la otra bancada, Alberto Olarte se mostró a favor del texto y de que la Constitución sea modificada con arreglo a las necesidades de la ciudadanía, pero “que no sea Redondo porque es un ser extraño y raro”. Para Lepoldo García, por otro lado, el texto hace hincapié en algo que considera importante en estos tiempos: “Libertad, igualdad y consenso”.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.