De izquierda a derecha, José Ignacio Asenjo, Alberto Olarte y Jesús Rioja.

El Partido Popular de Haro ha dado a conocer su opinión tras las últimas manifestaciones realizadas por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento en lo que se refiere al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Según Alberto Olarte, en lo referente al IBI, “el tripartito y fundamentalmente la señora Rivado ha puesto el ventilador en marcha para intentar ensuciar a los demás y tratar de esconder y difuminar su pésima gestión de nuestra ciudad”.

“Medias verdades” del equipo de Gobierno

Ha sido entonces cuando el concejal popular ha hablado de “medias verdades” que según él han sido utilizadas por el equipo de Gobierno actual. Olarte, eso sí, ha reconocido que en febrero de 2013 se solicitó por parte del anterior equipo de Gobierno la actualización catastral con el objetivo de “evitar una revisión catastral total del municipio”, algo que de memoria ha dicho que no se ha realizado desde el año 2000. “Todo esto fue público y explicado muchas veces en los medios de comunicación”, ha asegurado.

Además de esto, Olarte también ha reconocido que en diciembre de 2013, el anterior equipo de Gobierno solicitó la regularización catastral, a realizar entre los años 2013 y 2016. El concejal ha explicado que este es el procedimiento por el que se incorporan al catastro mobiliario los bienes inmuebles urbanos y rústicos con construcción, así como las alteraciones en sus características “en los supuestos de incumplimiento de la obligación de declarar de forma completa y correcta las circunstancias determinantes de una alta o modificación catastral”. Así lo dice la Ley del Catastro 1/2004, como ha explicado Olarte.

En este procedimiento se incluye todo aquello no declarado u omitido, y todas las modificaciones habidas sin declarar. Entre ellas, Olarte ha nombrado las construcciones de piscinas en patios o azoteas, cerramiento de balcones, la adecuación de locales, los cerramientos de porches o patios y un largo etcétera.

Solicitud “por imperativo legal”

De esta manera, como ha indicado Olarte, “lo que ocultó la señora Rivado, lo que no dijo, y por eso lo de las medias verdades, es que esa solicitud se hizo por imperativo legal”. “El Real Decreto 1/2004 de 5 de marzo, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley del Catastro inmobiliario obliga a los Ayuntamientos españoles que no hayan realizado una revisión catastral en los últimos años (la última de Haro es de 2000) a solicitar esta regularización. De no ser así, se realiza de oficio. Es decir, regularización solicitándose o sin serlo”, ha declarado Olarte.

Regularización catastral y no revisión catastral

La otra “media verdad” para Olarte, algo que “también ocultó”, es que la alcaldesa Rivado en el pleno en el que se suscitó esta cuestión “dijo textualmente que estaba en su poder un documento en el que el anterior alcalde solicitaba una revisión catastral y esto no es así; lo que se solicitaba era una regularización catastral, cosa muy distinta”, ha querido dejar claro el concejal, y ha añadido que “el Gobierno del PP no solicitó una revisión catastral, sino una regularización catastral, que era obligatoria por ley”. “Lo que se hizo es simplemente cumplir la ley, como debe de ser”, ha aclarado Olarte.

Pero Olarte también ha denunciado que “lo que ocultó y tampoco dijo Rivado, en lo referido a la actualización catastral, es que el anterior equipo de Gobierno tenía previsto solicitar una revisión catastral de la ciudad porque se dio cuenta de que la tabla de actualizaciones contenía algunos errores”.

Moción para pedir la revisión catastral en el pleno del 15 de noviembre de 2015: el equipo de Gobierno vota en contra

Todo esto sucedió antes de que el actual equipo de Gobierno llegara al poder lo que provocó que el Grupo Municipal del Partido Popular presentara en el pleno del 15 de noviembre de 2015 una moción para que se solicitara la revisión catastral total. “Pusimos en conocimiento de todos los concejales y de toda la ciudad los errores que existían, los reconocimos y por tanto había que rectificar para que no pasara lo que ha pasado ahora”, ha expuesto Olarte. Una revisión catastral total del municipio hubiera retrasado el cobro de algunos recibos que se han cargado ahora de manera retroactiva.

Sin embargo, según ha denunciado Olarte mostrando el acta de ese pleno, “la señora alcaldesa y el tripartito votaron en contra de hacer dicha revisión con el argumento de que ellos no harían lo que había hecho el anterior equipo de Gobierno”.

“Nosotros reconocimos nuestros errores”

Para concluir Olarte ha querido poner en claro que “en las manos de la señora Rivado y del tripartito estuvo haber evitado todo esto, que hubiera sido lo mejor para la ciudad y empezar de cero, porque nosotros renocimos nuestros errores y lo hicimos de manera pública”. “Les propusimos la solución y ellos no la quisieron adoptar”, ha manifestado Olarte y ha afirmado que “toda la responsabilidad de lo que ocurre y ocurrirá es de quien Gobierna y nunca de la oposición. Han tenido en su mano la revisión catastral de la ciudad y no han querido hacerlo”.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.