‘Esto es una vergüenza; deberíamos salir todos a la calle e impedir esto’, comentaba una comerciante consultada por HARO DIGITAL. Y es que la inminente reordenación de las plazas de estacionamiento reguladas en zona azul (ESRO) en la avenida de La Rioja, que se aprobó en pleno, no ha sido bien recibida por gran parte de vecinos y comerciantes de la zona. Una medida, como reflejan a través de un escrito presentado en el Ayuntamiento jarrero, ‘no consensuada con los vecinos y comerciantes’. ‘Nos gustaría expresarle nuestra disconformidad con el acuerdo adoptado por el pleno a instancias del gobierno que preside. Y para ello le transmitimos las consideraciones que compartimos la inmensa mayoría de los afectados para que puedan ser tomadas en cuenta’, destaca la nota que ha sido firmada por más de 200 personas.

Por su parte, la alcaldesa Laura Rivado entiende el malestar, pero ha explicado que ‘ya se sabía’ que esto se iba a hacer. ‘Se va a continuar hacia adelante. Consideramos que es una buena medida a pesar de todo’, ha dicho. ‘Si quitamos plazas de aparcamiento de zona azul en la plaza de la Paz, ésas las tenemos que poner en otro sitio. Así estaba reflejado en el contrato que nos encontramos al llegar al Consistorio’.

El escrito remitido a la alcaldesa de Haro:

“Estimada alcaldesa:

A la vista de las informaciones recibidas a lo largo de las últimas semanas a través de los medios de comunicación, informaciones que confirman la aprobación de una reordenación de las plazas de estacionamiento reguladas en zona azul (ESRO) en la avenida de La Rioja, y advirtiendo las consecuencias que esta medida, no consensuada con los vecinos y comerciantes de la zona, podría tener sobre el desarrollo y dinámica de esta arteria y el de las calles colindantes, nos gustaría expresarle nuestra disconformidad con el acuerdo adoptado por el pleno a instancias del gobierno que preside. Y para ello le transmitimos las consideraciones que compartimos la inmensa mayoría de los afectados para que puedan ser tomadas en cuenta.

Los efectivos negativos que su decisión, no sometida a trámite de audiencia, y sin contemplar un periodo para la presentación de alegaciones y sugerencias, se resumen en los siguientes puntos:

  1. La decisión de reconvertir la margen derecha de la avenida de La Rioja en aparcamiento en batería apenas crea 12 plazas más que podrían ser recuperadas en otras vías de la ciudad para evitar que con ello se estreche el paso de los vehículos por una arteria que sirve para desahogar, precisamente, la calle de la Ventilla, notablemente ralentizada desde su última urbanización, estrangulando el tráfico que se ve parado cada vez que se realiza una operación de estacionamiento o incorporación a la circulación.
  2. El traslado de la zona de carga y descarga que existe actualmente frente a la esquina de la estafeta de Correos a la parte baja de la calle Alemania supone para los repartidores un sobreesfuerzo físico al encontrarse la práctica totalidad de los establecimientos en la parte alta de esta zona del Barrio de las Huertas.
  3. El resultado estético final, en una de las calles más amplias del municipio, se presume notablemente perjudicial, tal y como se ha podido constatar en la calle Donantes de Sangre donde, a tenor de las informaciones recibidas, parece ser que el Ayuntamiento que tan dignamente se está planteando, afortunadamente, la posibilidad de eliminar uno de los dos estacionamientos en batería, vistos los problemas de paso que se generan, al mismo tiempo.
  4. La decisión de que el aparcamiento en batería se vaya a realizar en sentido contrario a la marcha no sólo va a provocar una ralentización mayor del tráfico sino que provocará que la emisión de humos procedentes de la combustión de los vehículos llege directamente a los peatones que circulan por la acera, siendo más beneficioso para su salud, en el peor de los casos, que se realiza en sentido a la marcha para eliminar esta afección directa sobre las personas.
  5. En todo caso, sea cual sea la mecánica de maniobra que se imponga parece evidente que el ancho de la acera se va a reducir de manera signficativa por la que los peores parados van a volver a ser, de nuevo, los viandantes que van a transitar por una acera mucho más estrecha, siendo éste, como sabrá, uno de los principales problemas con los que se encuentran los peatones, al ser la mayoría de las aceras del centro urbano exclusivamente estrechas y no haber sido diseñadas las de la avenida de La Rioja para estacionamientos en batería sino en lína, circunstancia que debería tenerse en cuenta también en otras arterias del municipio que no se asemejan a las diseñadas por el entorno de El Mazo donde, curiosamente, prácticamente todos los estacionamientos se realizan en línea sin que exista, en ninguna de sus arterias, zona azul.
  6. Constatado que los motivos esgrimidos por su gobierno se centran en la intención de reducir la velocidad de paso de los vehículos y la parada en doble fila, contemplada como derecho para la agilidad de los servicios a los ciudadanos en el propio Código de Circulación, le recordamos que existen otras alternativas mucho más razonables como la instalación de pasos elevados, al igual que en otros puntos del municipio. Y le recordamos que al reducirse el ancho de la calzada y estacionar en batería se reducirá la visibilidad para peatones y conductores, incrementando de esta manera el nivel de inseguridad, especialmente cuando se trate de vehículos de gran formato o furgonetas las que estacionen en esa zona sujeta a reordenación.
  7. Se recuerda, en última instancia, que no hace demasiado tiempo se procedió a la eliminación de unas 12 plazas de zona azul, reconvertidas en zona de libre estacionamiento en la calle Grecia, por lo que resultaría más sencillo para cumplir con los compromisos con la empresa concesionaria del servicio revocar esa medida o aprovechar la existencia de una amplia zona de libre aparcamiento en la margen derecha de la calle de la Vega, donde se estaciona igualmente en línea.

Recogidas todas estas valoraciones, el colectivo de vecinos y comerciantes que las secundan confían en que sean tenidas en cuenta y se anule el acuerdo de pleno por lo que se aprueba esta modificación de la zona azul en la avenida de La Rioja, poniéndonos a su disposición para consensuar con usted y los miembros de su equipo de Gobierno las medidas alternativas que permitirían resolver los compromisos del Ayuntamiento de Haro y los derechos de sus ciudadanos.”

El escrito firmado por ACCIRA

De hecho éste no es el único escrito presentado en el Ayuntamiento en contra de esta decisión. La Asociación de Comercio y Hostelería de Haro (ACCIRA) también ha querido manifestar que ‘dichos cambios no nos parecen adecuados’. Lo explica a través de este comunicado:

“Desde ACCIRA, y pese a que la decisión de realizar cambios en los aparcamientos de Avda. de La Rioja está ya tomada, queremos manifestar que dichos cambios no nos parecen adecuados por varios motivos:
– Ese tipo de aparcamientos son muy peligrosos, en la calle Donantes de Sangre corren peligro tanto viandantes como coches y hay mucho menos tráfico. Si se está pensando en quitar este tipo de aparcamientos en esta zona ¿por qué trasladar este problema a otra calle?
– Si un coche se aparca en batería parte del coche entra en la acera con lo que hay pérdida de paso para las personas (y carritos de niño y sillas de ruedas).
– Si queremos hacer una ciudad más amigable no podemos estrechar una avenida que tiene mucho tráfico tanto de coches como de personas a pie.
– No hay necesidad de más plazas de aparcamiento, en zonas muy cercanas también hay espacios siempre vacíos.
– La rapidez de la vía no se va a solucionar con el estrechamiento de la calle, sí si se pondría un firme diferente (como el que se encuentra a la altura del colegio San Felices).
– La visibilidad de los escaparates, principal vía de comunicación de un negocio con sus clientes, se verá disminuida en gran medida.
– El acceso principal de los autobuses que van al Hotel Los Agustinos es por esa avenida.
Para evitar los aparcamientos en doble fila se podrían ampliar las aceras, añadiendo algún árbol.

MODIFICACIÓN DE ZONAS DE CARGA DESCARGA

Creemos que sería conveniente modificar también las zonas de carga y descarga:
Eliminar la zona que se encuentra en la calle Alemania llegando a La Ventilla y ponerla en Avda. de La Rioja, fuera de la farmacia, trasladando los contenedores que están ahí a la calle Alemania, en el lateral de Correos donde estuvo una oficina de Cajarioja (hay ya contenedores en Avda. de La Rioja al principio, frente a Óptica Lizarduy). Es una zona menos visible.
Eliminar una de las partes de la calle Sánchez del Río, ahora ya no hacen falta tantas plazas porque el supermercado tiene zona detrás y paran pocos vehículos de mercancías.
Poner zona de carga descarga en la calle Donantes de Sangre por la zona de carnicería Emilio y habría que repartir la zona azul a lo largo de la calle (se puso toda cerca del Mercadona facilitando el aparcamiento para ellos pero no para el comercio minorista).”

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)