La música clásica se cuela en los centros escolares de Haro

La Unidad de Música del Ayuntamiento de Haro ha celebrado en los tres colegios de la ciudad jarrera unos conciertos pedagógicos para acercar el trabajo de la Escuela Municipal de Música a los escolares

Los escolares de los tres colegios de Haro, San Felices, Nuestra Señora de la Vega y Sagrado Corazón, han disfrutado este viernes de la música clásica a través de unos conciertos pedagógicos organizados por la Unidad de Música del Ayuntamiento jarrero.

Con la iniciativa se ha querido mostrar a los más jóvenes que se dispone de “un fantástico vehículo, no sólo para el mero disfrute que la propia música proporciona, sino también, para enseñar a los niños una gran variedad de cosas y despertar en ellos las más diversas emociones para lo que se concilia el disfrute con el aprendizaje”.

Romper un mito

Según destaca el responsable de la Escuela Municipal de Música, Ricardo Chiavetta, “se trata de una manera de unir, mediante un espectáculo y la música, a los centros educativos de la ciudad con la escuela”. Además de Chiavetta, el concejal Javier Redondo ha estado presente en esta serie de conciertos que se ha iniciado en el Colegio San Felices.

Para Chiavetta, “la importancia de este proyecto reside en el intento de romper el mito de que la música clásica es aburrida y requiere de un público preparado musicalmente para su escucha”. De esta manera, la Unidad de Música ha planteado “un viaje por el tiempo, un viaje por la música y también por las emociones”.

Durante la celebración de estos conciertos, los más pequeños han podido disfrutar de un programa variado que ha contemplado la interpretación de diferentes piezas de Bach, Mozart, Offenbach, Bizet, Rossini, Gounoud, Friedman y Verhelst. Los músicos han interpretado, a modo de representación, distintas obras que han divertido a los más pequeños.

El objetivo final es acercar la cultura y, sobre todo, “intensificar la labor de la Escuela Municipal de Música para que los más pequeños la conozcan”.