La fiesta de cumpleaños de la Agrupación de Cornetas y Tambores de Haro

El pasado sábado, Día de La Rioja, fue el día elegido por la agrupación para celebrar por todo lo alto su cuarenta cumpleaños

El sábado, Día de La Rioja, fue una jornada especial en Haro, y no sólo por la celebración del día de la región. Lo fue también porque fue una fecha elegida por algunas quintadas para salir a la calle y porque la Agrupación de Cornetas y Tambores de Haro celebró por todo lo alto su 40 cumpleaños. Una jornada muy festiva que tiñó de colorido y jolgorio las calles de la ciudad jarrera.

La Agrupación de Cornetas y Tambores madrugó. A las 9:00 horas ya estaba animando las calles de Haro con las alegres dianas y luego protagonizó una ofrenda de flores a la Virgen de la Vega en la basílica en la que también participó el párroco de Haro, Don Carlos Esteban, que agradeció a la formación “la gran labor” que hace por la ciudad.

“Muy agradecidos a la ciudad de Haro”

Tras la ofrenda, el portavoz de la agrupación, Diego González, y su presidente, Julio Ángel Martínez Gamarra mostraron sus sensaciones. “Había que celebrarlo porque cuarenta años no se cumplen todos los días. Estamos muy agradecidos a la ciudad de Haro, a toda la gente que nos apoya día tras día y a todas las empresas que han colaborado con nosotros para que todo esto haya sido posible. Todo el mundo sabe que nuestro plato fuerte es la Semana Santa, pero también salimos a hacer las dianas de Haro y vamos a otras localidades a participar en diversos actos festivos, y estamos orgullosos de ser una de las entidades más longevas de la ciudad”, señaló González.

Por su parte, el presidente de la agrupación quiso recordar también la labor y apoyo de personas que ya no están con ellos y agradeció al pueblo de Haro “todo lo bien que se porta con nosotros”. “Que sigamos muchos años celebrando fiestas de cumpleaños”.

Sorpresa para las fiestas de septiembre

Tras la ofrenda en la Basílica de la Vega, el grupo disfrutó de un almuerzo ranchero, y a media mañana, la Herradura se convirtió en un jolgorio gracias al pasacalles con vermut incluido que se prolongó hasta la hora de comer. Después de la comida, discoteca móvil a cargo de Krossko y copas para prolongar una fiesta de cumpleaños hasta que el cuerpo aguantó.

La Agrupación de Cornetas y Tambores de Haro cerró así uno de los últimos actos para celebrar el 40 aniversario de la formación porque aún se reserva una última sorpresa. Eso sí, por ahora, nadie suelta prenda. “Probablemente será para las fiestas de septiembre, pero aún estamos pendientes de algunas cosas para poder llevarlo adelante”, avanzó Diego González.

Galería de imágenes