La disolución de ACCIRA fuerza al Comercio Local de Haro a un cambio de rumbo

La plataforma considera que con esta decisión "lo único que se ha logrado es hacernos más débiles y que exista una división que nos hace plantearnos el seguir adelante"
Imagen de la reunión de comerciantes de Haro en la que se acordó coger el relevo de ACCIRA.

La reacción del Comercio Local de Haro no se ha hecho esperar tras el anuncio de disolución de la Asociación de Comercio y Hostelería de Haro (ACCIRA).

A través de un comunicado el colectivo asegura que respeta “la decisión que han tomado tanto la Junta Directiva como los compañeros asociados de disolver ACCIRA, pero en absoluto la compartimos”. De hecho en una reunión anterior, los comerciantes habían acordado “coger la asociación y reflotarla”.

“Creemos que no era la solución al conflicto y que hoy por hoy el Comercio y la Hostelería están heridos de muerte”, afirma la plataforma en la nota.

El colectivo de comerciantes dice que son conscientes de “lo mal que lo han pasado tanto los componentes y nos solidarizamos con ellos”. Pero consideran que contaban con “los medios y la ilusión necesarias para darle continuidad, ilusión que por otra parte, en este momento no es la misma”.

El Comercio Local de Haro considera que con esta decisión “lo único que se ha logrado es hacernos más débiles y que exista una división que nos hace plantearnos el seguir adelante”.

La plataforma también precisa que “en ningún momento se nos ha dado la posibilidad de explicar y desarrollar nuestras ideas como en algún medio de comunicación se ha podido leer y que la decisión de disolver ACCIRA estaba tomada con premeditación”.