Iniciada la obra para cubrir el parque infantil de El Mazo

El plazo de ejecución de los trabajos es de aproximadamente dos meses

Se han iniciado los trabajos para cubrir el parque infantil de la zona de El Mazo. La arquitecta jarrera, Arantza Ozaeta Cortázar, fue la encargada de redactar el proyecto inicial que se presentó públicamente el pasado mes de octubre de 2018.

En el mismo se propone un tenso de estructura con 20 membranas textiles tensadas. Es un sistema ligero, modular y adaptable que combina estructura de acero y tirantes de cable. Así, se trata de cuatro módulos que consisten en una estructura metálica con geometría pentagonal coronada por una cúpula textil con óculo pentagonal, con apoyos perimetrales para no entorpecer el juego, y una superficie total de 250 metros cuadrados. Se plantean trece postes verticales. La cimentación es superficial.

Período de ejecución de dos meses

Existirá una estructura portante de acero lacada con una imprimación blanca. Las cúpulas se cubrirán con 20 membranas tensadas de forma trapezoidal variable. Además el plano de suelo queda definido principalmente con una gran solera de hormigón armado y acabado pulido. Dentro de la misma, y sobre ella, se propone un diseño de diferentes áreas de pavimento amortiguador continuo de caucho, con color y espesor variable, en función de los juegos infantiles instalados.

Además, se han definido dos montañas o montículos, a modo de espacio-rampa, que permiten múltiples actividades como escalada o deslizamiento con toboganes de ladera.

La obra, que tiene un plazo de ejecución de unos dos meses, se realizará en dos fases: colocación de cubrición, solera, base y zona ajardinada (unos 165.000 euros) y la colocación de juegos infantiles, pavimento continuo y mobiliario urbano, con un presupuesto superior a los 100.000 euros. La Concejalía de Obras pide disculpas por el período en que se realizan los trabajos y por las molestias que puedan ocasionar.

Desde el Ayuntamiento de Haro consideran que con esta obra “se ofrecerá a los ciudadanos un espacio público de calidad a la vez que un entorno ideal para desarrollar un juego imaginativo; y no solo atenderá a los más jóvenes, sino también a los padres, mediante la incorporación de zonas estanciales con mobiliario urbano”.

Así es el proyecto para cubrir el parque infantil de El Mazo