Líderes en La Rioja Alta

129.655 visitas en Diciembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Bicisport Chelu se transformará en un museo de la bicicleta
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Bicisport Chelu se transformará en un museo de la bicicleta

Tras el cierre del negocio ubicado en el mirador de El Pardo por jubilación, José Luis Fernández González trabaja para convertir el establecimiento en una exposición dedicada al mundo de la bicicleta

Haro asiste al cierre de otro negocio en el casco antiguo. José Luis Fernández González se despide de su etapa como comerciante y mecánico de bicicletas por jubilación. Con este nuevo adiós, el mirador de El Pardo en la ciudad jarrera se queda sin el ir y venir de la gente que entraba a Bicisport Chelu en busca de recambios, una nueva bicicleta o intentar arreglar la vieja.

En este establecimiento, Chelu ha estado acompañado durante 35 años por su mujer, María Vega Bañuelos Castro. Una tienda que Chelu ha decidido transformar en una exposición estable que mostrará a quien quiera todo el material que ha ido coleccionando a lo largo de todos estos años. Y es que, el embajador de la Eroica Hispania que no pudo ser el año pasado, no quiere romper tan fácil con el mundo que le atrajo desde pequeño, y lo que fue en un pasado cercano tienda de prendas, bicicletas y artículos deportivos, pero sobre todo taller de reparación y montaje de bicis para niños y mayores, se convierte ahora en un museo lleno de recuerdos, sobre todo de vida.

Espacios dedicados al Club Ciclista Harense y Álvaro Fernández

Así, el histórico establecimiento exhibe recuerdos desde la etapa de míticos como Federico Bahamontes, Eddy Merckx, por el que sentía especial cariño, o Luis Ocaña. Pero también de otros grandes ciclistas como Alejandro Valverde o Miguel Induráin.

Publicidad
Banner Zamalloa

Chelu recuerda que hay precedentes de esta iniciativa, aunque no en La Rioja. El jarrero se basa en el proyecto ideado en Cantabria por Santiago Revuelta, el que fuera director del equipo Teka durante 16 años.

El museo de Chelu, que ya ha empezado a tomar forma, ocupará 140 de los 180 metros cuadrados de los que dispone la lonja en el mirador de El Pardo. «Todavía queda trabajo, unos dos otres meses», calcula Chelu, a bote pronto. Porque como ejemplo del ingente trabajo que está realizando está el hecho de que ha tenido que volver a montar un centenar de bicicletas que guardaba desmontadas, sin olvidar todos los artículos que llegaron a sus manos durante todo este tiempo y de los que no quiere desprenderse hasta estar totalmente seguro.

Publicidad

La exposición en la que trabaja desde hace semanas contará con espacios bien diferenciados, uno dedicado a las bicicletas, habilitando un área específico para dos marcas de referencia como son Zeus y Razesa, y otros para bicis de época, infantiles y curiosas, como una elaborada con plástico en su totalidad.

El museo contará también con un espacio dedicado a Álvaro Fernández, el malogrado ciclista de Villalba de Rioja que corrió al lado de Induráin en el gran equipo Reynolds, después de haberle ganado la Vuelta a Navarra amateur, y que perdió la vida en las Conchas de Haro cuando entrenaba. Pero también para José Abel López Briñas, el más aventajado de los ciclistas que salieron de la cantera local, junto a Mario Repes o Santiago Serrano.

Otro espacio más se dedicará a los más de 60 maillots que ha conseguido coleccionar, entre otros están el del Kas que fue considerado junto al Peugeot de Merckx, el equipo más potente de esa época y que contaba con el Tarangu Fuentes, Txomin Perurena, Galdós, Lasa, González Linares, Santi Lazcano o Aja. Historia del ciclismo de nuestro país.

Pero, sin duda, el espacio más especial es el que está dedicado al equipo de sus amores, el Club Ciclista Harense con el que corrió en juveniles y aficionados bajo diferentes espónsores como Viña Tondonia, Jatorrena o La Minerva. Grandes tiempos aquellos.

«Esto es lo que me ha gustado siempre»

Todo lo demás ayudará al visitante a conocer de primera mano la evolución que han experimentado complementos y maquinaria ciclista a lo largo de más de medio siglo: sillines, manetas de freno, platos y piñones, cambiadores, bidones y sus portabidones… Casi todo lo relacionado con el mundo del ciclismo tendrá cabida en esta exposición que también tendrá su propia biblioteca, un espacio reservado para todas las publicaciones y revistas coleccionadas durante años, y una curiosa colección de cromos realizada en 1974 en la que aparecían las principales escuadras de aquel año y en la que había un homenaje especial al ciclista del momento, Eddy Merckx, el ‘Caimán’.

Bicisport Chelu se transformará en un museo de la bicicleta 3

Pero aún queda mucho curro por delante. Hay que acondicionar cada rincón de la exposición, instalar paneles informativos, instalar peanas que ayuden a observar con detalle las bicicletas de los más pequeños en los dos escaparates de la tienda, y ahora Chelu tiene todo el tiempo del mundo para ver cumplido su sueño.

«Esto es lo que me ha gustado siempre», reconoce. «Es algo de lo que no me gustaría desprenderme. Así tendré la oportunidad de seguir en contacto con el mundo de la bicicleta y poder compartirlo con quien quiera acercarse», explica con la ilusión de un adolescente casi. Pero «hay mucho trabajo por delante», vuelve a reconocer. «Pero no hay prisa. Lo que quiero es que todo quede perfecto». Lo más engorroso que era sacar todo lo que había en el almacén ya está hecho, así que todo debería ir ahora sobre ruedas. El objetivo es que la próxima primavera la mítica tienda se convierta en el museo Bicisport Chelu.

Publicidad
AFC Aislamientos Banner 2021

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios