Líderes en La Rioja Alta

143.831 visitas en Marzo. Certificado por OJD.

Estás leyendo: ‘Maverick’ y ‘Uro’ ayudan al Seprona y a agentes forestales en la búsqueda de cebos envenenados

‘Maverick’ y ‘Uro’ ayudan al Seprona y a agentes forestales en la búsqueda de cebos envenenados

El Seprona y Agentes Forestales de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica de La Rioja han inspeccionado cerca de 900.000 m²

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja (Seprona), en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural y Medio ambiente de esta Comunidad Autónoma, han intensificado las actuaciones de carácter preventivo en el ámbito rural, para la localización de cebos envenenados que pueden llegar a provocar la muerte de aves y mamíferos catalogados con distintos grados de protección o en peligro de extinción.

Se han inspeccionado un total de 865.000m² -86,5 Has-, 485.000 metros cuadrados en el Parque Natural del Alto Najerilla -Canales de la Sierra, Mansilla y Anguiano-, así como 380.000 en el Parque Natural de Sierra Cebollera -Villoslada de Cameros y Lumbreras-, en los que afortunadamente no se han hallado venenos, si bien está prevista la realización de más rastreos en otros puntos de esta Comunidad Autónoma.

Actuaciones en el Parque Natural del Alto Najerilla y en Sierra Cebollera

Para llevar a cabo este cometido, el SEPRONA y los agentes forestales han contado con el apoyo de “Maverick”, un Pastor Alemán de línea de trabajo de tres años y medio, y “Uro”, un Pastor Belga Malinois de tres años, ambos pertenecientes al Servicio Cinológico de la Guardia Civil con base en El Pardo (Madrid), que han sido entrenados exclusivamente para localizar los diferentes tipos de sustancias tóxicas que son utilizadas para aplicar a carnes y otros alimentos, convirtiéndolos en “cebos envenenados”.

Publicidad
Banner Ayudas PAC - Gobierno de La Rioja

Desde el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja se informa a los ciudadanos de que la utilización de cebos envenenados para el control ilegal de especies, para la caza furtiva o para la eliminación de predadores, está recogida como delito en el Código Penal -Delito Contra la Flora y la Fauna-; estableciéndose penas que pueden llegar a dos años de prisión e inhabilitación especial para cazar, hasta tres años; penas que pueden verse agravadas con pena superior en grado si el daño producido es de notoria importancia o afecta a espacios naturales protegidos.

Publicidad
Banner Castro Electromecánica

Colabora con Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios