Siempre se ha tratado este tema de forma muy fantástica por el cine o la literatura de ciencia ficción, pero ¿es científicamente posible? Vamos a hacer un ejercicio de imaginación… Pongamos por ejemplo que tenemos los materiales y la tecnología necesaria para construir una gigantesca nave espacial. Pongamos que tenemos un destino, una estrella cercana, como puede ser ‘Tau Ceti’, a 12 años luz de la tierra.

planetasHasta ahí bien, pero un viaje a otra estrella es más difícil de lo que parece. Para empezar, para que la humanidad pueda sobrevivir necesitamos colonizar el planeta al que nos dirigimos, y para ello necesitamos llevar tantos animales, terrenos y plantas como fuera posible, como una especie de Arca de Noé del futuro. Todo eso son muchas cosas para llevar en una nave, lo que es un problema. Lo ideal sería que la nave llevase la mayor cantidad de material posible, pero también necesitamos que sea lo más ligera posible para poder llegar hasta nuestro destino y poder frenar sin pasarnos de largo, todo eso con la menor cantidad posible de combustible. Cuanto más peso llevemos, mayor será la cantidad de propelente necesario para frenar al llegar, sin contar con el que necesitamos para acelerar al inicio del viaje.

Banner Entre Copas 2

Existen muchos mundos parecidos a la Tierra en nuestra galaxia, con agua y rocas, pero el planeta que elijamos tiene que estar en la zona habitable de su sol, o sea, que no tiene que estar ni demasiado cerca del sol como para quemar, ni demasiado lejos como para estar helado. De este tipo de planetas hay muchísimos, lo que pasa es que pueden estar a 500.000 años luz de nosotros. Eso está lejísimos y no nos sirve. Nos tenemos que conformar con los que tenemos más cerca, pero implica que quizá no sean tan parecidos a la Tierra como quisiéramos. Las estrellas más cercanas a nosotros, como ‘Alpha Centauri’ o ‘Tau Ceti’ están a unos 10 o 15 años luz. Y eso ya es muy lejos.

Para que os hagáis una idea, si la distancia entre la Tierra y el sol fuese de un metro, la distancia entre la Tierra y ‘Tau Ceti’ estaría a 800 kilómetros. Buff… Por eso, enviar humanos a la estrella más cercana requeriría muchísimo tiempo y un gran esfuerzo de varias generaciones. Si nuestra nave fuese a la décima parte de la velocidad de la luz (eso ya es muchísimo), tardaríamos unos 150 años en llegar a ‘Tau Ceti’ (que está a 12 años luz). Nuestra abarrotada nave tendría que ser autosuficiente durante unos 200 años. ¿Seremos capaces de construir algo que dure tanto?

nave_estrellasPara colonizar nuestro nuevo hogar y mantener la nave, tendríamos que enviar a una colonia totalmente funcional, alrededor de 2.000 personas, cada una de las cuales tendría que ser un miembro útil. Necesitaríamos médicos, dentistas, gente que sepa reparar la nave, ‘frikis’ de la ciencia ficción… (ejem), etcétera. Todos los miembros de esa sociedad también tendrán que ser maestros y enseñar a las próximas generaciones a hacer su trabajo. Durante unas cinco o seis generaciones, la gente nacerá, vivirá y morirá en la nave, sin ni siquiera haber llegado a su destino.

nave_avionCuando lleguemos al planeta, éste se tiene que parecer a la Tierra, tiene que tener agua, atmósfera y una temperatura dentro del rango aceptado por los humanos. Pero antes de aterrizar habrá que mandar robots a tomar muestras y realizar análisis, para comprobar que no haya ningún elemento dañino para la humanidad. Otro tema a tratar es si el planeta que pretendemos colonizar tiene vida. Pero eso es difícil de averiguar, ya que incluso en la Tierra existen formas de vida que no somos capaces de saber si están vivas o muertas. Existen bacterias en la Tierra que son tan diminutas y tienen un ritmo de vida tan lento que realmente es muy difícil saber si viven o no. ¿Y si nos encontramos con alienígenas igual de pequeños y difíciles de detectar? Si existen tenemos un problema, ya que es posible que esa forma de vida sea dañina para nosotros o viceversa.

Lo ideal, pero también lo menos probable, sería encontrar un planeta igual que la Tierra pero que esté muerto, sin vida

Si el planeta solo tiene agua y rocas nos valdría, pero igualmente tendremos que poblar el terreno con todos los animales, insectos y plantas de la nave para hacerlo habitable para la humanidad, y esperar a que se extiendan por todo el planeta durante muchos años. Mientras nosotros tendríamos que vivir en hábitats cerrados. Lo ideal, pero también lo menos probable, sería encontrar un planeta igual que la Tierra pero que esté muerto, sin vida. Tan solo tendríamos que llegar, soltar a los animales y sentarnos a tomar el sol, bueno, nuestro nuevo sol. Sabiendo todo esto, ¿creéis que merece la pena intentarlo? ¿Te embarcarías en un viaje a otra estrella?

sonda_planeta

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

2 Comentarios

  1. Y digo yo… ¿Sabiendo todo esto, no merece más la pena esforzarse en cuidar mejor nuestro planeta? Porque visto lo visto no parece nada fácil ese viaje estelar y creo que de momento queda mucho para ese complicado proyecto, aunque no por ello menos emocionante.

    • Exacto, pienso igual que tú. Este viaje es demasiado complicado y caro como para que la humanidad lo lleve a cabo. Sin embargo creo que la humanidad tiene que salir de la Tierra cuanto antes, diversificarse, por ejemplo colonizando Marte, que está mucho más cerca y es mucho más barato de conseguir. Hay muchas formas diferentes de que la humanidad se extinga, y si queremos asegurarnos que eso no pase no hay que “poner todos los huevos en el mismo cesto”. Al menos hay que estar en dos planetas, o en la Tierra y en la Luna, o en una gran estación espacial, etc.
      Hay que cuidar el planeta, pero la humanidad es como un gran tren que no se puede parar, y no podemos evitar que unos dediquen sus esfuerzos a cuidar nuestro planeta y otros a colonizar nuevos mundos.
      Un saludo y gracias por leer mi artículo Inmaculada.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)