Se denomina basura espacial a los objetos artificiales sin utilidad que orbitan nuestro planeta y que, evidentemente, han sido desechados por la humanidad en su carrera espacial. Pueden ser restos de cohetes, satélites viejos o en desuso, polvo y pequeñas partículas de pintura, tornillos, herramientas o cualquier cosa que se pueden haber escapado a los astronautas de la ISS en sus reparaciones, trozos de chatarra de cohetes, y muchas otras cosas.

Los objetos que componen la basura espacial sobrepasan actualmente los 18.800 objetos controlados, aunque se estima que hay unos 100 millones de piezas. Según la NASA, actualmente se contabilizaban en 18.835 en enero de 2018, casi 1.000 más que en 2016. La antigua Unión Soviética es la que más basura desecha al espacio, seguida por EEUU y China.

Si se mantiene el ritmo en el aumento de estos objetos, en pocos años pueden suponer un problema de los gordos. Algunos pueden caer sobre la tierra, aunque es poco probable que suponga un riesgo para la población, ya que muchos se desintegrarían al entrar en la atmósfera terrestre, y el resto suelen caer en el océano. Aunque hay que decir que al ritmo de crecimientos de esta chatarra espacial, cada vez es más probable que caigan en tierra firma, provocando algún que otro cráter.

La primera estación espacial china, descontrolada

Un ejemplo, aunque a mayor escala es la primera estación espacial china, la Tiangong-1, que actualmente está descontrolada y caerá a la tierra en marzo de 2018. Existe la posibilidad de una pequeña cantidad de restos de la estación pueda sobrevivir a la entrada en la atmósfera terrestre y logren impactar contra el suelo. Se prevé que estos restos caigan en un rango de varios cientos de kilómetros bajo su órbita, estando España está en esa franja, así como parte del Mediterráneo. Estadísticamente es muy difícil que caigan en una zona poblada, aunque existe la posibilidad.

Otro riesgo que suponen estos restos, es el choque de los mismos contra satélites de comunicaciones, cohetes en ascenso o por ejemplo el telescopio espacial Hubble.

Guardia Civil controla y retira un objeto aeroespacial en Mula.

Los mismos tripulantes de la Estación Espacial Internacional han tenido que esconderse más de una vez en un compartimiento preparado para contingencias de colisión con grandes objetos. Aunque son los más pequeños los más peligrosos, entre otra cosas porque cuesta más localizarlos y porque se desplazan a tal velocidad que sus impactos son catastróficos. Claudio Portelli, de la Agencia Espacial Italiana ha dicho: “Se han producido varias explosiones en el espacio, tanto accidentales como intencionadas. Incluso hemos visto colisiones entre satélites. La enorme cantidad de deshechos espaciales que hay crea un problema para todos los satélites operativos”.

¿Tiene solución? ¿Se está haciendo algo para acabar con este creciente problema? La respuesta es sí. Para empezar la NASA es la encargada de controlar la basura espacial con su programa SSN, ‘U.S Space Surveillance Network’, teniendo como objetivo detectar, controlar y catalogar toda esta basura hecha por el hombre, y además existen diversas iniciativas internacionales con propuestas para atajar el problema.

Por ejemplo, el programa europeo ‘Clean Space’ propone acabar con los restos de entre 1 y 20 centímetros con un potente láser disparado desde la Tierra. Este láser estaría acabado en unos 10 años. Otro proyecto de la compañía ‘La compañía MacDonald, Dettwiler y Asociados’ propone construir vehículos espaciales que recogerían la chatarra y la llevarían a una nave matriz, una base.

Podríamos imaginar que estos serían los primeros “recogedores de basura” que trabajen fuera de la Tierra, al estilo de la serie de animación ‘Planetes’ (2003). Otro proyecto en marcha es el de la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA) , que está construyendo un cable electrodinámico. Este cable localizaría trozos de basura espacial y los haría desaparecer aprovechando el magnetismo terrestre para arrastrarlos y reducir su velocidad. Los restos, al reducir su velocidad “caerían” a atmósfera terrestre, donde se desintegrarían.

La humanidad tiene un triste currículum en lo que se refiere a ensuciar y maltratar nuestro planeta, pero por esta vez, parece ser que todos los países se están poniendo de acuerdo en algo.

Total 1 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)