Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La guía oficial para tener éxito como masajista profesional
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La guía oficial para tener éxito como masajista profesional

En este artículo hablaremos de los mejores trucos y consejos para convertirse en un masajista profesional de éxito. ¡Vamos a descubrir juntos cómo!
Foto: Pixabay

El trabajo de masajista, a día de hoy, se ha convertido en una de las figuras más demandadas en el ámbito de la salud y el bienestar.

Convertirse en uno es facilísimo, basta de hecho inscribirse y diplomarse en un curso masajista para realizar el primer paso hacia tu nueva carrera laboral.

Frecuentar este tipo de cursos es una óptima decisión, ya que puedes decidirlo en cualquier momento a lo largo de tu vida. Por ejemplo, apenas haber terminado la carrera, o incluso después de haber perdido el trabajo.

Publicidad
AFC Aislamientos Banner 2021

En resumen, a pesar de que el rol del masajista hoy en día está consolidado en la sociedad actual, son pocas las personas que han decidido tomar este camino. Por este motivo, se trata a día de hoy de una oportunidad laboral todavía, que no debe dejarse escapar, sobre todo, por la satisfacción laboral y personal que conseguirás regalarte.

¿Qué tipo de formación quieres afrontar?

La elección dependerá siempre de ti , de elegir aquello que te atrae más, obviamente.

Publicidad

Aún así, se aconseja siempre empezar por un curso de quiromasaje base para después dedicarse a otros tipos de masaje más solicitados, como por ejemplo el masaje de drenaje linfático, el masaje deportivo o el masaje descontracturante.

Muchas personas, después de haber aprendido las técnicas base del masaje y haber obtenido la confianza con la ejecución manual, se especializan en técnicas de masaje orientales, las cuales están muy difundidas también en Europa. Como ejemplos podemos encontrar el masaje  ayurvédico, de origen indio, el masaje thailandese y el masaje japonés facial.  

Esta tipología de masaje no se debe absolutamente descuidar, ya que te permitirán tener más oportunidades desde un punto de vista lavorativo. Las técnicas de masaje oriental son difíciles de aprender y ejecutar, pero mejoran tus capacidades técnicas y tus conocimientos teóricos y anatómicos, de esa manera conseguirás fácilmente convertirte en un masajista completo.

Cómo elegir un curso de masajes

Cualquiera que quiera convertirse en masajista profesional encontrará un elenco infinito de cursos de masaje disponibles.

Las modalidades de aprendizaje se pueden diferenciar entre las clásicas lecciones en aula, la nueva tipología de cursos online, los cursos intensivos en fines de semana y cursos que se desarrollan en un número mayor de días.

Considerando estas variables, es difícil tomar decisiones de las cuales no arrepentirnos. En estos casos, la mejor opción es entender cuales son nuestras exigencias laborales y personales, de modo que podamos orientarnos teniendo en cuenta la duración y el tipo de curso a elegir.

Otra de las cosas a tener en cuenta, es aquella de buscar una escuela de profesionales del sector, que haya ya formado a muchas personas y que esté reconocida por entes y asociaciones nacionales.
 
Para estar seguros de estar eligiendo el mejor curso de formación de masajes, es necesario indagar sobre el elenco de docentes que te seguirá durante esta experiencia, además de conocer la lista de material didáctico que tendrá lugar durante las clases. Un ejemplo de un buen docente es un experto, que se ha formado a lo largo de los años, estudiando y adquiriendo mucha experiencia tanto en el ejercicio, como en la práctica de transmitir a los propios estudiantes todo su conocimiento.

Como hemos mencionado antes, es necesario verificar que la escuela esté reconocida por entes nacionales o internacionales del masaje, como la World Massage Federation y la World Spa Organization. Será indispensable y fundamental que el diploma del curso esté reconocido a nivel nacional o europeo, en modo de poder trabajar ya sea en España, que en toda Europa.

El masajista en el mundo del trabajo: dependiente vs autónomo

Cuando te sientas listo para entrar en el mundo del trabajo, se te presentará una elección importante: trabajar como dependiente o abrir una actividad como autónomo.

Si elegís la primera opción, podréis conseguir un contrato de trabajo a tiempo determinado o indeterminado. Al ser una profesión muy solicitada, tendréis solo la difícil decisión de la elección cuando deberéis elegir el sitio de trabajo que más se adapta a vosotros. Un masajista profesional puede trabajar en  en el gimnasio, en un spa, en un centro estético e incluso en un hotel o resort.

En el segundo caso, sin embargo, podréis decidir trabajar a domicilio, visitando la casa de vuestros clientes y realizando directamente in situ la prestación laboral. En el caso que este estilo no os guste, la mejor opción es aquella de abrir una actividad vuestra.

Obviamente, ambas categorías tienen sus propios pros y contras

Quién trabajará como dependiente podrá disfrutar de vacaciones y días por enfermedad  retribuidos, pero deberá someterse a las reglas y a los horarios del propio jefe. Al contrario, los autónomos podrán gestionar su propio tiempo y compromisos con una mayor versatilidad y flexibilidad, pero no disfrutarán de ningún tipo de tutela laboral. En pocas palabras, un autónomo ganará en base a las horas dedicadas a su trabajo. 

Publicidad
Banner Castro Mecánica

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios