Ante el imparable auge de la publicidad en Internet, muchas empresas se están replanteando si merece la pena seguir invirtiendo en publicidad física. Sin embargo, ya sea para hacer frente a los envites de la red o bien para ofrecer una imagen más fresca y moderna, los soportes publicitarios físicos también encuentran nuevas maneras de reivindicar su utilidad. Por ejemplo, imprimir roll up se erige como una alternativa destacada en el ámbito de la publicidad de gran formato gracias a su enorme versatilidad, ya que permite promocionar tu producto o empresa dondequiera que vayas. ¿Quieres conocerlo mejor?

Funcional y adaptable

Este tipo de banner enrollable es muy práctico por diversos motivos. En primer lugar, cabe destacar su facilidad de montaje: gracias a una ligera estructura de aluminio y a lo sencillo que resulta su despliegue, puede estar montado en un minuto o menos. Su estructura de aluminio y su sistema de enrollado permiten desplegarlo con gran rapidez. Por otra parte, antes este tipo de soportes publicitarios de gran formato se imprimían sobre tela (especialmente lona). No obstante, ahora los banners enrollables también pueden imprimirse sobre plásticos muy resistentes.

Su ligereza y transporte sencillo también se suman a su funcionalidad. La estructura, muy liviana, se pliega en segundos y se guarda en una práctica funda de nailon.

En la variedad está el gusto

También conviene destacar que, una vez que se cuenta con la estructura, es posible encargar la impresión de varias telas e intercambiarlas según el evento u ocasión correspondiente. Así, no es necesario contar con una estructura para cada lona impresa; eso sí, no está de más plantearse si se desea que todas las estructuras sean del mismo tamaño, pues otra de las ventajas que ofrece el roll-up es la diversidad de tamaños. Según el evento al que vayas a asistir o el espacio de que dispongas para tu promoción, podrás decantarte por unas dimensiones u otras. Podrás hacerte con estructuras de distintos tamaños e imprimir lonas para cada una de ellas en función de tus necesidades.

¿Dónde? ¡Donde quieras!

Si bien tradicionalmente hemos visto el roll-up como herramienta de publicidad vertical en eventos y ferias de muestras, hoy día sus usos se han multiplicado. A modo de ejemplo, los comercios pueden hacer uso de él para llamar la atención de los viandantes y dar a conocer determinadas ofertas y descuentos puntuales. En otros casos, sirve para indicar los servicios que se ofrecen o bien, si se trata de un establecimiento hostelero, los destacados del menú o las promociones más ventajosas para la clientela.

En cursos y conferencias, sirven para dirigir a los asistentes hacia la sala donde se celebra, así como para indicar cuáles son las marcas patrocinadoras (si las hay). Y en inauguraciones, es habitual verlos como parte de un photocall, de modo que la marca o el producto ocupen un lugar destacado en las instantáneas que se tomen.

En definitiva, el roll-up es un soporte publicitario versátil, asequible y, sobre todo, rentable. Con una pequeña inversión, podrás llevarlo contigo a cualquier evento o usarlo en tu establecimiento para destacar las promociones que hagas de una forma sencilla y eficaz.

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.