El ‘efecto moneymaker’ sigue presente en el póker español

El Casino de Barcelona acogió la decimoquinta edición del European Poker Tour (EPT), el segundo torneo más importante del mundo después de las World Series of Poker (WSOP) que se celebran anualmente en Las Vegas

Barcelona se convirtió en la capital del póker durante el pasado mes de agosto. El Casino de Barcelona acogió la decimoquinta edición del European Poker Tour (EPT), el segundo torneo más importante del mundo después de las World Series of Poker (WSOP) que se celebran anualmente en Las Vegas. Un evento histórico que reunió a un total de 4.338 jugadores, convirtiéndose en el mayor torneo de poker en vivo celebrado hasta el momento en la capital catalana. Además, el Main Event, que se disputó entre el 26 de agosto y el 1 de septiembre, se convirtió en el más grande de la historia del circuito EPT, ya que participaron 1.988 jugadores procedentes de 75 países.

El jugador sueco, Simon Brandstrom, consiguió la victoria en el Main Event del EPT Barcelona 2019 embolsándose un premio de 1,3 millones de euros. La armada española también cosechó importantes premios en esta parada del circuito europeo. El catalán Sergi Reixach conquistó el EPT Super High Roller 100K llevándose un premio de 1,8 millones, mientras que el malagueño Juan Pardo se hizo con el EPT Super High Roller 50K y un premio de 1 millón de euros. Como viene siendo habitual, las mesas del EPT también se llenaron de deportistas de élite. Rostros conocidos como los futbolistas del FC Barcelona, Gerard Piqué y Arturo Vidal, participaron en el EPT High Roller 25K. El central catalán terminó segundo clasificado y se llevó 352,950 euros, mientras que el centrocampista chileno terminó en quinta posición con 134.450 euros.

El éxito de Adrián Viñuela

Adrián Viñuela fue otro de los grandes protagonistas de la última edición del EPT celebrado en el Casino de Barcelona. El joven zamorano jugó una serie de torneos gratuitos por Internet que le permitieron conseguir una de las cinco invitaciones para participar en el evento ‘Chase Your Dream – Play Against Your Heroes’, donde se enfrentó a rostros conocidos del póker mundial y estrellas invitadas, como Chris Moneymaker, Lex Veldhuis o Bruce Buffer. Por si fuera poco, este estudiante de Ingeniería Química en la Universidad de Salamanca, el único representante español del torneo, fue uno de los cinco afortunados ganadores de un Platinum Pass valorado en 26.466 euros para regresar a la ciudad condal en 2020 para disputar el PSPC, que se disputará del 20 al 24 de agosto.

El 'efecto moneymaker' sigue presente en el póker español 1
Fuente: https://static.elnortedecastilla.es

A sus 23 años, Adrián Viñuela tiene la oportunidad de seguir los pasos de Ramón Colillas, que hizo historia en el PSPC inaugural que se disputó del 6 al 10 de enero de 2019 en Bahamas. El jugador barcelonés consiguió un paquete Platinum Pass que le llevó al país caribeño para disputar de forma gratuita el PSPC, donde se impuso a más de 1.000 participantes para conseguir el mayor premio del póker español, 5,1 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros). Un éxito que intentará repetir el joven jugador zamorano, que, si no hubiera conseguido este pase, “no sería posible asistir a un evento de estas características”. Al fin y al cabo, Adrián Viñuela es un aficionado al juego de cartas, ya que su futuro, por el momento, está en rama del ‘Big Data’.

El Efecto Moneymaker

Chris Moneymaker fue uno de los jugadores de póker más populares que asistieron al EPT Barcelona 2019. El estadounidense es considerado el jugador que popularizó y cambió la visión del póker a millones de personas con su victoria en el Main Event de las World Series of Poker de 2003. El ‘efecto Moneymaker’ fue el nombre que recibió el fenómeno que provocó su inesperada victoria en el conjunto de torneos de póker en vivo más prestigioso del mundo, especialmente en el ámbito online, ya que millones de personas de todo el mundo comenzaron a interesarse por el juego de cartas en salas como Poker 888. El jugador nacido en Tennessee recibió su gran reconocimiento el pasado mes de julio, cuando la administración del Poker Hall of Fame anunció su incorporación, junto con David Oppenheim, como nuevo miembro del salón de la fama del póker profesional en los Estados Unidos.

Moneymaker nació el 21 de noviembre de 1975 en la ciudad de Atlanta, en el estado estadounidense de Georgia, aunque se crio en Tennessee. Asistió a la Farragut High School ubicada en Knoxville y posteriormente se graduó en Universidad de Tennessee con un máster en contabilidad. Además, se casó con su novia de la escuela secundaria, Kelly Weaver. Dos semanas después de que naciera su hija Ashley, el estadounidense ganó un torneo satélite cuya inscripción costaba 39 dólares que le dio acceso a otro satélite que concedía asientos para el Main Event de las WSOP a los tres primeros clasificados. Moneymaker tenía como objetivo acabar en cuarta posición, puesto que otorgaba un premio de 8.000 dólares, pero uno de sus amigos le convenció para que ganara uno de los asientos en el evento más importantes del mundo del póker.

El 'efecto moneymaker' sigue presente en el póker español 2
Fuente: https://upswingpoker.com

El joven de 27 años de Tennessee, que había invertido apenas 39 dólares para jugar al póker en un casino online, acudió al Main Event de las WSOP en Las Vegas como un auténtico desconocido, ya que era su primer torneo de póker en vivo. A pesar de ello, Moneymaker compitió desde el primer momento y llamó la atención de todos los profesionales del juego de cartas, aunque su objetivo siempre fue permanecer en la mesa el máximo tiempo posible para saborear ese momento mágico. A pesar de ello, el desconocido contable dio la campanada y ganó 2,5 millones de dólares tras derrotar al profesional Sam Farha en el mano a mano final.

La victoria de Moneymaker cambió la historia del póker, ya que fue uno de los hitos más importantes que se recuerdan. De hecho, el número de inscripciones en el Main Event se triplicó en 2004 debido al ‘Efecto Moneymaker’, la mayoría de ellos procedentes de los torneos satélites disputados en las salas online estadounidenses.

De esta forma, el jugador de Tennessee demostró que cualquier persona tiene la posibilidad de ganar en el juego de cartas y que el éxito en las mesas de juego no está reservado únicamente a los jugadores profesionales. Quién sabe si el siguiente en conseguirlo será Adrián Viñuela en el PSPC de 2020.