¿Qué niño no ha soñado alguna vez con ser astronauta?

interstellar mathew

… Ser piloto de una nave espacial y viajar a los confines del universo. Descubrir nuevos planetas, volar a la velocidad del ‘hiperespacio’, puede que salvar el mundo y acabar besando a la princesa extraterrestre de turno con cuerpo de ‘Barbarella’. Soñar no costaba ni cinco pesetas.

Después ese héroe se volvió más humano y cachondo. Se convirtió en algo parecido al Harry Stamper de ‘Armageddon’. ‘Ganamos, Gracie’ ¡Qué frase! ¡Qué aventura! Y al igual que el bueno de Willis en el ‘despelote’ de Michael Bay, el protagonista de ‘Interstellar’ sabe que su misión es chunga-chunga. Un Mathew McConaughey metido a héroe de los grandes, para rememorarlo con emoción en el futuro, sobre todo, los que son padres. Porque el personaje de Cooper no es ni de lejos el mejor del actor, pero sí al que ha imprimido una energía especial, que conmueve y que toca la fibra. En las secuencias con la joven Mackenzie Foy, la química es evidente. En ese primer acto de la cinta se va fraguando la emoción que seguirá después. Porque la película va de eso, en definitiva, de emociones.

Junto a McConaughey un elenco difícil de igualar: Anne Hathaway, John Lithgow, Jessica Chastain, Wes Bentley, Topher Grace, Michael Caine, los veteranos Ellen Burstyn y William Devane, y un secundario de lujo al que Nolan y compañía le regalan una secuencia de aúpa con McConaughey.

Muchos ponen a Chris Nolan a caer de un burro. Lo tachan de grandilocuente, como si fuera un insulto. ‘Puto grandilocuente’‘Va de sobrado’… Para mí Nolan es un apasionado, un loco de su trabajo, un enfermo de un virus tan benigno como lo es el cine. El cine como emoción. Si no lo hay, poco cine será. ‘Interstellar’, ante todo, es emoción ‘todoterreno’. Contra viento y marea. Los recovecos teóricos, científicos, son solo excusas. Ya lo hizo con ‘Origen’. Incluso los mecanismos de héroe de cómic de Batman los utilizó para contar otra historia. Puñeteros fuegos de artificio.

Y es que Nolan tiene muchos puntos en común con el mejor Night Shyamalan, con el realizador de títulos como ‘El Sexto Sentido’, ‘El bosque’ o ‘Señales’, esta última con la que guarda más de un parecido. En definitiva, contar algo sencillo, pero disfrazarlo de algo que haga pensar. No dar todo hecho al espectador. Que salga del cine con ganas de discutir, de hablar y buscar su propia visión de todo.

interstellar

Puede que el desenlace sea apresurado, pero no deja de ser ideal para cerrar el círculo y redondear una historia que dejaba en suspenso un misterio planteado en la primera parte de la película. Pero es en el segundo acto de la cinta cuando Nolan y su hermano Jonathan aciertan de pleno cuando ponen al tiempo como villano (y es que los viajes a través de agujeros de gusano tienen sus consecuencias), el rival que quiere impedir que Cooper vuelva a ver a su familia.

Un viaje alucinante sin necesidad de incluir extraterrestres, monstruos viscosos y asesinos de cuatro cabezas ni mundos demasiado desconocidos. Sencillamente porque no es el objetivo de Nolan sino contar algo mucho más sencillo. El amor como motor de todo. Casi ciencia.

P.D.: Si Hans Zimmer no alza el Oscar con la banda sonora de ‘Interstellar’ no sé qué mas tiene que hacer. El compositor alemán no sólo ha sido capaz además de crear un par de melodías que son ya inseparables de la película sino también de ponerla un sonido particular. Buen ejemplo de ello son secuencias como las del arranque y la de ‘las montañas’ en el segundo planeta.

Texto @joshybauer

Un viaje extraordinario de ficción y ciencia

interstellar casco

… Yo al menos sí, y bastante. De pequeño me prometí que no moriría sin ir al espacio. Pero mientras ese momento llega me tengo que conformar con devorar libros de ciencia ficción y películas como las que nos ocupa. Y es que ‘Interstellar’ consigue calmar esas ansias exploradoras que todos llevamos dentro. El ser humano no está hecho para estar encerrado, sino para viajar, para descubrir, para ampliar los horizontes de esta raza de monos domesticados de la que formamos parte. ‘Interstellar’ iba a ser originariamente una película de Steven Spielberg hasta que pasó a manos de Christopher Nolan. El guión ya lo tenía escrito su hermano, Jonathan Nolan, aunque luego el director le “metió mano” y reescribió parte del mismo. Ha precisado de la colaboración de tres estudios rivales (Warner Bros, Paramount y Legendary) para ser puesta en pie. La fotografía es magistral y la banda sonora es un regalo para los oídos. ¡Ya tengo quemado el ipod de tanto oírla!

Creo que es, posiblemente, la mejor película de viajes espaciales de la historia, con perdón de ‘2001, Odisea del espacio’. Creo que Nolan ha conseguido una historia emocionante, un viaje extraordinario de ficción y de ciencia, un gran viaje de maravilla y descubrimiento. Tiene sus fallos,  por supuesto, pero es que no es un documental, es una película en la que la protagonista máxima es la ciencia. Ésta es la que resuelve muchas de las situaciones del film. En los 169 minutos que dura, sin saberlo nos hace transformarnos: ya no veremos ninguna otra película del espacio de la misma forma. A partir de ahora nos quejaremos de la inexactitud científica que tanto campa a sus anchas en otras producciones. En realidad espero que las mentes (¿pensantes?) de Hollywood, a partir de ahora no tomen por tontos a los espectadores llamando ciencia ficción a historias que no son otra cosa que pura fantasía.

interstellar

Es tanto el empeño que se ha puesto en que esta película sea correcta científicamente que el asesoramiento científico ha recaído en el famoso astrofísico Kip Thorne, conocido por sus numerosas contribuciones en el campo de la física gravitacional y la astrofísica, así como viejo amigo y colega de Stephen Hawking y Carl Sagan. En unas declaraciones del director, contaba al Hollywood Reporter: “Lo que encuentro realmente inspirador de trabajar con Kip es que, cuando le hacía una pregunta, nunca contestaba de inmediato. Siempre me decía ‘Vale, mira, no creo que sea posible, pero déjame que lo mire’. Se iba y pasaba un par de días haciendo cálculos y hablando con otros científicos, investigando en distintas publicaciones científicas sobre el tema, y luego volvía con una respuesta”.

Este afamado científico colaboró con los expertos en efectos especiales CGI para escribir el código de un programa informático que ha sido capaz de generar un modelo tan realista de agujero negro y de agujero de gusano que posteriormente han realizado dos informes sobre agujeros negros a partir de este nuevo software: uno para la comunidad científica y otro para la comunidad de grafistas informáticos. Pero eso no queda ahí. El guionista estudió Relatividad en el California Institute of Technology durante cuatro años mientras escribía el guión, para asegurarse que comprendía completamente los efectos temporales de la relatividad tan importantes en la trama de ‘Interstellar’. Generalmente en las películas de ciencia ficción se trata de maquillar las cosas, de maquillar la ciencia para que parezca más real, como si nunca se estuviera satisfecho con la realidad. En este caso no ha hecho falta. Aquí se cumple aquello de que la realidad supera con creces a la ficción.

Una cosa que no podemos obviar de esta producción, y que el mismo Christopher Nolan ha admitido, es la gran inspiración que ha supuesto ‘2001: Odisea del Espacio’. La primero en lo que se nota su influencia es en dotar de la máxima verosimilitud científica al film. También vemos ciertos planos muy parecidos a ésta, así como la nave circular similar a la estación espacial de la película de Kubrick; cierto plano del protagonista que todo el mundo reconocerá, cerca del final y en el que Nolan homenajea descaradamente a ‘2001’… Hasta la música del genial Hans Zimmer está influenciada. Si no ya me lo diréis cuando veáis ciertas escenas de naves espaciales acoplándose mientras se escucha la partitura de Zimmer…. ¿Alguien ha dicho que suena un vals?

Y hablando de la banda sonora. No os la perdáis, es un regalo, una delicia, una maravilla, no tengo palabras. El uso de modernos sintetizadores, junto a violines, chelos, piano, sonidos ambientales y contundentes órganos de iglesia conforman un acompañamiento musical sobresaliente. El compositor alemán se ha superado y ha bordado una de sus mejores creaciones, con melodías muy emotivas, con muy buen gusto, elegantes y recordables. A ver qué pasa este año en los Oscar, porque recordemos que cintas tan diferentes como ésta no salen muy bien paradas en estos premios. Son reconocidas con el tiempo. Por ejemplo, ‘2001, Odisea del espacio’ solo ganó un Oscar en 1968, el de “mejores efectos especiales”, mientras que ese año se llevaba el galardón a mejor película el musical ‘Oliver!’. Sí, un musical. En fin… A mí los Oscar como me la ‘repampinflan’, son totalmente comerciales y están manipulados. Pero bueno, el tiempo pone las cosas en su sitio, y si no que se lo digan al protagonista de ‘Interstellar’… ¡Hasta otra, cosmonautas!

Texto de @Sergiodammerung

Nuestro avance favorito de la cinta, el ‘teaser’ que incluye parte de uno de los temas del ‘score’ de Hans Zimmer

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)