LOS QUE PREFIRIERON MORIR

Banner Campaña Entre Copas – Entrepárrafos – 17/18 – 6 meses
Tras ‘Amanecer de los muertos’, Zack Snyder lleva a la gran pantalla la novela gráfica de Frank Miller, ‘300’, basada en la épica batalla de las Termópilas
Rodada en 60 días, de los casi 1500 planos de la película, más de 1300 contienen efectos digitales de algún tipo
Vuelve el ‘peplum’, y lo hace a lo grande. En 2000, Ridley Scott resucitó el género -tan prolífico en la década de los 50 y 60- con la excelente ‘Gladiator’. Ahora, siete años después, el director Zack Snyder plasma para el celuloide la mítica novela gráfica del dibujante Frank Miller. Para ello se ha rodeado del equipo que hizo posible la realización en 2005 de ‘Sin City’, la adaptación de otra obra de Miller. Con la misma premisa, pero con un estilo propio y arrebatador, ‘300’ entra por los ojos como un tiro.

El filme de Snyder se rodó en los estudios que la Warner tiene en Montreal en 60 días. Todo el rodaje se realizó sobre fondos azules para digitalizar ya que los tonos azulades ayudaban a crear un color para la fotografía propio, y los decorados -construidos a la manera tradicional- debían casar de alguna manera con los “fondos” digitales.

Los tonos ocres y oscuros, más propios de un videojuego, están presentes en cada plano del largometraje. De hecho, de los casi 1500 planos con los que cuenta la epopeya de Snyder, más de 1300 tienen algún efecto digital. Quizás sea esto lo que ciertos críticos ataquen más ya que el producto final puede llegar a perder algo de realismo. Pero quizás es lo que buscaban los productores, imprimirle ese estilo visual que tiene la novela gráfica de Miller, espectacularme coloreada por su mujer Lynn Varley.

Los productores de ‘300’ querían que los actores tuvieran esa misma presencia que los protagonistas tenían en el ‘peplum’ de los 50 y 60. Para ello, el protagonista, Gerard Butler y sus compañeros de peripecias, tuvieron que machacarse en el gimnasio y tonificar pecho y abdominales al máximo. Marcaditos a tope, vamos.

Dibujando la leyenda

El dibujante Frank Miller quedó fascinado a los 5 años cuando vió ‘El león de Esparta’. La película, dirigida por el polaco Rudolf Maté en 1962, narraba las peripecias del rey Leónidas y su decisión de defender el paso de las Termópilas a cualquier precio. Años más tarde, convertido ya en dibujante de fama, decidió plasmar en papel la batalla y para ello viajó hasta Grecia para documentarse. Miller nunca había hecho algo así.

En la década de los 70 y 80 creó las míticas series para Marvel de ‘Daredevil’ y ‘Batman’, y ‘Sin City’, su obra más ambiciosa fue llevada al cine por Robert Rodríguez en 2005. El propio Miller le acompañó en la dirección. ‘Sin City’ fue un éxito rotundo. Crítica y público se unieron en los aplausos, y Miller soñó con que sus ‘300’ llegaran también al cine.

Pero la Universal se les adelantó y en 2002 compró los derechos de ‘Puertas de fuego’, una novela histórica de Steven Pressfield que describía los hechos ocurridos en la senda de las Termópilas en 480 a.C. Al parecer, George Clooney estaba muy interesado en el papel de Leónidas y las malas lenguas llegaron a asegurar que el actor había puesto dinero de su bolsillo para hacerse con los derechos del libro. Pero el proyecto de Clooney y la Universal se fue a pique enseguida. Se barajaron muchos directores, entre ellos el de Bazz Luhrrman -realizador de ‘Moulin Rouge’-, pero ninguno se implicó lo suficiente.
Así que le llegó la hora a Miller y a sus ‘300’.

Banner Campaña Menú Especial – La Vieja Bodega

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)