NEXT’: El futuro a dos minutos

Philip Kindred Dick sufrió visiones durante gran parte de su vida. En una de ellas creyó ver a su hijo gravemente enfermo. Los chequeos rutinarios no descubrieron nada raro, pero su padre siguió insistiendo. Un examen posterior reveló que el bebé padecía una
hernia inguinal que podría haberle causado la muerte. Algo parecido le ocurre al protagonista de ‘Next’ –inspirada, que no basada, en un relato del propio Dick-, la cinta que se estrena hoy en toda España. Nicolas Cage es Chris Johnson, un hombre capaz de saber lo que le va a pasar dentro de dos minutos. Johnson se gana la vida como mago de tercera con un espectáculo en Las Vegas en el que muestra trucos que cualquiera podría imitar con el ‘Magia Borrás’. El FBI, ante la sospecha de que un grupo terrorista planea hacer explotar una bomba nuclear en Los Ángeles, decide requerir sus servicios, aunque tenga que ponerse borde para conseguirlo.

Julianne Moore interpreta a la agente encargada de la misión de convencer a Johnson, copia barata de su espléndida Clarice Starling de ‘Hannibal’. La guapa Jessica Biel (‘Blade Trinity’) y el alemán Thomas Kretschmann (‘El pianista’) completan un reparto que se queda justito a la hora de dar credibilidad al filme. Incluso aparece por ahí, perdido entre planos, el entrañable, Peter ‘Colombo’ Falk, rescatado del olvido para representar una absurda secuencia de relleno que se cae por su propio peso. Dejando a un lado la pavorosa peluca que luce Cage, la cinta prometía mucho. Pero lo que empieza mal ya se sabe cómo acaba. Y con la primera piedra que toparon los productores fue la propia adaptación en sí. El primer libreto que se escribió para el filme tenía mucho de la historia original de Dick: una agencia gubernamental quería hacerse a toda costa con un mutante que podía adivinar el futuro. Sin embargo, los productores vieron ciertas similitudes con otros títulos como ‘X-Men’ y ‘Minority Report’.

Decidieron entonces tirar por el camino sencillo y, quizás,el equivocado. Lo único que se respetó del relato original –a parte del nombre del protagonista- fue la capacidad de Chris Johnson de predecir el futuro. De lo demás nada de nada. Porque ‘Next’ tiene poco que ver con el universo de Philip K. Dick. La historia escrita por Gary Goldman, experto en adaptar relatos del escritor norteamericano, -suyos son los guiones de ‘Desafío total’ y ‘Minority report’- tiene muchos más puntos en común con la serie ’24’ y otras cintas basadas en manidas amenazas terroristas como ‘El pacificador’ y ‘Pánico nuclear’. En realidad, lo que tiene de Dick se ha convertido para la película en un aderezo sobrenatural con cierto tufillo tramposo.

Banner Entre Copas 2

Los vicios de Tamahori
Cuando los productores decidieron por fin qué querían contar, eligieron a Lee Tamahori, experto en ‘thrillers’ al uso, para que lo convirtiera todo en imágenes. Sin embargo, varios días antes de comenzar el rodaje, Tamahori fue pillado ‘in fraganti’ por la policía. Travestido. Con tacones y modelito ajustado. Lo acusaron de ejercer la prostitución. Lío monumental. Ante semejante escándalo, la productora se pensó en retirar al director neozelandés del proyecto, pero sin tiempo para buscar un recambio decidieron seguir adelante con Tamahori.
De todas maneras, algo más podría haber hecho Tamahori, que parece limitarse a dirigir con el mínimo acierto las secuencias de acción, que son pocas y rancias. ‘Next’ se queda a años luz de anteriores trabajos del neozelandés, como ‘Guerreros de antaño’, ‘La hora de la araña’ y ‘Muere otro día’, con la que Tamahori intentó rescatar del convencionalismo al agente Bond. Eso sí, a oscuras y en buena compañía, la hora y media que dura el filme pasará volando.

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)