“Diamante de sangre”, de Edward Zwick

Banner Campaña Entre Copas – Entrepárrafos – 17/18 – 6 meses

La gente suele entender mejor aquellas historias que parten de lo concreto a lo general. Aquellas en las que unos personajes intentan sobrevivir a la vorágine de unos acontecimientos que afectan a miles de personas.

“Diamante de sangre” se podría haber contado de muchas maneras –al estilo “Traffic”, con las cámaras metidas en el meollo del tráfico piedras preciosas, o como si fuese una especie de “Amores perros”, en la que los diamantes acaban uniendo a los personajes en el tramo final del largometraje-, pero Zwick eligió otra, aquella que, por ejemplo, le dio muy buen resultado en “Leyendas de pasión” y en la, a veces menospreciada, “Estado de Sitio”.

“Diamante de sangre” está cerca de las sensaciones que deja “Leyendas de pasión” y “El último samurai” pero sin dejar de lado el horror de las guerras civiles en África y las maquinaciones de Occidente por hacerse con sus recursos más preciados. Se aprecian semejanzas con “Lágrimas del sol”, en la que Bruce Willis tenía que adentrarse en una Nigeria sumida en una sangrienta guerra civil, sobre todo en aquellas secuencias más duras, en la que se deja al ser humano a la altura del diablo.

Era difícil imaginarse a Leo Di Caprio metido a mercenario sudáfricano, experto en técnicas de guerrilla, pero el protagonista de “Titanic” da el pego y da pistas de por qué terminó siendo candidato al Oscar.

Pero no nos olvidemos que al tratarse de un filme de aventuras –sin más-, “Diamante de sangre” también peca en algún momento ofreciéndonos algunos de los clichés y estereotipos más típicos del cine comercial, algo que quizás los guionistas y Zwick deberían haber cuidado más.

Con ‘peros’ y todo el largometraje de Zwick cumple como excelente aventura, con momentos buenos y otros no tan buenos (pero que cumplen), sin dejar de lado el valor que tiene como denuncia. Puede que alguna novia energúmena se lo piense dos veces al pedir su anillo de pedida.

Banner Campaña Menú Especial – La Vieja Bodega

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)