La Berlinale ha sido el primer juez de ’50 Sombras de Grey’, un producto meramente comercial que se ha convertido en un éxito, y sin estrenarse. Todo un logro. La locura. Primero con la saga escrita por E.L.James que vendió libros a porrillo, y ahora con una película que dio para hablar y mucho desde el primer segundo en el que comenzó su gestación.

Primero con la elección de los dos protagonistas. Huyó casi ‘por patas’ Charlie Hunnam y luego los rumores que hablaban del ‘no’ de la productora al ‘guaperas’ de Matt Bomer (el favorito de muchas ‘fans’ de la novela) por su homosexualidad -para nada escondida-. Jamie Dornan, norirlandés (a ver si un día lo van a convertir en 007…), fue el elegido, y ni a mis peluqueras les acaba de llevar al huerto. Un momento ‘kit-kat’:  en su día, fue modelo de Calvin Klein (como el gran Mark Wahlberg).

Para la ‘prota’ femenina, esa ingenua estudiante llamada Anastasia Steele que termina sucumbiendo a los encantos oscuros del millonario Christian Grey, los responsables del filme se decantaron por Dakota Johnson, hija de los célebres-venidos a menos Don Johnson y Melanie Griffith. A ella, la mayor parte de las críticas que son hirientes con la cinta la salvan de la quema. Las opiniones sobre la película, como los culos, para todos lo gustos.

Sombras

‘The New York Post’ dice, por ejemplo, que es hasta ‘cursi’. Uno podría esperar una especie de revisión de las ‘9 semanas y media’, y quizás la cinta se queda precisamente a medio camino. ‘Obligada a complacer’, eso sí, pero sin más. Pan sin sal. Sara Stewart, en el mismo diario, va más allá y hace hincapié en que la cinta se queda corta y no refleja ‘los aspectos más terribles del libro’. En resumen,  un ‘bluff’. ‘Porno suave para señoritas’, escribe Stewart.

Pobres Dornan y Johnson. Con lo que se ha comentado que sufrieron los dos al rodar ciertas escenas. Si a esto sumamos que se cuenta que tenían muy poca química detrás de las cámaras… Apaga y vámonos.

‘Fox News’, por su partedestaca el aspecto comercial. Como para obviarlo. A ver, ’50 Sombras de Grey’ va a hacer caja sí o sí. Eso lo saben hasta en Saturno. ‘Sin duda, la cinta hará taquilla el día de San Valentín’. A una semana del estreno en España, la película llevaba ya casi 140.000 entradas vendidas. De locos. En el mercado mundial, casi 3 millones. Y mucho porno light, pero la cinta ha sido prohibida en países como Indonesia y Malasia, no vaya a ser… Y veremos qué pasa en las salas de países del Golfo Pérsico.

Aquí, en nuestro país, por ejemplo, imagino a ‘parejitas’ dirigiéndose al cine dispuestas a calentar la previa de una noche que tiene que ser especial, y a novios pensando ‘esta es la mía’, con la sonrisa traviesa dibujada en lo labios, los ojos brillantes, la entrepierna preparada porque piensan que esa noche mojan seguro. Poniéndome en el lado masculino porque seguro que habrá chicas que pensarán también que después de esa cita de cine erótica-festiva toca noche traviesa. Si la película consigue algo de esto, podemos considerar la película de triunfadora. ¿Por qué no?

dakota-johnson-in-50-shades-trailer
En otros medios, por ejemplo, ‘The New York Daily’, se destaca el papel de la directora Sam Taylor-Johnson en toda esta historia. Una de las grandes víctimas. Y es que la realizadora tuvo que soportar lo suyo. Presiones por parte de lo productores y de la escritora que quería ver reflejada su novela con pelos y señales. Al final, como suele pasar. Se ha rebajado, y mucho, lo que saldrá en pantalla. Y es que Hollywood se suele cagar a la hora de mostrar el sexo en la gran pantalla. La violencia no, pero el sexo… ¡Puritanos! Y me viene a la mente un comentario famoso de Mel Gibson. El actor y director reconoció en su día que prefería que su hijos vieran un disparo en el cine que una teta.

En definitiva, desde el pito de Bruce Willis en ‘El Color de la Noche’ o las no-bragas de Sharon Stone en ‘Instinto Básico’, parece que la Conferencia Episcopal se ha paseado por lo despachos de Hollywood.

Hay hasta algún loco obsesivo que se ha puesto a cronometrar las escenas de sexo de ’50 Sombras de Grey’. En total, las escenas superan sólo en un poco los 10 minutos de duración. De risa para lo que se esperaba ¿o no? Ni planos polémicos ni escenas escandalosas. ¡Ni prepucios! (a Jamie Dornan se le ve lo justito, chicas). A tener en cuenta (todo supongo sujeto a estrategias de comunicación) que la cinta no ha contado con pases a periodistas especializados. ¿Poca confianza en el resultado final? El caso es que se ha elegido la Berlinale para su estreno, y en el evento alemán no se organizó ni una triste rueda de prensa. Con la de preguntas jocosas que se me estaban ocurriendo.

Banner Campaña Menú Especial – La Vieja Bodega

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 0 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)